Higuaín 101

Gonzalo Higuain of Juventus during the UEFA Champions League semi final, second leg at Juventus Stadium, Turin
Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678
09/05/2017

El Milan, a 15 puntos del liderato

Gonzalo Higuaín superó la barrera de los 100 goles en la Serie A en una escenario con mística, San Siro, otrora uno de los grandes templos del fútbol europeo y en la actualidad la casa de una institución en permanente reconstrucción que ansía reverdecer viejos laureles. A tenor del ritmo de puntos del cuadro rossoneri esta campaña, el presente tampoco será el curso de su despegue hacia la Liga de Campeones. Sea como fuere, el protagonismo recayó en el ‘9’, incontenible en Lombardía. Al ‘Pipita’ se le esperaba en Milán, donde la Juventus no se podía permitir ceder puntos en aras de mantener el pulso con el Nápoles, y suyos fueron los dos zarpazos que permitieron al conjunto dirigido por Massimiliano Allegri regresar a Turín con la victoria en el zurrón. El argentino sobresalió en el remate, una suerte donde los bianconeri no perdonaron lo que sí marró Kalinic. Transcurría el minuto 23 del primer tiempo cuando Dybala conectó con Higuaín en la frontal del área, y el ‘9’ se desató: pase preciso del ex del Palermo, control orientado del ‘Pipita’ y definición de muchos quilates para batir a Donnarumma.

El Milan, atrevido en el arranque, fue perdiendo brío y acabó siendo sometido por el planteamiento de Allegri, que acertó al ubicar a Asamoah en el carril izquierdo para maniatar a Suso. El ghanés contó con la ayuda de Manduzkic y Khedira, y entre los tres lograron minimizar la producción del atacante gaditano. Con la victoria en el alambre, Higuaín anotaría su segundo de la noche, el 101, mandando a la base del poste un disparo seco desde la frontal. La Juventus no pierde comba; el Milan, a 15 puntos de la cabeza, con cinco derrotas y un empate en 11 jornadas, se aleja de la pelea por las ‘plazas Champions’.

Mertens no marcó, pero fue clave en la victoria.
Mertens, junto a Higuaín, en una imagen de archivo (Foto: Focus Images Ltd).

Nápoles y Lazio no se despistan

A la espera del Hellas-Inter con el que se cerrará la jornada en Italia, Nápoles y Lazio hicieron sus deberes tras el triunfo de la Juventus contra el Milan. Los partenopeos derrotaron por 3-1 a un Sassuolo que de prolongar en el tiempo la imagen ofrecida en San Paolo no debe sufrir más de la cuenta para mantener la categoría. El arranque de los de Sarri fue tibio, e incluso tras adelantarse en el marcador recibirían un revés inesperado en forma de gol de Falcinelli. Sin embargo, los napolitanos, fieles a su fútbol asociativo, fueron creciendo poco a poco en el partido y acabarían imponiendo su calidad. Allan, Callejón y Mertens anotaron los tantos de un triunfo que mantiene al Nápoles invicto tras 11 jornadas (31 puntos de 33 posibles). El belga, con 10 tantos, a uno de Icardi y Dybala y a cuatro de Inmobile, por momentos resulta indefendible. Su abanico de movimientos con y sin balón solo está al alcance de los mejores delanteros del continente.

Más cómoda terminaría siendo la victoria de la Lazio contra el Benevento, colista de la Serie A. Los hombres de Inzaghi golearon sin compasión al recién ascendido, que todavía no ha estrenado su casillero de puntos y no consigue disimular su carencias. Inmobile, omnipresente en este arranque de temporada, volvió a dejar su sello: 14 tantos en 11 partidos componen la carta de presentación de un delantero incontenible a día de hoy en el fútbol italiano. Su sociedad con Luis Alberto y el buen tono coral del equipo permiten a la Lazio tutear a los grandes candidatos a llevarse el Scudetto. El Calcio está más vivo que nunca y la pelea por el liderato es la más abierta en el último lustro.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*