Hard trance Pogba

Paul Pogba (Foto: Romana Correale)

Cuenta sin rubor Mino Raiola que el valor de su chico es el doble del pagado por Bale y que le recuerda a un cuadro de Dalí. Y aunque el surrealismo está más ligado a las pretenciosas declaraciones del agente salernitano, su chico trata de concretar su sugerente abstracción.

Como Lunatic Asylum con The Meltdown, Paul Pogba es hard trance agresivo y oscuro. Con sonidos ácidos y melodías repetitivas que crean un atmósfera especial de tienda de campaña, moras, y paraíso en el bosque, el centrocampista juventino es un beat potente y profundo incrustado en el orden y el compás de la Sinfónica de Pirlo.

 

(Foto: Romana Correale)
(Foto: Romana Correale)

Pogba juega con una correa de castigo autoimpuesta para dominar los impulsos que lo animan a abarcar lo inabarcable: morder, robar, recibir, pasar, acompañar, probar desde media distancia y recoger el rebote en la línea de gol. ¡Para, Paul! Su cabeza ha conseguido estabilizar el ímpetu que lo llevaba a querer dominar todos y cada uno de los aspectos del juego en cada momento, a marcar su sello en cada apoyo y dejar constancia de su clase en todos los desplazamientos y llegadas al área. Un frenesí adictivo de jugador total. Paul lleva ese barniz elegante de pieza de coleccionista desde que jugaba con apenas doce o trece años en el US Torcy francés. Capitán por liderazgo, con 16 llevó al Le Havre a la final del Championnat National y todos los clubes ingleses lo querían sacar a bailar. Lo consiguió el Manchester United de Ferguson en un “non-solicitation agreement” que empujó al francés al reino ganador del Sir con piso decorado y trabajo para sus padres. Hubo polémica, líos de más o menos monedas y dignidad de club herido hasta que intervino la FIFA y la indemnización inglesa limó asperezas con champagne.

De ahí, en 2009, a debutar con el equipo de menos de dieciocho de los Red Devils contra el Crewe Alexandra. Su crecimiento era tan imponente que De Grado tuvo que ir a comprar más subrayadores a la librería porque los que tenía se habían quedado secos de tanto remarcar mayúsculas y exclamaciones: “¡¡¡OJO!!!”. Como un camión pesado por la ruta 66, el centrocampista francés no se detuvo ante nada ni nadie y, mientras Ferguson le pedía paciencia, él exigía minutos. Más minutos. Más minutos. Los reclamaba por derecho, pese a su corta edad y su nula experiencia, porque necesitaba meter la cabeza en la élite. La respuesta de los mofletes colorados fue negativa. Paso a paso. Deja el curriculum y ya te llamaremos. Y, de tanto esperar, cortaron sin quedar como amigos.

En esa ruptura se cruzó la nueva Juve sexy de Conte y buenos músicos con Pirlo como reclamo. Firmaron por adelantado y el chico de Lagny-sur-Marne, que sentaba cátedra con las Francias sub por toda Europa, desapareció una tarde de lluvia en North West England y apareció con nuevo corte de pelo y amor de verano en Turín. Era el truco final, el jaque mate a la Serie A. Vidal, Pirlo, Marchisio y Pogba en un capítulo semanal de “El séquito” acaparando toda la audiencia de una competición con esencia propia pero un tanto cuestionada. Construir sobre la pausa italiana y el dinamismo vitalista foráneo. Dieron con la tecla y los títulos ya saben a empacho.

Comienza una nueva temporada con un rival que viene fuerte desde el sur y los capítulos siguen siendo buenos. Él ha ganado ascendencia, marca el ritmo junto a Vidal a medida que la luz de Pirlo va perdiendo fuerza y, en su casa, hogar de la desconcertante Francia de Deschamps, se frotan las manos y suben el volumen para escuchar hard trance. Asistió al Apache en el Luigi Ferraris, la Lazio de Hernanes ya lo ha sufrido dos veces y el Inter dice que una y no más. Rebote y gol ante el Toro. La Juve, con el Galatasaray y el Real Madrid a la vuelta de la esquina, se entregará a Paul en la Champions.

Related posts

3 comments

Sr. Rosende, ¡Qué columnista ha ganado MInt! Se le echa de menos en su “Tumblr”, pero se le disfruta mucho. Siga así, por favor, no cambie.

He manchado los gallumbos en dos ocasiones. Primero por mencionar un tema SUBLIME como es The Meltdown de Lunatic Asylum, el gran Dr.Macabre, el gran Guillaume Leroux. Y por nombrar la fabulosa serie El Séquito.

Me gusta ver que se comparten gustos iguales que no son solo el fútbol.

El artículo bueno y divertido, de los que me gustan.

Ai Alex, debes estar bien jodido viendo como va tu ManU y viendo como Pogba está triunfando..

Deja un comentario

*