La Fiorentina doblega a la Juventus y abre por completo la Serie A

En pocos meses, Sousa ha pasado de ser indiscutible a temer por su futuro en Florencia. Foto: Focus Images Ltd

La Fiorentina superó con suficiencia a la Juventus en un choque que alimenta las esperanzas del grupo de aspirantes a desbancar de la primera plaza al gran favorito para lograr el Scudetto. Los hombres de Massimiliano Allegri mostraron su versión más gris en Florencia, donde su técnico recuperó el 3-5-2 clásico de los bianconeri con Pjanic relegado al banquillo y Cuadrado asentado como dueño del carril derecho. Sin claridad de ideas con la pelota en los pies ni demasiada presencia en campo rival, el campeón de Italia sucumbió ante una Fiorentina compacta, sostenida por las actuaciones individuales de Badelj, Vecino, Chiesa, Bernardeschi o Kalinic. El nulo protagonismo de Dybala tampoco ayudó al líder: el argentino pasó de puntillas por el Artemio Franchi y solo pudo dejar su firma en la recta final del encuentro, cuando a punto estuvo de igualar la contienda merced a un remate que se marchó desviado tras una buena jugada personal de Mandzukic.

Los locales le metieron intensidad al duelo desde el minuto 1 y construyeron los cimientos de su victoria en la mezcla perfecta entre concentración y agresividad, como reconocería Paulo Sousa en sala de prensa. “Hambre, deseo, determinación… Si jugamos siempre así será difícil que alguien pueda ganarle a la Fiorentina”, afirmó el técnico viola visiblemente satisfecho. Sus jugadores salieron vencedores de cada duelo individual, de cada choque, y cargaron el área de la Juventus a la mínima oportunidad. El uruguayo Vecino se descolgó en varias ocasiones hasta las inmediaciones de la portería defendida por Buffon, Chiesa incomodó a Álex Sandro con sus constantes internadas por el sector derecho y las recepciones entre líneas de Bernardeschi mermaron la organización defensiva de la Vecchia Signora. Más preocupados por contener que por construir, Marchisio, Khedira y Sturaro se diluyeron entre una maraña de medios tejida con acierto.

Fiorentina 2 (Kalinic 37′, Badelj 55′)
Juventus 1 (Higuaín 58′)

Fiorentina vs Juventus - Serie A - Football tactics and formations

La Juventus no puso en apuros a Tatarusanu durante la primera mitad. El guardameta rumano tan solo se vio obligado a contestar un disparo lejano de Álex Sandro. En la meta rival, a Buffon se le acumulaba el trabajo por mérito de la Fiorentina y también (conviene apuntarlo) por demérito de sus compañeros. Sturaro, capital a la hora de dar equilibrio en la línea de medios, perdió un par de balones en zonas de riesgo que dieron alas a Bernardeschi y Valero e incrementaron la presión sobre el mediocentro y los dos interiores alineados por Allegri. Preguntado por la vulnerabilidad del equipo y la falta de intensidad sin la pelota de los suyos, Chiellini no ocultó en zona mixta que quizá estén echando de menos el ida y vuelta de Pogba, sobre todo lejos del Juventus Stadium. “Tenemos algún problema fuera de casa, porque, con todos los respetos, no es normal que no sumemos puntos en los tres partidos que hemos jugado en Milán (dos de ellos) y Florencia. No estamos siendo tan sólidos como la temporada pasada”.

La falta de contundencia defensiva juventina se puso de manifiesto en la jugada que dio lugar al 1-0: una concatenación de errores finalizó con la pelota en los pies de Bernardeschi, quien levantó la cabeza, encontró a Kalinic con la mirada y tardó una décima de segundo en servirle un caramelo ya orientado para el remate. Infalible en este tipo de acciones, el punta ucraniano batió de primeras a Buffon ante la pasividad de Bonucci, lento en la corrección. Pese a la desventaja en el marcador, Allegri no movió ficha a la vuelta de los vestuarios y el guión continuó escribiéndolo Paulo Sousa. En una acción aislada, Badelj colgó una pelota muy tocada al corazón del área pequeña, Chiesa le ganó la espalda a Álex Sandro y el italiano, sin llegar a rozar el balón, desconcertó a un Buffon que de nuevo contempló petrificado cómo el esférico se colaba mansamente en su portería.

Higuaín recortó distancias tres minutos después y Allegri trató de agitar todavía más la noche: Pjaca al campo por Sturaro. Paulo Sousa decidió entonces reforzar el centro del campo con la entrada de Cristóforo por Bernadeschi, y Allegri fue un paso más allá introduciendo a Manzdukic y Rincón en lugar de Marchisio y Barzagli. Con cuatro puntas sobre el césped (Higuaín, Dybala, Mandzukic y Pjaca), la Juventus buscó el tanto de la igualada a la desesperada. Pese a disponer de alguna oportunidad para anotar el 2-2, el gol no llegó y ahora los bianconeri comprueban cómo la Roma amenaza con asaltar la primera plaza del campeonato italiano. El Calcio no tiene dueño.

Giorgio Chiellini (left) and Gianluigi Buffon of Juventus during the UEFA Champions League match at Ramon Sanchez Pizjuan Stadium, Seville Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 08/12/2015
Giorgio Chiellini y Gianluigi Buffon, protagonistas en Florencia.
Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd.
Foto de portada: Paulo Sousa (Focus Images Ltd).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*