El Inter acelera la caída libre romanista

Roma Rudi Garcia -  Università Campus Bio-Medico di Roma

Mauro Icardi selló la victoria del Inter contra la Roma en el minuto 88. El ariete argentino anotó su 17ª diana en Serie A después de completar una maniobra formidable dentro del área. Una acción de delantero centro de primer nivel en la que recibió de espaldas y se giró ante la oposición de Manolas para soltar un latigazo que De Sanctis, algo blando, no pudo atajar. El triunfo permite al Inter colocarse momentáneamente en la séptima plaza a falta de lo que suceda este domingo, pero sobre todo complica los objetivos de la Roma, que en 2015 ha visto cómo no sólo ha dejado de competir por el título de liga, sino que ve peligrar la tercera plaza. El conjunto capitalino sólo ha ganado cuatro partidos de liga este año. Y ya estamos cerrando el mes de abril.

Icardi (interstreaming)

El gol de Icardi dio la victoria al Inter. Foto: interstreaming

Lo peor para la Roma fue que nunca pareció estar cerca de la victoria. Podía dominar el esférico ante un Inter agazapado a la espera de contraatacar con Palacio e Icardi en punta, pero la circulación de balón fue bastante lenta y previsible y ni Gervinho ni Ibarbo se mostraron demasiado desequilibrantes por los flancos. El colombiano dejó alguna acción de mérito, pero en líneas generales el Inter estuvo bastante cómodo. En una época en la que es más fácil llenar San Siro con un concierto de Jovanotti que con un partido del equipo de Mancini, los nerazzurri poco a poco van construyendo una base sobre la que edificar la próxima temporada, pues disponen de varios futbolistas con proyección. La última novedad ha sido la aparición del joven centrocampista marfileño Assane Gnoukouri, titular por segunda semana consecutiva en las filas interistas. Arrancó de inicio en el derbi contra el Milan y repitió contra la Roma. Completó una primera mitad notable como mediocentro. Le falta pulir un poco el poderío físico que se le intuye a los 18 años, porque aún no es una roca, pero exhibió una llamativa zancada y un preciso desplazamiento en largo, además de una técnica más que correcta para girarse y tocar sin complicarse. Recuperó y movió el balón con acierto. Por otra parte, Shaqiri se quedó en el banquillo por tercer encuentro consecutivo. Lo justificó Hernanes con un golazo en la primera mitad: el brasileño abrió la lata con un zapatazo desde la frontal.

No existe un caso Shaqiri. Lo compramos en enero seguros de que será un jugador importante en el futuro. Pero en este periodo está en un bajón de forma, mientras algunos otros están mejor que él. En estos momentos, Hernanes se merece jugar. Aunque estoy convencido de que Shaqiri hará grandes cosas el próximo año. ¿Gnoukouri? En primer lugar debo felicitar al staff del equipo Primavera, porque ha estado poco tiempo con ellos. No siente la presión y tiene un enorme margen de mejora en lo físico y técnico.

Mancini, en la rueda de prensa previa al partido.

Sin embargo, en la segunda mitad Ranocchia arruinó todos aquellos titulares que apuntaban al favor que le hacía Hernanes a su exequipo, la Lazio, que es el primer beneficiado por la victoria interista. El otro equipo de la capital, donde militó el mediapunta brasileño antes de fichar por el Inter, es el principal candidato a ocupar la segunda plaza de la Serie A tras el desplome de los hombres de Rudi Garcia en 2015. Pero Ranocchia, que antes había evitado varios remates claros de los visitantes, perdió un balón en campo propio y propició un contraataque que la Roma no desaprovechó: Pjanic, libre en tres cuartos, asistió a Nainggolan, que fusiló a Handanovic a falta de media hora para el final. El gol llegó en el mejor momento de los giallorossi, que dominaron el centro del campo a raíz de la entrada de Keita por un discreto Totti, lo que ubicó a Pjanic en la media punta y garantizó posesiones más largas.

Más llamativa fue la respuesta de Mancini, que introdujo tres cambios ofensivos para buscar la victoria. Entraron Kovacic, Shaqiri y Podolski para refrescar tanto el centro del campo como el ataque de los locales. El Inter terminó con Hernanes y Kovacic formando una especie de doble pivote, Podolski y Palacio en las bandas y Shaqiri suelto en la media punta por detrás de Icardi. Los de Mancini se mostraron más ambiciosos que la Roma, superada en el tramo final, y generaron ocasiones para llevarse la victoria. Icardi falló una muy clara en el 83′, pero no perdonó en el 88′, después de que Podolski lo encontrara dentro del área. El tanto del delantero argentino complica la vida a una Roma que ya sufre ante la amenaza que supone el Nápoles de Benítez, que se situaría a dos puntos de la tercera plaza, de acceso a la Champions, si gana este domingo en San Paolo ante la Sampdoria.

XI Inter vs Roma

Inter al inicio del partido (izquierda) y al final (derecha). Infografía: sharemytactics.com
Foto: Università Campus Bio-Medico di Roma

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*