El Milan se quema y el Parma se eleva a los cielos

Amelia Milan - calciocatania

Bienvenidos al infierno. Los hinchas del Milan siempre presumieron de ser diablos, símbolo histórico de la entidad. Pero ahora el diablo se quema en el infierno. El efecto Seedorf ha desaparecido y la guerra civil empezó en San Siro. La hinchada rossonera ha presenciado la enésima derrota de sus chicos.

Después de encajar cuatro goles en Madrid la idea del Milan era reaccionar. Pero el Parma también le ha metido cuatro a un equipo que, en caso de victoria de la Juve, quedaría a 40 puntos del liderato. Y 10 de la zona que te da derecho a las competiciones europeas.

La hinchada empezó el partido en pie de guerra, con cánticos y pancartas contra los jugadores y Galliani. Y ya a los 6 minutos Schelotto se escapó en solitario, fue derribado por Abbiati y forzó un penalti. Abbiati fue expulsado y Cassano no falló: 0-1. Seedorf sacó a Essien y puso Amelia en la portería, mientras los hinchas perdían la paciencia.

Amelia Milan - calciocatania

El Parma encadena 16 jornadas sin perder. Se sintió cómodo con un hombre más. Para el Milan fue una tortura ver un equipo entrenado por una vieja gloria local, Donadoni, volar en su casa. Cuando en el segundo tiempo Cassano marcó el segundo, el resultado era justo. El Parma juega de memoria. Juega a fútbol. El Milan era un quiero y no puedo. Balotelli, siempre ausente, disparó al palo con 0-1, pero fue una sombra. Sólo Kaká le pone corazón. Fue el brasileño quién lideró la reacción milanista, con más corazón que cabeza. Rami, que entró por Emanuelson en un buen movimiento de Seedorf, marcó el 1-2 y luego Celi se inventó un penalti después de un piscinazo de Montolivo. Balotelli no lo falló rompiendo una racha de semanas sin marcar.

Con 10 hombres, el Milan parecía calmar las aguas. Poli y Montolivo, de los pocos apoyados por unos hinchas que insultaron a los suyos cuando llegaron en autobús al estadio, permitieron ver buenos momentos del equipo de Seedorf, aunque siempre que Cassano tocaba el balón, el Milan temblaba. Amelia y Bonera evitaron más goles del Parma. Aunque el equipo de Donadoni golpeó justo después del 2-2. Casi en la siguiente jugada, Amauri, que había entrado en la segunda parte, remató de taco un centro de Schelotto: un golazo que se convirtió en un puñetazo directo a la barriga del Milan. El equipo lombardo se convirtió en un juguete roto y en los últimos segundos Biabany marcó el 2-4.

El Milan ha ganado sólo 9 partidos de 28 en la liga. Ha perdido 5 de los últimos 6 partidos oficiales. A 12 puntos de la zona de descenso, se pierde en mitad de la tabla, lejos de Europa, lejos de todo. Con guerra civil en los despachos. Con la hinchada cargando contra todos. Sin corazón, sin rumbo. Aunque justo es decir que, como le sucedió en el Calderón, perdió contra un equipazo. Donadoni ha armado un Parma maravilloso. Y Cassano se marchó de San Siro enviando un mensaje a Prandelli: “Quiero ir al Mundial”.

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*