La Juventus se aferra al liderato de la Serie A con una remontada a última hora en Milán

Higuaín ha madurado a nivel de juego Foto: Focus Images Ltd.

Inter y Juventus protagonizaron un choque memorable en un Derbi d’Italia que pasará a la posteridad por su emoción y trascendencia. Lombardos y piamonteses brindaron uno de los mejores espectáculos de la temporada en el fútbol italiano, incluso europeo, e interpretaron un guion plagado de giros inverosímiles, con sorpresas insospechadas que mantuvieron la tensión hasta el último suspiro. La Juventus tuvo la oportunidad de encarrilar el partido gracias a la expulsión de Vecino, el Inter se permitió el lujo de remontar con un hombre menos y dejó escapar el botín, entero, sobre la bocina en un final digno de la Vecchia Signora de siempre. Italia vibró con un duelo que también se vivió con intensidad en Nápoles, a la espera de que la Juventus se dejara puntos en uno de los compromisos más difíciles de la recta final del curso. Tras una montaña rusa de emociones, los de Allegri vuelven a Turín con la victoria debajo del brazo.

Inter 2 (Icardi 52′, Barzagli pp. 65′)
Juventus 3 (Douglas Costa 13′, Skriniar pp. 87′, Higuaín 89′)

Juventus vs Inter - Football tactics and formations
Dispositivos iniciales. Infografía: Sharemytactics.

Allegri sorprendió desde la alineación, con Cuadrado de titular en el lateral derecho y Paulo Dybala esperando en el banquillo. El técnico livornés mandó a su equipo arriba, presionó con Khedira y Matuidi en campo contraria y esperó el robo para desplegarse con la velocidad de Douglas Costa. Si el ataque era más largo, existía la posibilidad de que Cuadrado centrara desde la derecha y Manduzkic atacara el segundo palo emparejado con Cancelo. En los primeros compases este arma de doble filo mostró sus dos vertientes: Cuadrado fue amonestado por una falta sobre Perisic a los cuatro minutos y a los doce Mandzukic amenazó atacando la zona de Cancelo tras un centro del colombiano. Sin embargo, el partido cambió poco después, cuando Douglas Costa cazó un balón muerto en una confusión en el área local y fusiló a Handanovic. Para más inri, en la jugada posterior Vecino pisó a Mandzukic y se marchó al túnel de vestuarios, expulsado. Con un hombre menos y con el marcador en contra, el Inter se veía acorralado en un partido importante para mantener sus opciones de acceder a la próxima edición de la Champions.

Spalletti no gastó ningún cambio tras la expulsión. Retrasó la posición de Rafinha, que pasó a actuar en el doble pivote junto a Brozovic, y el Inter se juntó para minimizar los daños. La Juventus quiso controlar la posesión y presionar arriba para castigar la inferioridad numérica del Inter, al que le costó asimilar la nueva situación. Icardi quedaba absolutamente aislado en ataque, pero la velocidad de Candreva, Cancelo y Perisic en las bandas siempre era un recurso viable para desplegarse a la contra. El Inter no intimidó a Buffon antes del descanso, pero sí se defendió en un bloque compacto que redujo el trabajo de Handanovic. La Juventus se sentía con el control de la situación, aunque no dio la estocada definitiva. Matuidi celebró un gol al filo del medio tiempo, pero el VAR le negó la diana al centrocampista francés. El estrecho margen en el electrónico mantenía con vida al Inter, que confiaba en la fragilidad de dos de las piezas del entramado defensivo turinés: Pjanic y Cuadrado habían visto la amarilla en la primera media hora de juego y eran una potencial debilidad.

Icardi marcó cuatro goles ante la Sampdoria. Foto: Focus Images Ltd.
Icardi empató con un cabezazo en la segunda parte. Foto: Focus Images Ltd.

El Inter reaccionó con coraje en la segunda mitad y la Juventus perdió el control del partido. No prevaleció la superioridad numérica piamontesa, desdibujada por lo visto en el terreno de juego. El Inter empezó a ganar metros y empató en una acción a balón parado, la segunda en la que encaja un gol decisivo la Juventus en poco menos de una semana. Icardi apareció solo para cabecear una falta indirecta al fondo de la red e hizo saltar las alarmas en la Vecchia Signora. Allegri no dudó en introducir a Dybala para sumar calidad entre líneas, pero el cambio del argentino tardó un tiempo en surtir efecto. El partido entró en una fase en la que ambos equipos intercambiaron golpes: Pjanic se jugó la expulsión con el empate e Higuaín perdonó el 1-2 después de regatear a Handanovic. Instantes después, Perisic inició la jugada del 2-1 por la banda izquierda. El extremo croata regateó a Cuadrado, el colombiano no pudo derribar al ex del Wolfsburgo para evitar la segunda amarilla y Barzagli introdujo el centro desde el flanco izquierdo en su propia portería. En apenas un cuarto de hora, el Inter le había dado la vuelta a la situación. Con diez. Contra la Juventus.

inter-vs-juve-final-bis
Así jugaban Inter y Juventus cuando Higuaín marcó el 2-3. Infografía: Sharemytactics.

Del mismo modo que la Juventus no supo administrar la superioridad numérica, el Inter tampoco gestionó bien el marcador favorable. La Juventus se volcó, quitó a Pjanic para evitar quedarse con los mismos futbolistas que el cuadro nerazzurro y puso en aprietos a Handanovic. El portero esloveno sacó una mano prodigiosa en un remate de falta de Dybala, que poco a poco se fue entonando. Y asimismo, el Inter renunció a atacar. Se encerró atrás, presa del desgaste de jugar tantos minutos con diez, y abandonó cualquier opción de desplegarse a la contra cuando Spalletti sustituyó a Icardi para dar entrada a Davide Santon. El ex del Newcastle pasó a defender el lateral izquierdo, D’Ambrosio actuó en el lateral derecho, Cancelo jugó por delante de él y Perisic se quedó como futbolista más adelantado por si le caía algún balón. Y apenas un par de minutos después de estas modificaciones, Dybala se asoció con Cuadrado, el colombiano ganó la espalda de Santon y Skriniar desvió el centro del 7 juventino al fondo de su red. Un minuto después la Juventus culminaba su remontada con un cabezazo de Higuaín, que se redimió así de la ocasión fallada en el minuto 62 al rematar un centro de Dybala. En un abrir y cerrar de ojos, la Juventus le dio la vuelta a la situación y sumó tres puntos que trasladan la presión al Nápoles.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Ha sido un partidazo impresionante, para grabar y volver a ver, donde me ha llamado la atención como la Juve parecía indolente ante la remontada del Inter, porque no se atisbaba cómo podía revertir la situación (la excepción fue el gol increíble que se perdió Higuaín cuando iban ya empatados), por lo demás pasaban y pasaban los minutos sin la Juve poner fútbol -o al menos- lo que hay que poner en situaciones límites.

En ese momento estaba pensando (minutos 80 al 82) en la fiesta que habría en Nápoles y en dos minutos la Juve lo da vuelta, conservando así la mínima ventaja en la clasificación de la Serie A (horas más tarde el guionista del Calcio dió un giro inesperado a la situación).

Un saludo,

Rafa.

Deja un comentario

*