Menos ‘pirlista’ y con más pegada

Pogba-Tévez-Juventus-calciostreaming

Tuve la oportunidad esta temporada de ver in situ a la Juventus de Turín. Y aquel partido de Champions League en el Estadio Santiago Bernabéu me dejó unas sensaciones muy similares a las obtenidas cada fin de semana viendo jugar al campeón de Italia por televisión: que la ‘Vecchia Signora’ era un equipo menos coral que cuando el proyecto de Antonio Conte dio sus primeros pasos en el curso 2011/12.

Un equipo, ahora mismo, con una calidad individual verdaderamente sobresaliente en distintos puestos. Recapitulemos. Arturo Vidal y Paul Pogba son dos de los mejores centrocampistas del mundo. Gianluigi Buffon, a sus 36 años, ha bajado sus prestaciones pero sigue siendo un guardameta de primer nivel. Como de primer nivel son los centrales titulares (Giorgio Chiellini, Andrea Barzagli y Leonardo Bonucci) o los laterales -Kwadwo Asamoah y especialmente Stephan Lichtsteiner-. Un futbolista de la categoría de Andrea Pirlo marca la pauta en la medular y delanteros como Carlos Tévez o Fernando Llorente marcan diferencias en ataque. La actual plantilla no es en ningún caso inferior a la que dirigió Conte en la campaña 2011/12, pero puede estar acusando más de la cuenta la edad de Pirlo y una cierta pérdida de ‘Pirlismo’ en el modo de jugar de la escuadra bianconera.

Este equipo menos coral y menos ‘Pirlista’ sigue ganando. Y de qué forma: con opciones de acabar la Serie A 2013/14 con más de 100 puntos. Sigue ganando porque futbolistas tan resolutivos como Vidal, Pogba, Tévez o Llorente dan muchos puntos a lo largo de nueve meses de fútbol. Por resumirlo: la Juve de esta era Conte ha ganado en efectividad y ha perdido en brillantez. De hecho, el bache de la Juventus vivido en los meses de septiembre y octubre tuvo que ver con este aspecto. Un bache muy costoso para sus intereses en la máxima competición continental.

Real Madrid v Juventus UEFA Champions League

Campeones en Italia, pero alejados del éxito continental (Foto: Focus Images Ltd)

Fue un inicio de curso de cierta zozobra para los bianconeros. En liga, por ejemplo, empataron en San Siro en un discreto encuentro y ganaron las cuatro siguientes jornadas por la mínima. Sin demasiado brillo, sin un resultado excesivamente holgado y sí con bastante sufrimiento. Como sufrimiento hubo en la dura derrota en Florencia (4-2) en una tarde en la que la Juve se vio absolutamente superada por los vertiginosos ataques de una Fiore que, liderada por Giuseppe Rossi, batió cuatro veces a Buffon en un cuarto de hora.

Aquello fue la antesala de la visita continental al Santiago Bernabéu, una cita en la que se le recuerdan varios tramos de buen fútbol y de control al conjunto entrenado por Antonio Conte, pero con una enorme dificultad para inquietar a Iker Casillas. Algo falla si el salto de calidad experimentado en la delantera no ha sido suficiente para superar un grupo europeo con el Copenhague, el Galatasaray y el Real Madrid como adversarios.

La Juventus en la Champions League: empate en Copenhague, empate vs Galatasaray, derrota en Madrid, empate vs Real Madrid, victoria vs Copenhague y derrota en el campo del Galatasaray. Consecuencia: eliminada.

La Juve expuso en aquellas fechas -y lo ocurrido en la fase de grupos de la Champions mantiene una relación directa- el que para mi ha sido su gran déficit esta temporada: su previsibilidad. Una forma de jugar y de atacar que se ha vuelto a menudo previsible y demasiado lenta. En líneas generales, un ritmo bajo que se encargan de romper los dos carrileros: Kwadwo Asamoah y Stephan Lichtsteiner. Que el ghanés o el suizo fuese el MVP de un partido ha ocurrido más de una y más de dos veces. Positivo para la Juve que Asamoah y Lichtsteiner tengan este peso, pero negativo que la previsibilidad o imprevisibilidad del equipo dependa tanto de los carrileros.

Vidal y Pogba, dos de los mejores de la Serie A, son futbolistas más de jugadas que de tener continuidad en el juego. El chileno y el francés son futbolistas más de finalizar las acciones que de combinar, dar velocidad a la circulación de balón o crear juego.

Pirlo Asamoah Juventus - MULADAR NEWS

Asamoah y Pirlo (Foto: calciostreaming)

De cara al futuro, el nombre propio que más llama mi atención es el de Marco Verratti, un centrocampista por el que la Juventus ya ha pujado en alguna ocasión y que, en relación a lo expuesto en “La economía de la Vecchia Signora”, no encajaría mal en aquella vieja idea de un posible trueque Pogba x Verratti (más dinero).

Conte seguiría contando con dos interiores de reputada categoría –Vidal y Marchisio-, con un Andrea Pirlo recientemente renovado hasta 2016 y con quien está llamado a ser el heredero de Pirlo en el fútbol italiano: Verratti. Si es que eso, un heredero de Andrea, existe.

Foto de portada: calciostreaming

Related posts

1 comments

Coincido, el problema de este equipo es calidad, creatividad, mucho musculo, salvo Pirlo, Tevez y por ahí algún jugador más, sin olvidar que ni Asamoah, ni Lich son extremos de verdad, son medio mixto y lateral convertidos a extremos, y en algunos partidos se siente
es, sobre todo con rivales muy cerrados o de mayor nivel.

Deja un comentario

*