Las dos caras de la liga italiana

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
26/11/2013
Mario Balotelli of AC Milan ahead of the UEFA Champions League match at Celtic Park, Glasgow.

El Milan tiene más tradición que el Empoli, sus recursos económicos son mayores, pero en el campo no plasma ningún tipo de superioridad sobre un equipo, el Empoli, ya afianzado como uno de los clubes de la Serie A más atractivos de cara al espectador. El Milan invirtió alrededor de 90 millones de euros en el último mercado veraniego de fichajes. Nada que ver con el Empoli, que maneja uno de los presupuestos más bajos de la liga italiana y cuya estrella juega ahora en el Stadio Carlo Castellani porque el Milan dio en su día el visto bueno a una operación que convirtió a Riccardo Saponara en futbolista del Empoli a todos los efectos.

Son las dos caras de la liga italiana ahora mismo: un Empoli que aprovecha al máximo sus recursos económicos y practica un fútbol dinámico frente a un Milan con historia, con el peso de la camiseta y que ni juega especialmente bien ni obtiene grandes resultados.

Pese a perder al entrenador Maurizio Sarri, al central Daniele Rugani, al lateral derecho Elseid Hysaj o al mediocentro Mirko Valdifiori cuando concluyó el anterior curso, el Empoli se ha repuesto de la mejor forma posible: elevando sus prestaciones, jugando mejor a este deporte llamado fútbol y mejorando sus resultados. Porque el Empoli mira a Europa desde su octava posición y miró al Milan de tú a tú cuando los rossoneri llegaron este sábado al Carlo Castellani (2-2).

No sorprende que el Empoli de Marco Giampaolo controle un encuentro contra el actual Milan, tampoco que su poblado mediocampo se haga notar con Maiello, Büchel, Zielinski y Saponara. Además, la movilidad y el trabajo de los puntas Pucciarelli y Maccarone despeja a menudo el camino para que los centrocampistas lleguen desde segunda línea, una faceta que dominan a la perfección gracias a los automatismos adquiridos, su compenetración y lo más importante: que tienen calidad. En el caso del mediapunta Saponara, uno puede constatar de manera casi semanal algo que no tiene como fin menospreciar la categoría del Empoli sino ponderar el fantástico nivel del jugador italiano: el Empoli se le queda pequeño.

Más de uno en San Siro debe estar arrepintiéndose de no haber confiado más en Riccardo o haberle dado más oportunidades a un chico que durante algún tiempo fue suyo y que jugó muy poco con la elástica rossonera.

El Milan, al menos, parece que tiene ahora una idea de juego más o menos definida con su 4-4-2, priorizando la velocidad de sus puntas (Carlos Bacca y M’Baye Niang). El ariete colombiano es lo suficientemente bueno y su zancada es lo suficientemente poderosa para disimular algunas de las carencias que manifiesta regularmente el equipo.

El fútbol italiano ciertamente necesita más conjuntos como el Empoli. Y el fútbol italiano, así como el fútbol en general, agradecerían que algún día el Milan volviese a estar a la altura de su distinguida historia.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Bien, como casi toda la temporada. Bonaventura está siendo de lo mejor del Milan este año junto a Bacca y Donnarumma.

Completamente de acuerdo! Bonaventura es el único que parece que juega a algo en Milán, Bacca muy por debajo del nivel mostrado en Sevilla pero que en las últimas jornadas no está faltando al gol y Donnarumma que parece que puede ser uno de esos porteros que haga historia si es que los rossoneros no terminan cargándoselo como a tantos jóvenes han hecho en la última decada! También hay que estar atentos a Boateng que parece que vuelve para jugar al nivel que tenia antes de irse, hoy no jugó apenas 5 minutos pero por ahora desde que vino todo lo que jugó lo hizo bastante bien, al menos en mi humilde opinión jeje

Deja un comentario

*