Las trayectorias paralelas de Mertens y Strootman

Mertens no marcó, pero fue clave en la victoria.

Dries Mertens se dio a conocer en el Utrecht, en parte porque enganchó una etapa en la que varios futbolistas de calidad (Vorm, Van Wolfswinkel, Duplan, Mulenga) coincidieron en el club holandés. De hecho, eran muy buenos. Tanto que, pese a su enorme irregularidad, derrotaron al Ajax en tres ocasiones de las cuatro en las que participó el extremo belga. Varias de esas victorias fueron triunfos contundentes en los que brilló Mertens (junto a Duplan, el extremo de la banda opuesta) por encima de los demás, aunque él jamás marcó ante el club ajacied. Sin embargo, su desequilibrio por el costado izquierdo impactó a más de uno. Y en tres ocasiones.

Entonces descubrimos que este joven extremo había ido progresando paulatinamente en el fútbol de la zona del Benelux. Empezó en el Anderlecht, pero ni siquiera estuvo cerca de debutar en el primer equipo. Se marchó al Gent, pero tampoco jugó, así que se fue cedido a un equipo de Tercera División en busca de minutos. Unos 15 partidos le valieron para ser considerado el mejor futbolista de la temporada en el Eendracht Aalst. Después cruzó la frontera y fichó por el AGOVV Apeldoorn, de la Segunda División holandesa, donde coincidió con Nacer Chadli. Allí también llegó a jugar Huntelaar unos años antes. De hecho, pese a los buenos futbolistas que han pasado por Apeldoorn, el club se declaró en bancarrota el pasado mes de enero.

La cuestión es que, además, en el último Utrecht-Ajax de Mertens impactó otro futbolista del conjunto local. Era enero y apareció con el dorsal número 6 un mediocentro de enorme despliegue físico y buen pie zurdo. De hecho, este futbolista holandés, procedente de un equipo de Segunda como el Sparta de Rotterdam, dio un recital que incluyó dos de las tres asistencias en su segundo encuentro como titular tras llegar al Utrecht ese mismo mercado de invierno. Su nuevo equipo destrozó al Ajax y ganó por 3-0, un resultado que incluso se quedó corto. Paradójicamente, el conjunto ajacied acabaría ganando todos los partidos excepto uno a partir de entonces y se proclamaría campeón de liga en la primera de las tres remontadas de Frank de Boer. En cuanto al mediocentro, 14 partidos después Kevin Strootman ya era propiedad del PSV y había llegado a debutar con la selección absoluta de Holanda. El club de Eindhoven pagó 13 millones de euros por él y Mertens.

Strootman, Vorm y Mertens, juntos en el Utrecht tras un partido. El belga separa al portero holandés, que está protestando (Foto: Vincent Teeuwent)
Strootman (izquierda, abrazando al dorsal número 2), Vorm y Mertens (centro), juntos en el Utrecht tras un partido de Copa ante el Groningen. El belga separa al portero holandés, que está protestando (Foto: Vincent Teeuwent)

Dos años más tarde y con una Copa holandesa y una Supercopa como mísero botín de su etapa en el club de la Phillips, el PSV sacó 26,2 millones de euros por sus ventas. Ambos se marcharon a la Serie A tras transmitir la sensación de que iban sobradísimos en la Eredivisie. Tan sobrados que su salto a una liga de mayor nivel dejaba algunas dudas por si su nivel se había podido estancar. Jugaban demasiado relajados. Sin embargo, ahora Strootman es una pieza básica de la Roma de Rudi Garcia, líder del Calcio, y Mertens goza de bastantes minutos en el Nápoles pese a la enorme competencia en la zona de tres cuartos. No les podría haber salido mejor.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Grandísimos jugadores ambos. Aunque Mertens lo tiene muy difícil también en su selección (Hazard, De Bruyne, Mirallas,…) creo que es un jugador muy válido. Y que decir de Strootman, que ha ayudado a la Roma en su magnífico inicio de temporada.

Los dos jugadores, que salvo sorpresa, serán convocados para el Mundial y ahí podrán demostrar sus cualidades en un escaparate mayor que el de la Serie A italiana.

Sí, deberían llegar al Mundial si no hay lesiones de por medio. Y lo harán después de un año en el que habrán competido en una liga de mayor nivel, lo que también les vendrá bien. En el caso de Mertens, creo que también es un futbolista menos "fino" en la asociación que muchos de su compatriotas. No la toca mal, pero es un extremo al que le gusta mucho buscar portería, que dispara siempre que tiene opción. En ese aspecto, tiene más instinto que Hazard, De Bruyne o Chadli. Quizás sean más similares en eso Bakkali y Mirallas, aunque creo que este último es algo más profundo, busca algo más el balón al espacio.

Deja un comentario

*