La nueva vida del Parma

Parma -  Città di Parma

¿Se acuerdan de Fabio Bazzani? Un delantero alto con talento que llegó a jugar tres partidos con la selección italiana en 2003, después de conseguir cierta fama con el Perugia, la Sampdoria o la Lazio. Bazzani se casó con una modelo famosa por salir en la televisión entonces, Alessia Merz, y siguió metiendo goles hasta que acabó en un club de sexta, el Mezzolara, cerca de su Bolonia natal. Aquí sigue, ahora como entrenador.

Mezzolara es un barrio de Bodrio, una ciudad de menos de 19.999 habitantes al norte de Bolonia. El equipo de fútbol de Mezzolara juega en la Serie D, la quinta división italiana, con una vida tranquila. Hasta esta temporada. En su grupo ha aparecido un vecino ruidoso: el nuevo Parma. El Parma, refundado en la Serie D, juega en el grupo D de la Serie D. Y en la cuarta jornada visitó Mezzolara. Y Bazzani, que como jugador le marcó al Parma en la Serie A, le arrancó un punto: 0-0 (vídeo).

Este fue el primer partido del nuevo Parma que no acaba con victoria. Los otros, de momento, se han ganado: 0-1 en el debut en el campo del Union Arzignano-Chiampo, cuando en un campo con espacio para 1.400 personas más de 1.000 hinchas del Parma llenaron el estadio. El equipo local acabó indignado pues metió dos goles anulados de forma dudosa y el gol del Parma fue de penalti (vídeo). Luego, en el debut en casa, 2-1 sufriendo en el Ennio Tardini con el Villafranca, que marcó primero. Ese día, 14.000 hinchas presenciaron el partido y muchos, pese a la lluvia, desfilaron por las calles acompañando a los jugadores. Después el equipo mejoró: 0-5 al Fortis Juventus (equipo de Borgo San Lorenzo, cerca de Florencia), 2-0 al Alto Vicentino y 5-1 al Correggese. El nuevo Parma lidera su grupo y en los partidos en casa supera los 10.000 espectadores en las gradas de media. El problema llega fuera de casa, pues muchos de los estadios rivales son muy pequeños, por lo que no todos los hinchas del Parma pueden entrar.

El nuevo Parma tiene más de 10.000 socios y renace gracias a sus viejos héroes. El presidente es Nevio Scala, exentrenador del club en sus años buenos, asumiendo el legado de Arrigo Sacchi y ganando títulos europeos y locales en los 90. Scala lidera un proyecto con el apoyo de empresas locales y del ayuntamiento. Uno de los máximos accionistas es la marca de pasta ‘Barilla’, garantizado la estabilidad de una entidad que cuenta como director deportivo a Lorenzo Minotti, capitán del Parma de los años 90. Y si en el palco encontramos a un viejo héroe, en el banquillo hay otro: Luigi Apolloni, clave en la defensa del club en los 90. El capitán sigue siendo Alessandro Lucarelli, pues el defensa toscano decidió no abandonar el barco y sigue jugando en Parma. El nuevo responsable del sector juvenil es Fausto Pizzi, otro protagonista en ese Parma de inicios de los años 90.

La nueva entidad, llamada Parma Calcio 1913, mantiene el espíritu del Parma de siempre, mientras en los juzgados se siguen buscando culpables por la defunción de la entidad. El verano ha sido complicado. Por ejemplo, en las categorías inferiores el Parma tenía 220 jugadores y 128 han marchado. El Sassuolo ha fichado a Francesco Palmieri, responsable del sector juvenil, a sus ayudantes y… 49 jugadores. Los que se quedaron aguantaron con paciencia las reuniones con entrenadores que los citaban en un bar y después acompañaban a los jugadores en sus coches a los partidos. Aunque ahora, ya se dispone de un bus. Los niños y juveniles entrenan al lado del primer equipo. “Me gusta esta sensación”, dijo Apolloni, cuando vio a Lucarelli y sus compañeros entrenado muy cerca de niños con la misma camiseta.

Foto de portada: Città di Parma.

Related posts

Deja un comentario

*