El mejor Nápoles

Benítez - Nápoles - calciostreaming

Dos de los gigantes del fútbol italiano. Dos de las posibles alternativas para arrebatarle el título a la Juventus. Al menos para competir con los bianconeros, luchar con ellos hasta las últimas jornadas. Aunque, a diferencia de la Roma, los primeros meses de temporada del Nápoles de Rafa Benítez han sido bastante decepcionantes. Dolió la eliminación en la previa de Champions y los partenopeos se han dejado puntos en varios encuentros que deberían haber ganado. Al final, irregularidad en los resultados y malas sensaciones ante los equipos que le conceden pocos espacios. Sin embargo, emergió la mejor versión del Nápoles en un encuentro de tensión en las horas previas por lo acontecido en el último precedente (final de Copa) y que se jugó en un horario poco habitual por ese motivo, tal y como explicó Toni Padilla esta tarde en Marcador Internacional.

Los mejores minutos de la temporada

El Nápoles exhibió su mejor fútbol en los compases iniciales. Los de Rafa Benítez empezaron con una intensidad bestial que sorprendió a la Roma. Maggio y Ghoulam empujaban desde los laterales, Hamsik aparecía entre líneas, Callejón trazaba sus peligrosos desmarques a la espalda de la zaga e Higuaín peleaba todos los balones con los centrales rivales. La presión napolitana era agresiva, a una altura considerable, y no permitía que la Roma saliera cómoda. En cierto modo, se repitieron varios de los errores que vimos contra el Bayern en el último choque de Champions. El Nápoles anuló el centro del campo rival, robaba el balón arriba y atacaba una y otra vez. Generaba ocasiones sin parar. Así llegó al minuto 12 con el marcador a favor, después de que Higuaín rematara un disparo de Insigne que rebotó en un defensa visitante. El 1-0, no obstante, hasta era corto, pues Callejón se topó con el larguero e Insigne se quedó cerca de marcar en un par de ocasiones más.

La inspiración de Insigne

La mejor versión del Nápoles coincidió con un Insigne particularmente inspirado en el flanco izquierdo del ataque. Discutido en múltiples ocasiones, el pequeño diablo partenopeo mareó a Torosidis a lo largo del choque. Recibió y encaró a menudo con acierto, pero no sólo fue desequilibrante a través de sus regates. También filtró buenos pases para Higuaín, Hamsik y Callejón, provocó faltas y participó de forma constante en los ataques de su equipo. Amenazó con su disparo (así llega el 1-0, de hecho) y así puso en problemas a De Sanctis. Ayudó, eso sí, la fragilidad defensiva de una Roma que se mostró especialmente insegura en su retaguardia.

Insigne FocusInsigne jugó un magnífico partido contra la Roma. Foto: Focus Images Ltd.

Exhibición de Koulibaly

Poco a poco parece que el defensa francés se va asentando en el equipo de Benítez. Ha sido titular en las 10 jornadas de la Serie A y su rendimiento parece que mejora. Cuajó un encuentro para el recuerdo. Bien colocado, despejó de forma contundente los centros laterales y balones frontales que la Roma puso en su área. Además, se anticipó a menudo a Totti en la primera mitad y a Destro en la segunda e incluso aportó una más que correcta salida con el balón en los pies. Koulibaly apenas cometió errores. Leyó muy bien el choque e incluso estuvo cerca de firmar una de las mejores acciones de la temporada en el Nápoles: asistió a Callejón en una ocasión de gol clarísima, que sacó Nainggolan bajo palos, después de marcarse una carrera antológica de más de 50 metros. Si es capaz de mantener este nivel en los choques de exigencia, el central de 23 años tendrá pocos detractores.

Gargano solidificó el centro del campo

Al Nápoles le costó mantener su mejor nivel a lo largo del choque. La Roma despertó después de un inicio difícil y alejó al Nápoles de su área en varios tramos del encuentro. Sobre todo en los primeros compases del segundo tiempo, cuando los de Rudi Garcia dieron dos pasos hacia delante y empujaron al Nápoles hasta su área. Entonces, cuando parecía que la Roma haría sufrir a los partenopeos, Gargano sustituyó a Hamsik. El futbolista uruguayo pasó a formar pareja con David López en el doble pivote y el centro del campo del Nápoles, entonces algo desgastado, recuperó su consistencia. Gargano robó varios balones, aportó intensidad y provocó la pérdida que terminó en el 2-0 de Callejón. Asistió Higuaín y marcó el atacante español (8 goles en 10 jornadas), pero quienes fuerzan el error de Nainggolan en su propio campo fueron Inler y, sobre todo, Gargano.

Foto de portada: calciostreaming

Related posts

2 comments

¿Hasta cuándo habrá que esperar para ver a Callejón ocupando el puesto que ocupa a día de hoy Pedro en la selección? Por rendimiento, potencial y polivalencia táctica, merece ir convocado. En el Napoli lleva una temporada y lo que va de la presente jugando de maravilla, aportando muchísimo trabajo, presión, juego entre lineas, asistencias, goles… además, tiene mucho carácter, y no se viene abajo así como así.

Deja un comentario

*