El largo camino de Simone Zaza

Zaza Focus

Simone Zaza es joven. Con 23 años, ha debutado en la selección absoluta con un gol en su primer partido oficial, contra Noruega. Con Antonio Conte, dos partidos y dos partidos con Zaza: contra los Países Bajos y contra Noruega.

El nombre de Zaza, pues, comparte titulares con Conte. Y el nuevo seleccionador de Italia amenaza con convertir este delantero en el símbolo de su nuevo estilo: “Quiero jugadores con fame, no con fama”, dijo después de ganar a los noruegos. Jugadores con hambre (fame en italiano) y no con la fama, cómo no, de Balotelli.

Zaza Focus Italia

Zaza con la selección italiana (Foto: Focus Images Ltd)

Primera etapa: Basilicata

Con 23 años, Zaza llega a la selección después de una largo periplo. Pese a ser joven, se ha pateado toda Italia, de punta a punta. Nacido en unas de las regiones de donde han salido menos jugadores, Basilicata, Zaza fue fichado por el Atalanta. O sea, de punta a punta. Zaza nació mirando al mar en la costa de Basilicata, una región eternamente olvidada. Situada entre la Apulia (la tierra de Conte) y Calabria, ha sido siempre una región pobre y seca. La picaresca italiana se inventó eso de que algunas zonas de la Basilicata eran tan pobres que ni Cristo llegó allí. Como si aún vivieran de ritos paganos. Era un sitio tan duro que el régimen de Mussolini mandó a muchos presos políticos a sus pueblos en los famosos exilios internos. Allí acabó el gran escritor y pintor Carlo Levi, quien recordó esos días en su famoso “Cristo se paró en Éboli”.

Zaza no nació en el interior de la Basilicata, en esa Lucania que ahora se reformula con su vino y su turismo. No, nació cerca, en la costa, en Policoro, y siempre vivió en Metaponto. Un trozo de costa que busca su sitio pues las playas famosas las tiene la Apulia y las costas escarpadas, Calabria. En ese rincón de la suela del zapato italiano nació Zaza. Allí pateó balones, mirando el mar y sin dar importancia a los templos griegos que atraen algunos turistas por la zona. Hasta que lo descubrieron los ojeadores del Atalanta. Como Di Natale o Montella, Zaza era otro buen delantero del sur descubierto por equipos del norte antes de los 15 años.

Segunda etapa: Pisa

Zaza sólo tenía 11 años cuando el Atalanta lo descubrió. El club bergamasco pactó con la familia mandar al chico a Pisa, en la Toscana, para jugar en el Valdera, un club afiliado al Atalanta. De los templos griegos, a las catedrales del renacimiento. De la Basilicata a la Toscana siendo un niño. El viaje había empezado.

Tercera etapa: Bérgamo

Con 14 años es llamado a Bérgamo por el Atalanta. Tercera etapa, Bérgamo, en la Lombardía, más al norte. Allí sigue metiendo goles y con 15 ya debuta en el equipo Primavera. Y con 17 años Gigi Del Neri lo convoca con el primer equipo y debuta en la Serie A en un Atalanta-Chievo de marzo del 2009. En un Atalanta-Palermo debuta como titular, con el 99 en la espalda. Pese a quemar etapas rápido, la carrera de Zaza sufrió aquí el primer contrapié. La siguiente temporada se quedó atrapado entre jugar en el primavera y no gozar de minutos en la Serie A. Así que decidió no renovar y escuchar ofertas. Y la Sampdoria lo fichó.

Cuarta etapa: Génova

Zaza firmó un contrato de 4 años aunque la primera temporada, de nuevo, la pasó en el Primavera; aunque sí entrenó casi siempre con el primer equipo jugando dos partidos en primera, uno de ellos un derbi contra el Genoa. Al final de la temporada 2010/11 la Sampdoria perdió la categoría. Fue un golpe. Zaza se incorporó al primer equipo ese verano del 2011, aunque lo cedieron, pues Pozzi, Maccarone, Piovaccari o Pellé le sacaron ventaja.

Quinta etapa: La Campania

Zaza fue cedido a la Juve Stabia, equipo de Castellamamare di Stabia, en la costa campana, no muy lejos de Nápoles. Era el primer año en medio siglo de la Juve Stabia en la Serie B y, cosas de la vida, el entrenador Piero Braglia optó antes por el lituano Danilevicius y Marco Sau, goleador del equipo (ahora en el Cagliari). Zaza jugó sólo dos partidos en medio año, así que la Sampdoria decidió acabar con la cesión y enero lo mandó para otro sitio.

conte foto: sunnys45Antonio Conte, seleccionador de Italia (Foto: sunnys45)

Sexta etapa: Viareggio

Fue cedido a la Serie C1, la segunda B, al Viareggio, no muy lejos de Pisa. Zaza conocía la ciudad, famosa por su carnaval y por su torneo juvenil. Lo había jugado y ahora volvía en un momento muy peligroso de su carrera: en dos años, había pasado de jugar en la Serie A a la cesión a un club que luchaba por no bajar a cuarta. Zaza reaccionó y metió 11 goles en 18 partidos de liga, sacando al equipo de la zona de descenso. El Viareggio acabó jugando en play-out contra el Monza. Contra el equipo lombardo, el Viareggio se jugó no bajar. Y Zaza metió dos goles en el partido de vuelta, ganado por 4-1. En la Toscana, Zaza despertó.

Séptima etapa: Ascoli

El verano del 2012, la Sampdoria volvía a la Serie A. Zaza, no. El equipo genovés lo cedió por tercera vez, en esta ocasión al histórico Ascoli, que jugaba en la Serie B con mil problemas económicos. Zaza mostró que era otro. Con confianza y carácter. Se peinó como un mohicano y se pasó toda la temporada metiendo goles. Marcó 18 en 35 partidos pese a jugar en un equipo limitado, sin recursos. El Ascoli vivía en el precipicio, cerca de descenso, y los goles de Zaza eran su único recurso. En la última jornada, el escenario era dramático. El Ascoli jugaba en el campo del Cittadella: con un empate, jugaría la promoción para no bajar. Si perdía, bajaba. Y perdió 1-0 con gol en el 94 de los locales. Jugando con 10 hombres, el Ascoli aguantó como pudo y Zaza disparó al travesaño. Con su cresta, acabó llorando. Otro descenso.

Octava etapa: Sassuolo

Zaza volvió a la Sampdoria triste. Aunque su talento lo puso en el mercado. Internacional sub’17, sub’19 y sub’21, su buen año en el Ascoli llamó la atención de diferentes equipos. Y los que más lucharon fueron la Juventus y el Sassuolo, acabado de ascender a la Serie A. Al final, la Juve compró el 50% de sus derechos. Y el Sassuolo, la otra mitad. Además, con tanto delantero en la Juve, el Sassuolo se aseguró gozar de sus servicios esa temporada. Volvía a la Serie A en una nueva región, la Emilia Romaña. Con 22 años, era la séptima región. La octava ciudad. Ya era un trotamundos.

El resto es conocido. Zaza causó sensación con Berardi y el Sassuolo compró todos los derechos sobre el delantero por 7.5 millones. Aunque la Juve se guarda una opción preferencial de fichar al jugador por 15 millones hasta el junio del 2015 y de 18 millones después.

Ya sin la cresta, Zaza ahora juega con barba. Atrevido y agresivo, ha debutado con Conte en la absoluta. Dispara con violencia, es ágil, fuerte y trabajador. Conte pidió jugadores que después del partido sufran calambres por el cansancio acumulado. Y Zaza acabó el partido contra Noruega frito. Con sus 23 años, su viaje sigue. Con Conte de capitán, esperan otros puertos.

zaza foto: Giovanni Donnarumma

Simone Zaza (Foto : Giovanni Donnarumma)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

de verdad crees que con jugadores de este estilo Italia puede llegar lejos como piensa Conte?
En mi opinión este tipo de jugadores te puede hacer llegar lejos en las competiciones, pero en partidos importantes como semifinales y finales a parte del trabajo se necesita el talento diferencial de jugadores como Balotelli por ejemplo.

Soy de Argentina, me quisiera comunicar con Simone Zaza, mi abuelo materno tenia apellido Zaza Jose, saber si somos familia nada mas.

Deja un comentario

*