El fútbol es vida

Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
18/11/2013
The team of Italy ( top left to right ) Thiago Motta, Mario Balotelli, Andrea Ranocchia, Angelo Ogbonna, Christian Maggio, goalkeeper Salvatore Sirigu ( bottom left to right) Emanuele Giaccherini, Riccardo Montolivo, Manuel Pasqual, Giuseppe Rossi, Antonio Candreva before the International Friendly match at Craven Cottage, London.

Ha concluido durante estos últimos días la etapa de Giuseppe Rossi con la Fiorentina, al menos por ahora. Quizás sea más un “hasta luego” que un “adiós”, pero la realidad es que los recurrentes problemas físicos le han impedido jugar al fútbol con regularidad y eso para un jugador es sinónimo de infelicidad.

La carrera de Rossi nunca volvió a ser la misma ni volverá a ser la misma tras lo acontecido en el Estadio Santiago Bernabéu la tarde del 26 de octubre del año 2011 cuando Mario Gaspar tuvo que sustituir en el minuto 60 al italiano tras romperse el ligamento cruzado de la rodilla. El Villarreal perdió por 3-0 frente al Real Madrid, pero sobre todo el fútbol perdió aquel día a la mejor versión que conocimos de ‘Pepito’ Rossi, un futbolista afianzado ya en esa época como uno de los mejores delanteros del panorama europeo.

En los 4 años y 3 meses que han pasado desde entonces (con distintas recaídas y otros problemas físicos), Giuseppe Rossi, autor de 32 goles con el Villarreal en el curso 2010/11, ha podido jugar 44 partidos (solo 9 de forma completa) y aun así ha anotado otros 20 tantos en esos 2562 minutos que las lesiones y la profesión le han permitido disfrutar desde que se lesionó de gravedad la rodilla por primera vez. Su talento, no obstante, no desapareció y en la Serie A 2013/14 volvió a recordar al mundo de lo que era capaz: terminó la primera vuelta como máximo goleador con 14 tantos, hat-trick incluido a la Juventus.

Ahora que hace las maletas para buscar en España los minutos que le faltaban en Florencia durante las últimas semanas, una aficionada de la Fiore le ha transmitido a través de ‘Twitter’ que “se sentía traicionada” por su marcha del equipo. “He dado lo máximo en todo lo que he hecho entre la recuperación y los entrenamientos durante este tiempo. Pero es duro cuando las oportunidades son escasas y sin continuidad. El fútbol es vida para mí y si me lo quitan no puedo ser feliz nunca. Espero que los aficionados viola me puedan entender porque quiero recuperar la sonrisa”, ha contestado Rossi a esta aficionada.

La sonrisa y el fútbol espera recuperarlos en el Levante.

Foto de portada: Focus Images Ltd / Giuseppe Rossi en su penúltimo partido con la selección italiana (18 de noviembre de 2013)

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*