Immobile contra las flaquezas del Milan

Immobile Torino Calcio Italia Borussia Dortmund - Focus

Ciro Immobile es el gran protagonista de la tercera jornada de la Serie A. El delantero de la Lazio destrozó al Milan de Montella en el estadio Olímpico de Roma en un partido que se demoró una hora por culpa de las lluvias torrenciales que han asolado Italia en las últimas horas. En un césped rápido, Immobile exhibió todo su potencial en el mejor encuentro del domingo en el Calcio y empezó a engrasar sus registros goleadores. Tres goles y una asistencia para sellar un 4-1 particularmente contundente contra uno de los proyectos más ambiciosos de la nueva temporada. Un tortazo en toda regla para el Milan después de que los rossoneri sumaran dos victorias en sus dos primeros compromisos ligueros. Sobre todo porque Immobile desnudó todas las carencias de la zaga milanista.

Lazio 4 (Immobile 38′, 43′, 48′, Luis Alberto 49′)
Milan 1 (Montolivo 56′)

Milan vs Lazio - Football tactics and formations

En apenas once minutos, la Lazio sentenció al Milan. El Milan se descompuso después de cada gol, como si de un equipo pequeño se tratara, porque las dianas del conjunto celeste llegaron de dos en dos. Dos antes del descanso, en una tormenta desatada por un torpe penalty de Kessié sobre Luis Alberto, y dos nada más arrancar el segundo tiempo. Immobile causó estragos en la zaga milanista con su movilidad, que se sumó a los daños producto del despliegue de los carrileros del conjunto capitalino. Tanto Lulic como sobre todo Basta se incorporaron constantemente en ataque y pisaron zonas peligrosas con relativa comodidad, castigando la espalda de Borini y Suso, poco aplicados en defensa. Dispusieron de tiempo y espacio para centrar y el Milan sufrió para detener sus envíos. Por otro lado, el dinamismo y las rupturas de Immobile desquiciaron a los centrales y Luis Alberto, libre entre líneas, supo interpretar a la perfección los espacios que cedió el Milan una vez se vio por detrás en el marcador.

Como ocurre a menudo con los equipos de Montella, cuando el resultado le fue desfavorable al Milan el conjunto rossoneri se expuso en exceso. El Milan se abrió en canal, proyectó a los laterales sin dejar atrás ningún cortafuego, y la Lazio castigó la lentitud de Bonucci, Biglia y Musacchio. Con la línea defensiva excesivamente adelantada y desprotegidos por el ímpetu de sus compañeros por recortar las diferencias a toda velocidad, la retaguardia milanista quedó vendida ante la velocidad de la Lazio en el contragolpe. Y nada lo evidencia mejor que la acción del cuarto gol, en la que Immobile se adelantó a Bonucci y dejó en evidencia las limitaciones del exjuventino cuando no se siente arropado.

Montella no estará contento con el desempeño defensivo del Milan. Foto: Focus Images Ltd.
Montella no estará contento con el desempeño defensivo del Milan. Foto: Focus Images Ltd.

La contundencia del marcador diluye las buenas sensaciones que transmitió la puesta en escena del Milan, que saltó al Olímpico con la intención de mandar a través del dominio del esférico. Los de Montella movieron la pelota con cierta fluidez en la medular para superar la presión laziale, pero la consistencia de los norteños se diluyó con el paso de los minutos, a medida que la Lazio se asentó, desplegó a los carrileros y conectó con Immobile. El delantero internacional con Italia ha arrancado el curso con buen pie: ya ha notado seis goles en los cuatro primeros partidos oficiales con la Lazio. Los de Simone Inzaghi suman siete puntos de nueve posibles -que podrían haber sido más de no haberse atascado en el debut en casa ante la SPAL- y también se proclamaron campeones de la Supercoppa ante la Juventus. Sin el temor que inspiran Juventus o Nápoles y sin las incorporaciones de relumbrón de Roma, Milan o Inter, la Lazio ha empezado la temporada decidida a dar guerra, gritando que puede competir con cualquiera. Y más todavía Ciro Immobile, que en sus dos últimas temporadas completas en la Serie A ha superado la frontera de los veinte goles. En su explosión en el Torino anotó 22 dianas antes de irse al Borussia Dortmund, mientras el curso pasado marcó 23 goles. Con el Mundial en el horizonte, Immobile no necesita muchos más alicientes para intentar superarse.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Imposible no recordar la discusión del Europa Estación Central de la semana pasada, cuando tanto tú, Tomàs, como Guillermo eran escépticos en lo referente al excesivo “hype” generado por este nuevo Milan, y llamaban a esperar a que se asentaran como equipo. Al parecer este partido evidenció que, por mucho nombre que tengan, falta que se consoliden como equipo.

De acuerdo totalmente, yo tomaría en cuenta esta temporada como de adaptación, el echo de casi armar un once completo no es suficiente para considerar ahora mismo al Milán como competidor esta campaña, mucho menos para luchar por el Scudetto.

Deja un comentario

*