La carcajada juventina, la mirada asustada del Inter

FIL JUVENTUS INTER Vidal Focus

La Juve reina en Italia. Un dominio total, incontestable. Si el Juve-Inter se conoce como el “derbi de Italia” es por la historia. Pues el Inter, ahora mismo, no le puede discutir la supremacía a la Juve. No le puede disputar ni un partido. Si en la ida arañó un empate en unos meses de dudas juventinas, hoy la Juve ha jugado con el Inter. Una Juve correcta, sin mostrar su mejor cara, le ha ganado a un Inter que sólo ha sumado 8 de los últimos 30 puntos.

La Juve camina hacía el título. El Inter, con Hernanes listo en la banda como refuerzo, luchará y sufrirá en su objetivo de jugar en Europa. Si en la grada Hernanes miraba el partido consciente que le tocará remar, Osvaldo, el refuerzo de la Juve en enero, sonreía mirando cómo juegan Pirlo, Pogba y Vidal.

Perdido sin discurso coral, el Inter ha vivido de las paradas de Handanovic (a los tres minutos ha evitado el gol de Tévez) y los detalles puntuales de un Palacio que a los 40 casi empata. Es un Inter de fogonazos, de mirada perdida. El centro del campo ni podía parar el juego juventino ni romper la defensa local. Kuzmanovic asume unos galones que le pesan, Taider duró 15 minutos y de Ricky Alvarez, sin noticias. Mazzarri reforzó la defensa, dejó Palacio solo en ataque y ni así pudo con una Juve que gana los partidos imponiendo un ritmo y confiando en sus genios. Si Palacio falló su ocasión, la Juve no.

Juventus v Inter Milan Conte Focus

Tras empatar en la primera vuelta, ahora sí que Conte pudo derrotar al Inter. Foto: Focus Images Ltd

A los 15 minutos, Pirlo demostró esa capacidad de ser estratega. Descubrir agujeros detrás de las filas enemigas y bombardear. Mandó un balón de oro detrás de los defensas lombardos y Lichtsteiner, entendiendo el movimiento, remató de cabeza: 1-0. El primer tiempo se jugó como quiso una Juve que se divirtió con el rival de la misma forma que un león juega con una gacela asustada antes de destrozarla. Storari, jugando bajo los palos en lugar del sancionado Buffon, no formó parte del guión del partido. Dos intervenciones, poco más.

En la segunda parte todo se acabó. Como el día de la Roma, la Juve salió concentrada después del descanso. Un error defensivo después de una jugada de estrategia y otro defensa, Chiellini, no falló. Mazzarri puso a Milito por Kuzmanovic, aunque todo el mundo sabía que el Inter pensaba más en evitar la goleada que en empatar. El tercero gol local no tardó, obra de un Vidal omnipresente. El chileno simboliza esta Juve: tiene intensidad, está siempre despierto, tiene intuición. Busca los espacios, muerde. La Juve tiene una mentalidad que no tiene este Inter. Por momentos, dio la sensación de que sería una goleada. Luego llegó el gol del portugués Rolando y el partido, poco a poco, se fue. Se apagó.

Sólo quedó la burla. La burla de los hinchas, que corearon la sustitución de Vucinic como si fuera un gol. La última semana el Inter pidió a la Juve un intercambio de jugadores: Vucinic por Guarín. Y la hinchada interista lo bloqueó. Y allí estaba hoy Vucinic, el montenegrino que se pensó que lo enviaban al Inter, entrando en el terreno de juego… contra el Inter. Sus primeros pasos en el césped fueron acogidos con gritos eufóricos de una hincada, la juventina, que goza. Si este partido es “el derbi de Italia” es por tantos años de rivalidad. Y poder ver a tu viejo enemigo sin alma, siempre es motivo de fiesta.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Creo que Guarín acabará saliendo del Inter a final de temporada. Puede que el intercambio por Vucinic con la Juve pusiera furiosos a los tiffossi, pero si los mismos juventinos llegan con millones, al final se hará. Si no son ellos, serán otros. Estoy seguro de que además cuajará buen Mundial con Colombia, y llamará la atención de los grandes. El Inter, como el Milan, ha pasado de ser un histórico potente a un club trampolín. La única esperanza interista es Kovacic, porque el resto de jugadores son mediocres, se sigue dependiendo de Cambiasso, y no creo que a Palacio le dure mucho su punch. Además, como decía, Guarín se irá, y Handanovic tiene pretendientes.

Deja un comentario

*