El Empoli asusta, Torres ilusiona

Inzaghi - Milan - Roja Directa

En espera de solidez, el Milan de Inzaghi regala emociones. Magullado por la derrota contra la Juve, el equipo ‘rossonero’ salió al terreno de juego de Empoli con algunas novedades, la principal, el debut de Torres. Con el delantero español atacando por el centro y Menez y Honda con libertad por su espalda, el Milan confiaba en reencontrar la senda de la victoria y, en lugar de eso, ha sido zarandeado por un Empoli maravilloso. Durante los primeros 30 minutos el equipo de Maurizio Sarri le ha dado un baño tremendo a un Milan imposible de reconocer. El equipo lombardo, con su 4-3-3 previsible, jugaba como si fueran dos equipos diferentes. Partido, sin alma, con De Jong y Muntari superados en el centro del campo.

El Empoli, líder en casi todas las apuestas sobre quién bajará junto al Cesena, ha jugado como debe jugar: sin miedo, sin nada que perder. Plasmando un 4-3-3 con Tavano, Verdi y Pucciarelli, el equipo toscano se ha puesto el mono de trabajo. Y Simone Verdi ha decidido demostrar al Milan que quizás se equivocó cuando lo vendió y el equipo toscano ha mordido en la yugular a un Milan con pies de barrio. De poco sirve jugar con Torres y Ménez si no les llegan balones y con la defensa lloras más que con el final de Titanic o ET. El Milan aún sigue siendo la fiel imagen de Inzaghi como jugador: ataca mejor que defiende, tiene agallas aunque también ciertas carencias tácticas. La forma de defender las jugadas de los dos goles locales ha sido una buena muestra, con Bonera saliendo en las fotos. La defensa del Milan se ha convertido en una mezcla de película de humor y terror. Los hinchas rossoneros se asustaron con Bonera y Zapata tanto como si hubieran encontrado a Freddy Krueger tomando un helado con tu novia. Y los hinchas rivales se han reído de lo lindo con los goles de Tonelli y Pucciarelli. Durante 30 minutos, el Milan no fue el Milan. Perdía 2-0 y el balón lo acariciaba con criterio el Empoli, que casi mete el 3-0 en una jugada de Verdi.

Torres se ha pasado esos minutos corriendo arriba y abajo, como un pollo sin cabeza, sin tocar balones. En un estadio incómodo (el Castellani, con sus gradas provisionales es un escenario poco elegante) y con tu equipo zarandeado, Torres lo miraba todo con ojos asustados. Aunque después de los primeros 30 minutos las cosas han cambiado. El otro debutante del día, Van Ginkel, se ha lesionado y ha entrado Bonaventura. Y el Milan ha mejorado: con Honda tocando balones y Torres marcando de soberbio testarazo antes del descanso. Era la primera ocasión de los lombardos. Y el primer gol del ‘Niño’. Antes del descanso, el Empoli ha pedido un penalti por manos involuntarias de Bonera y Sarri, el entrenador local, ha acabado en la grada, expulsado.

Inzaghi - Milan - Roja Directa

Filippo Inzaghi ha dirigido sus primeros cuatro encuentros en el banquillo del Milan (Foto: Roja Directa)

En la segunda parte Inzaghi ha puesto sobre el tapete verde a Poli, por un Muntari amonestado y enloquecido, camino de la segunda amarilla. Y con Poli y Bonaventura, el Milan ha ganado toque, presencia, proyección ofensiva. Aunque el Empoli ha avisado con dos ocasiones (una muy clara del veterano Tavano) el segundo tiempo ha sido un monólogo lombardo. Torres, cada vez más acompañado, mejoró cuando el equipo lo empujó hacia el área rival. Así disparó a las manos de Sepe y protagonizó una jugada maravillosa, jugando con la defensa toscana. Jugada que Menez ha acabado con un disparo al travesaño. El francés partía de la izquierda, Honda de la derecha y Torres jugaba de nueve, aunque los tres han demostrado capacidad para crear complicidades y modificar el esquema en función del momento. Así ha llegado el 2-2 de Honda, con el japonés encarando, centrando su posición y empatando con un buen disparo.

Hasta el final, el Milan ha buscado el 2-3 sin fortuna. Inzaghi ha apostado por Pazzini, en lugar de un Torres cansado. Y el Empoli, pese a acabar con 10 hombres, ha aguantado firme. Los toscanos suman 2 puntos después de dos empates a dos consecutivos. El Milan encadena dos jornadas sin ganar y se queda en 7 puntos. Aunque el segundo tiempo, con un Torres muy vivo y Ménez en plan estrella, permite a los milanistas pensar que no ha sido todo lo horrible que podía parecer después de los primeros minutos. La pesadilla acabó en susto. Y ‘El Niño’ marcó su primer gol en la Serie A.

Related posts

1 comments

Esta muy lindo el Calcio. El Milan por lo menos se deja ver, el año pasado era muy aburrido verlos. Buena comparación con las pelis pochocleras.

Deja un comentario

*