Mertens y Kaká, por partida doble

Mertens no marcó, pero fue clave en la victoria.

Nápoles 2 – Sampdoria 0, San Paolo

El conjunto de Rafa Benítez abrió la mañana de fútbol en Italia contra una Sampdoria que venía jugando a buen nivel y consiguiendo resultados positivos en las últimas jornadas. Los visitantes propusieron un partido abierto, de ida y vuelta, y de inicio al Nápoles le faltó claridad en los últimos metros: Higuaín se ofrecía en la media punta, se giraba con cierta comodidad a la espalda de Palombo y Obiang y conectaba principalmente con Mertens y Callejón, muy móviles en tres cuartos de campo. En esos últimos metros faltó precisión, faltó la frescura de un Nápoles que inició la temporada con mucha pegada pero que venía dejando dudas en sus enfrentamientos contra equipos de la zona media/baja de la tabla.

Mertens NapoliHiguaín asistió a Mertens en el primer gol de la mañana. (Foto: Focus Images Ltd)

Krsticic había advertido a Rafael Cabral con un par de disparos desde fuera del área, si bien fue Dries Mertens, a pase de Higuaín (séptima asistencia entre Serie A y Champions League), el que consiguió deshacer el empate en San Paolo. La frecuente relación con el gol del belga y sobre todo de Callejón, unida a la capacidad del Pipa para poner buenos balones a los extremos, permite que la nula efectividad de Insigne a la hora de encontrar portería pase casi inadvertida: 0 goles en 18 partidos de Serie A. Con el marcador de cara, Mertens volvió a castigar a los de Siniša Mihajlović con un buen golpeo de falta directa desde la frontal del área que Da Costa -reaccionó tarde- no consiguió detener. No fue un encuentro sencillo para el Nápoles, de hecho Réveillère lo pasó francamente mal a la hora de detener las arrancadas de Gabbiadini, pero lograron cumplir su objetivo: la victoria los sitúa a solo 2 puntos de la AS Roma en la lucha por la 2ª plaza del campeonato. La Juventus parece inalcanzable.

Milan 3 – Atalanta 0, Giuseppe Meazza

Si el Nápoles no lo tuvo fácil, menos todavía el Milan (a pesar de lo que indica el resultado). Los de Allegri desplegaron su mejor fútbol en el primer tramo del encuentro de la mano de un gran Kaká, un Robinho enchufado y la aparición del jovencísimo Bryan Cristante (18 años). El centrocampista de San Vito al Tagliamento disputó su primer partido de liga como titular con los rossoneri y transmitió buenas sensaciones: distribuye la pelota con criterio, elige bien sus incorporaciones a posiciones de ataque y tiene un disparo potente desde media distancia. El Atalanta resistía como podía el arreón local y Kaká, a pase de Emanuelson, superó a Consigli con un golpeo de interior ajustado al poste antes del descanso. A partir de ese momento, volvió el Milan de toda la temporada: un equipo frágil atrás, incapaz de conservar la posesión de la pelota sin perderla a las primeras de cambio y algo apático arriba.

Celtic v AC Milan UEFA Champions League

 Balotelli sustituyó a Matri en el minuto 65. (Foto: Focus Images Ltd)

Benalouane, Raimondi y Denis estuvieron a punto de logar el empate, lo evitaron los postes y Abbiati. Cuando el público se comenzaba a impacientar y el dominio visitante era más claro, Kaká logró su segundo gol tras un centro de Balotelli desde la línea de fondo que Robinho no consiguió rematar. El rechazo lo aprovechó el brasileño y la realización enfocó a Allegri, que respiraba aliviado. Solo dos minutos después, Cristante hizo el tercero desde fuera del área: golpeo fuerte, plano, imposible para Consigli. El Atalanta mira hacia abajo (15º con 18 puntos) y el Milan se sitúa décimo con 22 puntos, muy alejado de las plazas que dan acceso a Europa. En solo unos días, veremos que pueden ofrecer Honda y Rami.

Articulo relacionado: Un lugar para Honda

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*