La Juve crece desde atrás

Mario Mandžuki? of Juventus celebrates scoring their first goal to make it Manchester City 1 Juventus 1 during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
15/09/2015

Resumir las tres razones principales del buen estado de forma de la Juventus de Turín en el último mes no resulta la tarea más compleja del mundo. El más elogiado del conjunto bianconero, autor de 7 goles y 3 asistencias en la Serie A, es uno de esos motivos. Se llama Paulo y se apellida Dybala.

La segunda razón, menos reconocida y quizás menos vistosa, se corresponde con la presencia de Claudio Marchisio, que se perdió gran parte de las primeras semanas de competición, coincidiendo con la época en la que más numerosos fueron los tropiezos juventinos. Marchisio, incluso estando errático en la distribución del juego en un par de partidos, es el alma de la Juve en el mediocampo, una pieza inteligente, clave desde el punto de vista posicional, defensivo, táctico y ofensivo: el enlace perfecto entre la línea de zagueros y el resto del equipo.

Los de Turín no conocen la derrota esta temporada con el internacional italiano sobre el campo: 8 victorias y 4 empates.

La tercera cuestión que ha posibilitado los cinco triunfos ligueros consecutivos del vigente campeón de Italia es su clásica solidez defensiva. La mala fortuna, si es que eso existe en el fútbol, jugó un papel crucial en las primeras semanas de la campaña, en una serie de partidos en los que la Juve encajaba goles prácticamente la primera o la única vez que llegaban al área de Gianluigi Buffon durante los 90 minutos: así se dejó puntos la Juventus frente al Frosinone o el Chievo Verona.

La Juventus ha encajado 4 goles en sus últimos 11 partidos (Serie A + Champions League).

Sin embargo, ahora los números defensivos de la Juve vuelven a ser brillantes, en consonancia con el excelente trabajo realizado por los centrales, quienes rodean a los centrales y, por último, los delanteros. Estos se han convertido en los primeras defensas del equipo: la Juventus comienza a tener éxito a partir del desgaste que realiza Mario Mandzukic y su presión al rival cuando trata de avanzar metros con el esférico. “El equipo defiende bien porque todos defienden bien, porque los puntas trabajan mucho y los centrocampistas ayudan a los defensas a defender bien”, observó Massimiliano Allegri en su conferencia de prensa previa a enfrentarse con la Lazio. En ese desplazamiento al Olímpico de Roma, la Vecchia Signora desplegó su versión más pragmática: fue eficaz en sus primeras incursiones en los metros finales del campo y desesperó a la Lazio con su sobresaliente colocación y actitud defensiva. Los jugadores de la Juve defienden juntos, como un bloque, y sus centrales (Barzagli, Bonucci y Chiellini) siguen formando uno de los mejores ejes del fútbol europeo.

Massimiliano Allegri: “El 3-5-2 por ahora se adapta a las características del momento, permitiendo variaciones, por ejemplo, según quién juegue en banda. Luego, cuando vuelvan los lesionados, potenciaremos otros sistemas de juego porque es importante poder cambiarlos, incluso durante el mismo partido, para no dar referencias a los rivales.”

Explicó Allegri el pasado viernes que en torno a la Juventus se había creado esa idea de que (después de 4 Scudetti seguidos, una Coppa de Italia, tres Supercopas y una final de Champions) debía vencer cada partido por 3-0. “El fútbol no es así. Para ganar los partidos hay que sufrir”, aseveró el técnico italiano.

“Al inicio [de la temporada] recibíamos un tiro y encajábamos un gol. Esta noche con el primer tiro hemos hecho el primer gol. Los pies en la tierra y pensando partido a partido. El martes [Sevilla] tendremos un partido fundamental porque pasando como 1º evitas al Bayern, al Barcelona y al Real Madrid, que no es poco“, concluyó Allegri.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*