Strootman y Nainggolan castigan los errores de la Lazio en el derbi romano

Nainggolan Roma Focus

La Roma sigue la estela de la Juventus después de imponerse a su máximo rival en el derbi capitalino en un partido abierto, bonito e intenso, pero en el que se vieron pocas oportunidades de peligro. Lazio y Roma no rehuyeron el contacto y chocaron en la medular, presionaron arriba para ahogar a su acérrimo enemigo, concedieron pocos espacios para que los porteros se sintieran seguros. El elevado ritmo y la intensidad del juego provocaron más errores de la cuenta en un choque que por momentos se atascó en el centro del campo. Pero en la última media hora la Lazio pagó caros sus errores en campo propio, que terminaron inclinando la balanza a favor de los pupilos de Spalletti.

Lazio 0
Roma 2 (Strootman 64′, Nainggolan 77′)

Lazio vs Roma - Football tactics and formations

La Lazio dominó en los primeros veinte minutos de juego. El combinado celeste salió con mayor intensidad, presionó arriba y logró que la Roma no saliera de su campo con la pelota controlada. El elenco giallorosso no conectó con Dzeko en largo, su referente en el juego directo para neutralizar el planteamiento local, y a sus centrocampistas les costó horrores girarse. Resistió gracias al trabajo de De Rossi -que abortó varios ataques peligrosos, providencial en las coberturas-, ante la permanente amenaza que insinuaban Immobile y Keita Baldé con su constante dinamismo en el frente de ataque. También amenazaron Parolo y Milinkovic-Savic con apariciones por sorpresa desde la segunda línea, aunque aguantó los envites la zaga romanista, con tres centrales para una fecha tan señalada. El peligro latente en el ataque laziale no se concretó del todo y poco a poco la Roma se fue recomponiendo. Emocionalmente, el partido cambió sobre la media hora en una acción muy protestada que frenó el ritmo local. Biglia derribó a Bruno Peres en una posición dudosa, el colegiado señaló el punto de penalti y luego, a instancias de uno de sus asistentes, indicó que la infracción se había producido fuera del área. Así, entre protestas locales y visitantes, el juego se detuvo y la Roma se empezó a sentir más cómoda.

Los de Spalletti asomaron la cabeza en campo rival gracias a su banda izquierda. Nainggolan y Perotti se juntaron en ese perfil con Emerson, con licencia para subir al estar protegido por tres centrales. La Roma desbordó con relativa facilidad a Basta, sin la ayuda de Felipe Anderson, ganó metros y penetró en el área en varias ocasiones aunque, como la Lazio, le costó poner a prueba a Marchetti. En la recta final del primer tiempo y tras la reanudación, la Roma reprodujo el mismo esquema de partido que había protagonizado antes la Lazio: adelantó las líneas, presionó arriba y dificultó la salida de balón de un adversario que no ganaba las segundas jugadas, pues los tres centrales giallorossi eran superiores en esta faceta a Immobile y Keita Baldé, que no lograron sorprender a su espalda. Así la Roma se instaló en campo rival y la Lazio rompió el equilibrio en un error grosero, impropio de un encuentro de estas características. Wallace quiso salir jugando en su propia área, perdió el balón y Strootman, tras robarle la cartera, picó el esférico ante la salida de Marchetti. El tanto noqueó anímicamente a los locales, desquiciados además en una pelea posterior al 0-1. La Lazio ya no supo reaccionar al golpe asestado por su máximo rival, que sentenciaría el encuentro con un disparo lejano de Nainggolan, a quien la zaga local dejó todo el tiempo del mundo para armar el remate. A la postre, dos despistes costaron dos goles en uno de los derbis más calientes de Italia. La Lazio no perdía un partido desde el 20 de septiembre.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*