El reino de los errores

Mancini FOcus

Uno se esperaba un partido flojo. Y fue un partido flojo. Poco queda de la grandeza del fútbol milanés, durante tantos años el más grande de Europa. Así que cada vez que se pronuncia el nombre de uno de los jugadores que brillaron en San Siro, uno nota pinchazos dolorosos por todo su cuerpo. Milan, ahora, es dolor.

El derbi del debut de Mancini, al final, fue mejor de lo esperado si las expectativas eran bajas. Vimos ocasiones y algo de emoción, aunque casi siempre por errores defensivos que permitían a los delanteros fallar goles. Al final, el jugador más constante fue Diego López, que sacó dos ocasiones buenas del Inter. Handanovic ni eso. En un partido presidido por los errores, lo mejor del Milan fue la maravillosa jugada del gol. Essien, cedió el balón a El-Shaarway (sabía decisión), el faraón centró y Ménez puso la pelota en la portería con delicadeza, de primeras. Un gol maravilloso, dulce, estético. Lo mejor del Inter fue ir a la cama sabiendo que ha llegado un entrenador nuevo que ordenará un poco la casa. Mancini, sin ser ambicioso, supo encontrar soluciones en el segundo tiempo, modificando la posición de Guarín y Palacio. Y su Inter pasó de ser un ladrillo con forma de equipo de fútbol a ser un equipo digno.

Milan-InterLas formaciones del Milan-Inter (Foto: sharemytactics)

Milán se desangra con sus equipos dejándose puntos. Van perdiendo oportunidades de pugnar por la tercera plaza, aunque suerte tienen que Nápoles, Lazio, Sampdoria y compañía tampoco tiene la capacidad de ser constantes. Milan e Inter siguen perdidos en el centro de la tabla, aunque no muy lejos de los primeros. Soñando con encontrar la tecla y dejar de ser lo que fueron ayer: un esbozo.

Inzaghi, durante el primer tiempo, nos dejó claro que sueña con un Milan valiente. Pero era un esbozo, no una realidad. Muntari y Essien nunca podrán sacar bien la pelota. Sin Montolivo, el Milan sólo tiene calidad arriba. Así que en demasiadas ocasiones se buscó el balonazo largo, pues no le pedirás a Muntari que sea Pirlo. Torres fue una sombra. Ni lo vimos. A Ménez, sólo en la jugada del gol. El-Shaarawy y Bonaventura aportaron más, aunque fue poco. Por momentos, el Milan dio más asistencias a los jugadores del Inter que a los del Milan. Así llegó la clara ocasión de Icardi, sólo ante Diego López. La otra ocasión interista fue un lanzamiento lejano de Guarín. El Milan dispuso de la pelota, aunque sólo nos regaló la jugada del gol. El Inter, cómo no, salió con defensa de 4. Mancini no quiere ni oler una defensa de 3 como Mazzarri, pidiendo cierta verticalidad a Dodó y Nagatomo, con Juan Jesus y Rannochia, firmes, correctos. En el centro del campo, Kuzmanovic fue la frialdad, acompañado de un Obi sin peso. Se suponía que Kovacic aportaría talento como enganche….pero se perdió en el césped pensando en defender, como Palacio. Un 4-4-2 que acabó en 4-3-3.

FIL BURNLEY CHELSEA 39Fernando Torres fue una sombra (Foto: Focus Images Ltd)

En el segundo tiempo Mancini tocó las teclas y el Inter mejoró. Icardi falló dos goles, el Milan se asustó y Obi, quizás el peor del partido, perdido por el centro del campo, marcó con un disparo seco el 1-1. El partido se fue animando por los errores: entregas al rival, controles malos, disparos al palo de Icardi y El Shaarawy… al final, el Milan buscó el gol con un poco de orgullo. Sólo eso. Y el Inter sacó un punto que se interpreta como primera piedra de un camino que será duro. Dijo Mancini en la previa que luchar por ser tercero es desmoralizante si eres un entrenador ganador como él. Que se prepare, pues. Ahora entenderá cómo se sienten todos los que aman o amaron el fútbol milanés. Ver un derbi así, desmoraliza. En el césped jugaron Ménez, Palacio, Torres o Kovacic. Y ni los vimos, perdidos en la mediocridad de un derbi marcado por los errores. Así se fallaron goles. Así se perdió la intensidad.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Justo hace poco me dio por desempolvar un PES6 (viajar con PSP es más llevadero), y si comparas las alineaciones tipo de Inter y Milan con las que hay ahora, se ve el bajón de nivel.
Inter: Toldo, Grosso, Samuel, Córdoba, Zanetti, Vieira, Cambiasso, Stankovic, Figo, Ibrahimovic y Adriano. En el banco esperan Crespo, Recoba, Maicon, Materazzi y Júlio César entre otros.
Milan: Dida, Maldini, Kaladze, Nesta, Cafú, Pirlo, Gattusso, Seedorf, Kaká, Inzaghi y Gilardino.
Pues eso, que ni punto de comparación.

Deja un comentario

*