Allegri sabía contra quién jugaba

Allegri Focus

A Massimiliano Allegri todo le debió recordar a noches pasadas. A cuando su Milan asumía su inferioridad del presente, se olvidaba de la historia, y planteaba los partidos ante rivales grandes con casi todo el equipo en su propio campo y buscando el contragolpe. Pero en esta ocasión él estaba en el otro lado. Y a él le tocaba desempeñar el rol opuesto. Querer la pelota, asumir riesgos, comportarse como un conjunto que se sabe mejor y que quiere demostrarlo incluso en el estadio de uno de sus enemigos clásicos. Quizá a muchos les (nos) haya sorprendido, pero el ex técnico del Cagliari y el Milan ha aceptado este reto con todas las consecuencias y sin reservas. Su Juventus parece que aún la entrene Conte. Por sistema táctico, por propuesta, por atrevimiento… En cambio, al Milan de Inzaghi, que por la manera de encarar el partido también parecería que aún tiene a Allegri en el banquillo, sí le faltó algo que el último estratega que le hizo campeón le proporcionaba en este tipo de escenarios: una mayor solidez a la hora de cerrar espacios. Los rossoneri quisieron defender del mismo modo que defendían con Allegri, pero no lo consiguieron. Defendieron mucho peor. Concedieron bastantes más ocasiones que en ese tipo de partidos en los que, especialmente en la Champions, años atrás entregaban el balón al contrario y se concentraban en reducir las posibilidades de pase (hasta el mejor Barcelona tuvo días de bloqueo ofensivo en San Siro). Ayer la Juve fue fluida, movió la pelota con velocidad y sólo las grandes paradas de Abbiati o los postes retardaron un resultado que se veía venir y que acabó siendo incluso corto (0-1).

MILAN 0-1 JUVENTUS: FORMACIONES INICIALES

AC Milan vs Juventus - Football tactics and formations

Allegri entregó de nuevo la posición de medio centro puro a Claudio Marchisio. ¿Quién lo habría imaginado cuando declaró, tras la salida de Andrea Pirlo de su Milan, que prefería futbolistas con agresividad en esa posición? Bueno, en realidad Marchisio estuvo muy agresivo en el partido -a veces incluso en exceso-, pero no es el tipo de jugador que uno se imagina en ese retrato-robot en su día dibujado por el técnico de Livorno y que luego quedaría representado de manera bastante exacta por Mark van Bommel. La idea era, pues, muy de Conte: el que jugaba por delante de los tres centrales era un hombre capaz de mover el balón con mucho sentido, y los interiores eran más de ida y vuelta (Pogba y Roberto Pereyra). En este sentido, el que dejó una imagen fabulosa fue el argentino, que agregó al dinamismo habitual de Arturo Vidal (al que reemplazaba) una pausa y una capacidad de distribución más que notables. El ex de River Plate ha llegado este verano cedido por el Udinese (por 1.5 millones y una opción de compra a final de temporada por 14) y dejó claro que, aún teniendo bastante menos gol que el chileno, sí puede aportar cosas diferentes y hacer que el equipo en general tenga más variedad y un abanico de argumentos más extenso. Pereyra estaba siendo el mejor de la Juventus hasta que Pogba emergió entre tanto desgaste físico del oponente y jugó un tercio final de partido asombroso. Su maniobra en el gol que decidió el choque, anotado por Carlos Tévez, puede acabar siendo una de las más vistosas de la Serie A 2014-15. Sólo después del 0-1 reaccionó Inzaghi dando entrada a los dos nueves que tenía en el banquillo.

MILAN 0-1 JUVENTUS: FORMACIONES TRAMO FINAL

AC Milan vs Juventus - Football tactics and formations

Pero ya era muy tarde, y además el ingreso de los dos delanteros centros supuso la sustitución de los jugadores con más capacidad de generación que tenía el Milan en tres cuartos (Poli y Honda). Los últimos minutos se convirtieron en un estéril intento de buscar en largo a Torres y a Pazzini. Pero la Juventus escondía la pelota y no permitió ni que el azar de cualquier rebote entrara en juego. Allegri sabía mejor que nadie qué carencias tenía el rival, y con una plantilla superlativa a su disposición, las explotó con maestría.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Juventus tiene méritos sin duda, pero también fue favorecida por la postura de un rival que salió extremadamente cauteloso y timorato; si Milan hubiera arriesgado con otro tipo de propuesta creo que les hubiera podido hacer daño.

En todo caso, el problema del Milan es muy simple. A el tío De Jong-Muntari-Poli no se le escapa una sola idea ni por asomo: nula creatividad, pases errados por doquier y así es muy difícil generar opciones, incluso de contra. De hecho en los dos partidos anteriores, más allá del resultado, el milan no tuvo el control de la pelota nunca.

Yo creo que es necesario alguien con mejor salida de balón, con mejores ideas, con mayor precisión y posibilidades de tener la pelota con mayor criterior. Creo que a Van Ginkel lo trajeron para éso…

Deja un comentario

*