Juventus: la modernidad en blanco y negro

Juventus Focus

La Juventus está sola. Feliz, pero sola. El equipo turinés está recogiendo los premios al buen trabajo de todos sus estamentos y ha logrado el cuarto título de liga consecutivo con una superioridad aplastante. Roma y Nápoles, sus rivales, se han empeñado en tropezar durante una temporada en la que la Juve parecía débil por la fuga de Antonio Conte en plena pretemporada. Y la Juve ha demostrado su capacidad para trabajar en positivo con el buen hacer de Massimiliano Allegri, quien ha cuidado una plantilla muy compensada con nuevas propuestas tácticas que nunca han supuesto una revolución traumática. La Juve, cuando toda Italia estaba nerviosa por la decisión de Conte de largarse, se lo tomó con tranquilidad. Eligió a Allegri. Los jugadores se sentían fuertes y el club, también. Y Allegri, con calma, ha liderado el camino hacia otro título de liga pese a los problemas físicos de jugadores como Pogba, Vidal o Pirlo en momentos puntuales. La Juve gana y está sola en su apuesta por un fútbol moderno en la Serie A. Moderno en los despachos, especialmente.

Allegri, con calma, ha liderado el camino hacia otro título de liga pese a los problemas físicos de Pogba, Vidal o Pirlo en momentos puntuales.

Algunos equipos siguen demostrando que trabajan en positivo, pero les cuesta. La crisis de los clubes de Milán es interesante aunque duela a sus hinchas y esconde un debate sobre el modelo de gestión de algunas entidades deportivas. La Serie A puede seguir provocando rechazo a muchas personas, pero el torneo italiano se mueve, pasan cosas. Y se mueve hacia delante. Aunque media Italia no pueda ni ver a la Juve, es una buena noticia que sean ellos quienes ganen la liga y lideren la reacción en Europa con sus semifinales de Champions. La Juve ha sido siempre el símbolo del poder, del viejo poder. Ahora es también el símbolo de la renovación, de la frescura, del trabajo y las buenas ideas.

ESPECIAL JUVENTUS 2015

Buffon Allegri Juventus FocusBuffon y Allegri (Foto: Focus Images Ltd)

Media Italia odia la Juve: era el equipo de los grandes empresarios, de la FIAT, de los contactos con el poder. De la vieja Italia, conservadora, amiga de las corruptelas y las reuniones escondidas en reservados de restaurantes. Los hinchas de Juve, Inter y Milan se pasan la vida llamando corruptos a los otros, cuando las viejas páginas de periódicos demuestran que todos, en algún momento, han besado manos poderosas, han pedido favores y hundido enemigos. Es más, la Juve, durante décadas, era esa mano besada por otros clubes.

El hundimiento en la Serie B del equipo por el caso Moggi marcó un antes y un después. Como suele suceder en Italia, fue un caso complejo en que no todos los pecadores pagaron y no todos los damnificados eran culpables. Italia es un país con mala fama, aunque también es el país que juzgó a sus partidos políticos, mandó la Juve a la Serie B y juzga a Berlusconi. País de extremos, Italia se sorprende con la reacción de la Juve. Una nueva generación de directivos juventinos aprovechó ese descenso para ocupar el sitio de viejos dirigentes, ganadores natos, pero anclados en el viejo estilo. Los actuales dirigentes de la Juve piden en los juzgados que se devuelvan los títulos que les quitaron y han apartado a los viejos directivos. Aunque la familia Agnelli, cómo no, domina la escena, algunos de los personajes claves no tienen ni 40 años. John Elkann, presidente de la FIAT, tiene 39, los mismos que su primo Andrea Agnelli, presidente de la Juve. Agnelli ha estudiado en Oxford, habla idiomas y se inspira en las empresas americanas. Admira a sus padres y abuelos y, como ellos en su momento, entiende que toca mirar hacia el futuro.

Los principales responsables del club, con excepción de Marotta, no tienen ni 40 años

La Juve, ahora mismo, es un club moderno. Ningún equipo italiano dispone de un estadio como el suyo. La ciudad deportiva de Vinovo es relativamente nueva (unos 10 años) y se proyecta crear nuevos campos, uno de ellos para el equipo primavera, al lado del estadio, donde también se quiere levantar un hotel y centro comercial. Si el viejo Delle Alpi era un monumento a la opulencia, frío, grande y sin alma, el nuevo Juventus Stadium es el templo de la modernidad. Los hinchas que cada día llegan de todos los rincones de Italia se frotan los ojos el primer día que lo visitan.

Morata Chiellini Juventus FocusLa Juventus mira hacia adelante (Foto: Focus Images Ltd)

La Juve presume de gestión económica brillante. Y nadie tiene una política de comunicación en las redes sociales como ellos. Además, han creado un ambiente fresco antes de los partidos en casa. Un club que no renuncia a su historia, presume de las ligas que les quitaron en un juzgado y, pese a todo, tenía claro que ese viejo estilo no era el ideal en este nuevo fútbol. La Juve es modélica en su gestión económica, no ficha por fichar y apuesta por profesionales en áreas claves que llegan de fuera. Asumiendo que no es época de poner a tu amigo o tu primo en un despacho importante. Quizás es mejor contratar a un experto francés, español o americano. Mal no les va. Una de las personas claves es Giuseppe Marotta, el tipo que fue clave en el fichaje de Pirlo o Vidal por su pasado en los despachos deportivos, aunque ahora ya sea el director general y tenga como mano derecha a Fabio Paratici, director deportivo.  La Juve se mueve bien en el mercado, con una buena red de ojeadores liderada por el español Javier Ribalta.

Una de las personas claves es Giuseppe Marotta, director general, el tipo que fue clave en el fichaje de Pirlo o Vidal. La Juve se mueve bien en el mercado, con una buena red de ojeadores lideren por el español Javier Ribalta.

El problema de la Juve es no poder competir con el dinero de los clubes ingleses o el PSG, por ejemplo. El club defiende la necesidad de controlar en todo momento el presupuesto, así que se mueve en inferioridad en el mercado de fichajes global. Pese a todo, acierta en sus propuestas. La plantilla es equilibrada y esta temporada aspira al triplete. Y eso que jugadores como Llorente han desaparecido de las alineaciones, barrido por el efecto Morata y la indiscutible titularidad de Tévez, quien puede marcharse este verano como máximo goleador de la liga. Aunque en posiciones claves siguen jugando viejos baluartes como Buffon, Chiellini o Pirlo, la Juve asegura el futuro con un Bonucci cada vez más líder o Morata, el fichaje más caro de las últimas temporadas.

Morata Pogba Juventus FocusFichajes importantes (Foto: Focus Images Ltd)

Aunque el éxito de la Juve ha llegado en el césped, es un éxito del club en su globalidad. Es un triunfo del club en todos sus estamentos. Y ojo, la Juve está muy sola. En los despachos de la Juve se maldice que en la Federación italiana y la Lega manden aún viejos dinosaurios. La Juve prefiere renovar las estructuras claves del fútbol italiano, como el fútbol base o la forma de gestionar derechos, lo que choca con el control de la situación del viejo Milan. Curiosamente, en los 80, un tal Berlusconi, con su estilo, encarnó la modernidad en la Serie A, aunque políticamente de moderno tenía poco, más allá de su estilo, con su machismo y corruptelas. Ahora, el viejo Milan de Galliani y Berlusconi aún bloquea reuniones, controla clubes y negocia favores que no ayudan en nada a la modernización de la Serie A.

Modernizar la Serie A es complicado. James Pallotta, con sus errores y aciertos, sufre en su propuesta de modernización de la Roma. Nápoles, Fiorentina o Sampdoria proyectan nuevos estadios, apuestan por un fútbol moderno y quieren evolucionar, aunque sus propios presidentes recaen en pecados del pasado con frecuencia. Los Pozzo modernizan al Udinese admitiendo que les gusta más la Premier. El Sassuolo, en muchas cosas, es más moderno que clubes famosos. Y allí anda la Juve, por delante de todos: el club que aprovechó un desastre, ese descenso en los juzgados, para modernizar toda su estructura.

Tévez Juventus FocusCarlos Tévez: para muchos, el mejor futbolista de la Serie A (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Un paso atrás que en otros casos hubiese sido definitivo, permitió que la juve cogiera ese impulso necesario. Unido a un gran staff técnico y que los chavales puede “jugar sin presión” más ahora que el titulo ya esta conseguido. Ejemplo de levantar un gigante malherido

Deja un comentario

*