El Sassuolo, un invitado imprevisto en la Serie A

big_Us Sassuo0lo Calcio01

El histórico Verona y el Sassuolo ascienden a la Serie A después de una última jornada decidida en la ‘foto finish’. Livorno, Empoli, Novara y Brescia aspiran al último ascenso en el play-off, con el Livorno derrotado por el Sassuolo con un gol en el minuto 95. Gol que permite tocar el cielo a Giorgio Squinzi.

Giorgio Squinzi, propietario de la empresa italiana de construcción Mapei, decidió en 1993 hacer realidad uno de los sueños de su vida: crear una equipo ciclista. En un principio, seguramente pocos le hicieron caso al ser una persona desconocida dentro del mundo del deporte, pero durante los siguientes 10 años, el Mapei fue uno de los equipos ciclistas más famosos, liderando el ranking de la UCI en ocho de sus 10 años de vida.

A partir de la base de un equipo llamado Eldo-Viner, Squinzi creó un equipo que ya el primer año ganó algunas pruebas. El segundo año, Squinzi fusionó su Mapei con el popular Clas-Cajastur, equipo en el que competían hombres famosos del ciclismo de la época como el suizo Toni Rominger. Esta unión, de octubre del 1993, fue un éxito, y el dinero de Mapei pagó los sueldos de hombres como Toni Rominger, Abraham Olano, Fernando Escartín, Federico Echave, Franco Ballerini o Gianluca Bortolami. Un año después de la llegada al ciclismo, Squinzi ya había hecho un equipo que lideraba el ranking de la UCI y tenía ciclistas ganando la Copa del Mundo o la Vuelta a España. En 1995, Mapei absorbió a parte del equipo italiano GB-MG y se ficharon ciclistas como los belgas Johan Museeuw o Wilfried Peeters. Así, de 1994 a 2000, el Mapei lideró el ranking de la UCI, liderato que recuperaría en 2002. Hombres como Gianni Bugno -en la foto- llevaron el nombre de Mapei en el pecho.

 Aquel 2002 pero, Squizzi comenzó otro proyecto, al hacerse con la propiedad de un modesto club de fútbol, el Sassuolo. Entonces, este equipo luchaba por no bajar de cuarta a quinta división. De hecho, la temporada 2002/03 el Sassuolo perdió la promoción con el Imolese, y sólo el dinero de Squinzi evitó el descenso, ya que el club fue repescado para llenar el hueco dejado en el fútbol profesional por otros clubes que no podían pagar sus sueldos. Cinco años después, este modesto club que viste camiseta negra y verde ya estaba en la segunda división, la Serie B, tras dos ascensos en cuatro temporadas. Todo cambió aquel 2003 en que Squinzi decidió apostar su suerte al fútbol, deporte que siempre ha amado, al ser aficionado del Milan. En 2003 pues, el Sassuolo comenzó a recibir dinero de Mapei, que se convirtió en su patrocinador. Y ese mismo 2003, el equipo ciclista desapareció.

La relación de Squinzi con la ciudad de Sassuolo es fuerte. Esta localidad tiene una de las principales sedes de Mapei, empresa fundada en Milán, ciudad donde suele residir Squizzi. El Sassuolo es ahora mismo uno de los clubes de moda del fútbol italiano y este acaba de subir por primera vez a la Serie A. El año pasado fue eliminado en la promoción de ascenso por la Sampdoria. Este año no ha fallado.

 

big_Us Sassuolo Calcio01

Sassuolo es una ciudad de unos 42.000 habitantes cerca de Módena, en la Emilia-Romaña. Tierra de buena cocina y de gente trabajadora, Sassuolo no siempre se ha llevado bien con Módena por aquello de las rivalidades entre villas cercanas. Pero a nivel deportivo, Sassuolo no podía hacer frente a Módena, ciudad con un club que ha jugado 12 años en la Serie A y lleva mucha gente a su estadio Alberto Braglia. Ahora sin embargo, este estadio dedicado a un famoso gimnasta es la sede provisional del Sassuolo, que no dispone de un estadio lo suficientemente grande como para jugar en Segunda. Para la gente del Módena, que también juega en Segunda sin pena ni gloria, la escena no es agradable. Los vecinos de Sassuolo ahora sonríen jugando al fútbol y lo hacen utilizando su estadio. Y todo, por culpa del dinero de Squinzi, un milanés que ahora sueña en ver cara a cara el club que ama, el Milan, y el club del que es propietario, el Sassuolo.

Squinzi controla el club desde la distancia, pero quien lo gestiona día a día es su hombre de confianza, Carlo Rossi, quien ya fue el director general del equipo ciclista y ahora es el presidente del Sassuolo. Rossi ha pasado de fichar a Marco Pantani, a hacerse con los servicios del técnico Eusebio Di Francesco, que llegó del Lecce para ocupar el vacío dejado por Fulvio Pea, un hombre que era el entrenador de los juveniles del Inter en su momento. De hecho, Pea explicó que después de ganar un partido con el Sassuolo recibió un SMS: “Felicidades por la temporada. Mourinho “. Pea había conocido el portugués en el Inter, pero pensó que era broma. Pero era Mourinho. Ahora Pea entrena en el Pádova, club que soñaba con ascender y ni jugará el play-off de ascenso. Se marchó al Pádova pues le ofrecían más dinero. Y Rossi ocupó su vacío con Di Francesco. Otro acierto del hombre que en su día fichó a Massimiliano Allegri, quien ahora es el entrenador del Milan. Y con Allegri en el banquillo, el Sassuolo ascendió a la Serie B el 2008. Allegri pues, le ha dado alegrias a Squinzi por partida doble: le dio un ascenso al club que controla y una liga al que ama.

Con un presupuesto de unos 10 millones de euros por temporada pero sin ninguna deuda, el Sassuolo tiene en el saco un ascenso a Serie A que destroza moralmente al Módena. Es el nuevo éxito de Squinzi, el hombre que se emocionó con etapas del Giro y ahora quiere ver su Sassuolo derrotando al Inter.

Related posts

2 comments

Yo fui al derby modena-sassuolo de hace 3 temporadas, y el ambiente no era muy encendido entre aficiones,pero se percibía que no se llevaban bien. Los aficionados del Modena justificaban que el Sassuolo los superara por su mayor empuje económico, y me hacían el paralelismo sassuolo – villarreal para que entendiera un poco la situación.

El Modena sería pues el Castellón… Los pobres sí que llevan dos años pasándolas canutas, viéndose las caras contra el Villarreal… C!

Bonitas historias de fútbol que hacen que cuando nos pongamos a ver fútbol sepamos el contexto de sus protagonistas y lo disfrutemos aun más.

Deja un comentario

*