El club que se abre paso en Italia con un nombre alemán

ProductImageGetMagick

Las diferentes categorías del calcio italiano viven estos días sus play-off de ascenso y descenso. En la ruta hacia la Serie A, dos duelos de semifinales: Brescia-Livorno y Novara-Empoli. Los dos con 1-1 en la ida y con goles de delanteros de la vieja guardia, como Maccarone del Empoli o Caracciolo del Brescia.

La dureza de la legislación deportiva italiana con los equipos que no pagan sus deudas provoca que cada año muchos clubes se refunden en categorías inferiores. Y en los play-off siempre encontramos nombres de equipos históricos luchando por el retorno a divisiones superiores.

En primer lugar tenemos la lucha por llegar a la Serie B. El Trapani siciliano ha ascendido de forma directa y ya hablamos de ellos en este post en la web. El otro ascenso fue para un histórico, el Avellino, protagonista de duelos regionales calientes con el Nápoles y con pasado en la Serie A. Los ‘lupi’ vivieron una de estas historias de refundación, hundimiento y retorno. En la final entre los dos equipos para decidir el campeón, ganó el Avellino.

En los play-off de ascenso a esta Serie B tenemos otro duelo entre equipos grandes que pueden llenar estadios; representantes del orgullo de ciudades históricas y con pasado en la Serie A: Pisa-Perugia. Los dos equipos han jugado en los últimos años en la Serie D después de dolorosas refundaciones. Ha sido una época dura para la hinchada del ‘grifone’, un club que recuerda esos años dorados en el Renato Curi con Nakata, Ravanelli o Materazzi.

Además del atractivo Pisa-Perugia, el otro duelo de semifinales en este grupo B es un Nocerina-Latina. El equipo de Nocera Inferiore, en la Campania, lucha por recuperar la categoría que perdió en 2012. El Latina tiene su sede en el interior de la región del Lazio. Campeón este año de la Coppa Italia Lega Pro (la Copa Federación italiana), los “Leoni Neroblu” nunca han jugado en la Serie B.

En el grupo A, un gigante como el Lecce busca el ascenso después de perder la categoría en los despachos por la participación de algunos de sus jugadores en el caso “Scommessopoli”. Con una plantilla diseñada para la Serie B con hombres como Chevantón, el Lecce es el favorito contra el modesto Virtus Entella, equipo de Chiavari, ciudad portuaria de la Liguria. El Virtus Entella nunca ha jugado en la Serie B.

La otra semifinal del grupo A la juega el Carpi, equipo de una ciudad en la provincia de Módena que busca volver a la Serie B. Su último año en esta división fue en 1928. Si asciende, jugará derbi con el Módena y le dará más peso a una región que este año ha visto el ascenso a la Serie A del Sassuolo. El rival del Carpi en estas semifinales es el equipo de fútbol profesional con sede más al norte de Italia: el Südtirol.

El sueño del Südtirol

De todas las regiones italianas, sólo cuatro no pueden recordar uno de sus equipos en la Serie A:  Molise, Val d’Aosta, Basilicata y Trentino – Alto Adige. Esta última región se encuentra dividida en dos zonas diferentes: la Provincia autónoma de Trento y la Provincia autónoma de Bolzano. En Trento la lengua mayoritaria es el italiano. En la provincia de Bolzano, el alemán. Esto explica el nombre de este club de fútbol que lucha por el ascenso a la Serie B: Fußball Club Südtirol-Alto Adige.

ProductImageGetMagick

En  la región de Bolzano siempre ha existido un fuerte nacionalismo tirolés. El principal partido político de la zona defiende la autonomía. Otros defienden la unión con Austria. Y unos terceros piden un Tirol independiente de italianos y austríacos. En la región  el 75% de la población habla alemán, aunque en  la capital, Bolzano, el italiano es mayoritario desde los años del fascismo, cuando Mussolini fomentó la inmigración para ‘italianizar’ una zona que formaba parte del Imperio austrohúngaro hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

No es una región fácil de entender. Los carteles “Süd-Tirol ist nicht italien!” (Sud-Tirol no es Italia) llenan las carreteras y en los años 70 el terrorismo independentista dinamitó puentes, postes telefónicos o destrozó coches con matrículas poco oportunas. El terrorismo de los nacionalistas italianos atacó sedes y actos políticos. En esa época se temía que esta zona acabara como una pequeña Irlanda del Norte… con paisajes nevados.  El principal partido de la zona pacta a veces con la derecha italiana y otras veces con la izquierda.  A los italianos los llaman “Walsche” (extranjero en dialecto) y los colores rojo y blanco simbolizan la unión cultural con el Tirol. Aquí el mar queda lejos y se mira hacia las cumbres. Esta región ha dado grandes alpinistas y medallistas en deportes de invierno al deporte italiano como Gustav Thöni, Carolina Kostner o el eterno Reinhold Messner, el primer hombre que coronó todas las cimas de más de 8.000 metros. En el SüdTirol, los partidos de hockey sobre hielo atraen más público que el fútbol. El Bolzano, por ejemplo, jugó en la Serie B en los años 40 y luego se hundió: ahora milita en la séptima división italiana. Así que la responsabilidad de representar a esta región en los terrenos de juego es de este Fußball Club Südtirol-Alto Adige.

El club se fundó en Bressanone (Brixen en alemán), una ciudad dónde el 72% de la población habla alemán. El año 2000 el club se bautizó oficialmente con este nombre para intentar captar público en toda la región. Por esas mismas fechas ascendió por primera vez al fútbol profesional y abandonó su terreno de juego por problemas legales. Ahora juega en el Druso, el estadio de Bolzano, el único apto para el fútbol profesional con capacidad para unas 4.000 personas: una prueba de que en la región el fútbol nunca fue una prioridad. Si llega el ascenso a la Serie B tocaría invertir dinero para modificar el campo, pues no es precisamente una maravilla. El Süd-Tirol mueve a unos 1.500 hinchas por partido y, cosas de la vida, sus aficionados utilizan mayoritariamente la lengua italiana. Pese al nombre de la entidad, los tiroleses apuestan por el esquí o el hockey sobre hielo. Y este equipo con nombre alemán es animado con cánticos en italiano. El canal oficial del club apuesta por los dos idiomas y el equipo une a las dos comunidades en las gradas los días importantes, como el de la derrota contra el Lecce… con gol y celebración muy personal de Chevantón.

El Süd-Tirol, por cierto, apuesta fuerte por su equipo femenino y en 2012 sus chicas ascendieron a la Serie A. En el vídeo queda claro que las jugadoras, todas locales, gritan de alegría en alemán.

El play-off de ascenso a la Serie C1

En el play-off de ascenso a la Serie C1 entran otros nombres de equipos con cierta fama, como el Venezia, refundado por sus hinchas, o el Monza. Los cuatro equipos que han ascendido directamente tampoco son desconocidos. La Salernitana, refundada este mismo verano con el dinero del propietario de la Lazio, Claudio Lotito, recupera una categoría pese a que sus aficionados no aman al nuevo dueño. También ha ascendido el Pro Patria, equipo lombardo donde jugó unos partidos Kubala en los años 40 y famoso esta temporada por el indigno comportamiento de sus hinchas en un amistoso contra el Milan. Los otros dos que han subido son el Savona y el Pontedera. Este último, equipo toscano, fue famoso en 1994, ya que jugó un amistoso contra la selección italiana de Sacchi antes del Mundial de  Estados Unidos… y ganó.  La ‘Gazzetta’ tituló al día siguiente: “Il Pontedera ai mondiali”.

Related posts

5 comments

hola consulta hay pruebas para entrar al equipo yo voy de vacaciones a ese ciudaad . queria saber alguna immformacion por favor .. tengo ganas de probar .. gracias 🙂

Deja un comentario

*