Un cabezazo histórico

donnarumma-Milan Italia sub21 MarcadorInt

Nunca un colista celebró tanto un gol en el descuento en la decimoquinta jornada de un campeonato liguero. No fue un gol cualquiera, fue un testarazo de su portero, Alberto Brignoli, el que dirigió el balón al fondo de la red. Una aparición fulgurante en una falta lateral, un cabezazo insospechado en el que el meta del Benevento se anticipó a toda la defensa del Milan para darle al equipo de la Campania el primer punto en su historia de la Serie A. “¿Te acuerdas del primer empate?”, recordarán los más viejos de la ciudad. “¿Recuerdas el gol que marcó nuestro portero en el debut de Gattuso?”, presumirá algún hincha sureño dentro de unos años. Después de perder ante Sassuolo, Cagliari y Torino por culpa de inoportunos goles encajados en el descuento, la suerte viró ante el rival que menos se podía permitir un tropiezo ante ese colista que todavía no había estrenado su casillero de puntos este curso. El conjuro que parecía maldecir al club de una ciudad conocida en Italia por sus leyendas relacionadas con la brujería se rompió.

Benevento 2 (Puscas 50, Brignoli 95′)
Milan 2 (Bonaventura 38′, Kalinic 57′)

Milan vs Benevento - Football tactics and formations

El épico gol del portero del Benevento amargó un debut insípido del nuevo Milan de Gattuso, que necesitará tiempo para encauzar las aguas turbulentas del club rossonero. Quien se sentase delante del televisor por pura casualidad, ignorando la posición de ambos contendientes, no habría llegado a sospechar la distancia de 20 puntos que separa ambos equipos. Ni se podría haber llegado a imaginar que el elenco local, a pesar de contar con futbolistas de menor calidad, había perdido todos los partidos que había disputado hasta el momento. El Benevento esgrimió sus argumentos ante un Milan más agresivo en la presión que en la etapa de Montella, pero igual de inconsistente. En el escaparate que supone un encuentro de estas características para once jugadores que saben que su equipo está condenado a descender a la Serie B, la banda derecha causó bastantes problemas a Ricardo Rodríguez. Brilló el lateral Gaetano Letizia, tan potente como profundo en sus internadas en ataque, que puso buenos centros en sus excursiones ofensivas. También ofreció un buen rendimiento el extremo Marco D’Alessandro, que arrancó en la derecha pero acabó el encuentro en la izquierda, donde su última aportación fue provocar la falta que desembocó en el tanto del empate. Incluso el ariete George Puscas, autor del primer tanto, dejó destellos de su buen hacer en el juego de espaldas a portería.

El Benevento castigó la indefinición de un Milan que no para de recibir golpes. Gattuso reordenó a sus piezas, aunque no logró que el Milan sometiera por completo al conjunto del sur de Italia. Mantuvo la línea de tres centrales y dos carrileros, y acompañó a Montolivo con Kessié en la medular. Suso y Bonaventura se beneficiaron de la libertad que les otorgó el nuevo técnico rossonero en ataque, pero al Milan le faltó constancia en sus prestaciones más allá de un arranque bastante positivo, con 20 minutos de cierta armonía con varios futbolistas moviéndose por delante de Montolivo para ofrecerle distintas líneas de pase. El Milan anotó en dos centros laterales, pero sufrió para controlar un encuentro que terminó con diez después de la expulsión de Alessio Romagnoli. El equipo de Gattuso reculó, cedió la inciativa, introdujo cambios defensivos y permitió al Benevento soñar con sumar su primer punto de la temporada. A base de insistencia lo mereció. En Benevento suceden cosas extraordinarias. Como subir de Tercera a Primera en dos temporadas. Como encadenar catorce derrotas seguidas en el debut en la Serie A. Como sumar el primer punto del curso ante un club siete veces campeón de Europa.

Y hacerlo con un gol del portero en el descuento.

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*