La primera piedra del Inter de Frank

Ajax Frank de Boer Focus

De perder en casa por 0-2 frente al Hapoel Be’er Sheva en la primera jornada de la fase de grupos de la Europa League a derrotar a la Juventus en la Serie A (2-1) después de firmar el primer gran partido de la era Frank de Boer en Milán. Así de inestable es el Inter de los últimos años y ese y no otro es el reto que debe afrontar el nuevo cuerpo técnico, pues la gran inversión realizada en el mercado veraniego exige una mejoría sobre el césped de carácter inmediato. Ciertamente, cuesta explicar la bipolaridad de los neroazzurri, capaces de ofrecer dos caras tan distintas en un espacio de tiempo muy reducido: solo transcurrieron tres días entre ambos compromisos. La presión del entorno comenzaba a agobiar al proyecto del entrenador neerlandés, pero Frank logró sacudírsela con un triunfo de muchos quilates. De hecho el míster del Inter ha tenido que lidiar con un conflicto interno con el centrocampista croata Marcelo Brozović del cual ha salido reforzado al contar con el respaldo del club. Y a buen seguro no será el último a lo largo del curso.

En un choque de ritmo alto y oportunidades claras en ambas áreas, el Inter compitió cada acción como si fuese la última y lo hizo mirando a los ojos al gran favorito para hacerse con el título en un encuentro vibrante de principio a fin. Agarrados a un Icardi portentoso, los locales fueron capaces de darle la vuelta a un marcador adverso, algo por lo que –con total seguridad– no hubieran apostado muchos tras presenciar el tanto de Lichtsteiner en el 66′. ¿Servirá de punto de inflexión? Lo comprobaremos esta noche en la visita a Empoli.

Mauro Icardi la rompe

Un estratosférico Icardi es lo que necesita el Inter para finalizar la temporada en una de las tres plazas que dan acceso a la disputa de la próxima edición de la Liga de Campeones. Y el punta argentino está demostrando que pueden contar con él para semejante tarea, aunque por el medio haya filtreado con su salida rumbo a Nápoles y el compromiso del jugador con la entidad se haya puesto en tela de juicio. Su repertorio de maniobras es infinito: sorprende la velocidad con la que se gira y se saca de la manga disparos sin apenas espacio para revolverse, es inteligente y mide bien a la hora de encontrarles la espalda a los centrales, tiene talento para combinar en la frontal, logra salir victorioso de duelos individuales que requieren cuerpear contra defensas de primer nivel mundial como Bonucci o Chiellini… A día de hoy debe preocupar más el número de goles que puedan aportar sus teóricos acompañantes o sustitutos (Gabigol, Éder, Palacio o Jovetic) que el caudal realizador del capitán.

Mauro Icardi of Inter Milan during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 28/02/2016
Mauro Icardi.
Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd.

Miranda y Murillo, exigidos  

El tándem defensivo formado por Miranda y Murillo sobresalió ante la Juventus. El brasileño tiene la jerarquía y la experiencia necesaria para erigirse en el pilar sobre el cual asentar la retaguardia del Inter un año más, pero necesitará que el colombiano Murillo mantenga un nivel constante durante todo el curso. La tradicional inconsistencia de los dos laterales no ayudará, salvo que Frank de Boer consiga ponerle freno a esta sangría, pero una pareja de centrales solvente es un buen punto de partida sobre el cual construir el juego de ataque. La salida de balón desde atrás preocupa, más sin cabe si es Medel el elegido como eje –la influencia de Banega será capital en esta fase del  juego–, sobre todo en choques con un guión distinto al del pasado domingo, donde la Juventus llevó la voz cantante con la pelota. A la hora de proponer, el Inter debe encontrar respuestas a múltiples interrogantes. Y sus defensas tienen bastante que decir en este aspecto.

El rol de João Mário

Con la presencia de Candreva en la banda derecha, el desembolso económico realizado por João Mário parece encaminado a explotar la versatilidad del portugués en zonas interiores. El luso no es un creador de juego ni un motor en la medular, pero sí cubre muchos metros con su dinamismo y tiene muy buen pie. Disfruta en partidos con ritmo e ida y vuelta. De hecho el disparo desde media distancia y la capacidad para encontrar a los puntas entre los centrales con centros laterales son recursos a explotar por el Inter al contar con un especialista como el actual campeón de la Eurocopa. Más allá de las cifras que rodearon su llegada al fútbol italiano, el ex del Sporting CP tiene ante sí un reto importante porque verá mucho menos la cal que durante su etapa en Portugal y su influencia en el juego se multiplicará. Si la apuesta le sale bien, Frank tendrá mucho ganado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Gracias Rosende, tus analisis son siempre muy buenos y da gusto leerte, también por el vocabulario!

Como interista, espero leer más por aquí sobre mi equipo ahora que está FdB y la propuesta es más llamativa.

Lo de los laterales siempre ha sido problema del Inter, menos que con Mazzarri donde alli los carrileros siempre se salen (Nagatomo parecía Marcelo y “il Divino” Jonathan, Dani Alves), hemos tenido a Maicon y Maxwell y luego la nada.

Sigo sin entender que tipo de jugador Joao Mario es. A veces esos “jack-of-all trades” del mediocampo son victimas de su flexibilidad

Excelente, estaba esperando ansioso leer en MI un artículo sobre el Inter. Genial como siempre Rosende. El Empoli – Inter de hoy está con resaltador en mi agenda, tras lo visto el domingo.

Deja un comentario

*