Milinkovic-Savic, un centrocampista atípico

Milinkovic-Savic fue uno de los mejores del partido. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

En la era del fulgor de los centrocampistas diminutos, ágiles y ultratécnicos, aquella en la que se ha roto de una vez por todas el convencionalismo de que los centímetros son un elemento imprescindible para ser competente en la práctica del fútbol, en la capital de Italia florece de forma imparable una rara avis. Su nombre es Sergej Milinkovic-Savic, es serbio aunque nacido en Lleida, tiene 22 años y mide 1.92 metros de altura. Este hijo de una jugadora de baloncesto y un futbolista que militó casi todo el grueso de su carrera en la Segunda División española es un jugador enormemente singular. Pues si bien sí estamos acostumbrados a ver pivotes de perfil defensivo de mucha envergadura, es mucho más raro que un interior que juega a distintas alturas y está entre los 35 jugadores que más pases por partido dan en Italia sobreviva en la élite con semejante planta. Sergej desafía a la hegemonía reinante.

Inzaghi, su entrenador en la Lazio, lo compara con Pogba y el parecido no parece en ningún caso un brindis al sol. Sobra decir que SMS es un futbolista sensiblemente inferior y que está muy lejos de disponer de la abusiva técnica del bestial futbolista del Manchester United, pero existe cierta semejanza a nivel visual. Sobre todo en lo referido al uso de su dominante cuerpo. Por cómo utiliza sus largas piernas para proteger la pelota y pisarla, por cómo amolda su exuberante físico para cuerpear y hacer inútiles las tarascadas rivales, por cómo conduce de forma aparentemente algo lenta pero sostenida. Milinkovic-Savic es una bestia de la naturaleza que sabe sacarle todo el partido a su envergadura. También a la hora de presionar, donde añade a su prodigiosa capacidad de rebañar balones una incansable voracidad balcánica que le vuelve un activo defensivo de primer nivel.

A Milinkovic Savic se le compara con Paul Pogba. Foto: Focus Images Ltd
A Milinkovic Savic se le compara con Paul Pogba. Foto: Focus Images Ltd

Quizá el único punto donde Sergej sí es superior a Paul es en el juego aéreo. Es un auténtico monstruo por arriba. No es exagerado decir que es ya uno de los futbolistas que mejor dominan ese arte en el mundo. No es solo que mida casi dos metros, es que además salta muchísimo. Su superioridad es muy manifiesta, pues por la posición que ocupa no suele disputar balones con centrales, sino con futbolistas a los que saca muchos centímetros. Su presencia dota a su equipo de un argumento poderosísimo y difícilmente defendible para avanzar y ganar posesiones.

Técnicamente está lejos de ser un superdotado -el genio creativo de la Lazio se llama claramente Luis Alberto-, pero Sergej no es un jugador torpe con la pelota. De vez en cuando tiene detalles de calidad que sorprenden. Es un pasador aseado sobre todo a la hora de lanzar transiciones, donde dispone de un gran golpeo vertical. Además, es un notable llegador desde segunda línea. Suma cinco goles a un partido de finalizar la primera vuelta con el conjunto capitalino, una cifra que le convierte en el segundo centrocampista más goleador del Calcio.

Picture by Seb Daly/Focus Images Ltd +447738 614630 10/08/2013 A Lazio fan holds up his team scarf during the Pre Season Friendly match at Selhurst Park, London.
Sergej es ya un ídolo entre la hinchada laziale. Foto: Focus Images Ltd

Milinkovic-Savic formó parte de la generación de Serbia que se proclamó subcampeona de Europa sub19 en 2013 en Lituania y campeona del mundo sub20 en 2015 en Nueva Zelanda, donde fue elegido Balón de Bronce. Sin embargo, hasta el pasado mes de de noviembre no había debutado con la absoluta. Slavoljub Muslin, el seleccionador que llevó al conjunto balcánico hasta la Copa del Mundo, no le tenía en gran estima y consideraba que no encajaba en su sistema. Según confesó después Slaviša Kokeza, el presidente de la selección serbia, el miedo a perder a Sergej fue uno de los principales motivos del sorprendente despido de Muslin. Ha sido titular en los dos partidos amistosos ya con Mladen Krstajic al cargo, el sucesor de Muslin, y todo apunta a que lo veremos de inicio este verano en el Mundial de Rusia. Promete hacer junto a Nemanja Matic una pareja con unas condiciones absolutamente intimidantes.

“Después del partido entre Niza y Lazio, en el que Sergej anotó dos tantos y dio una asistencia, Muslin me dijo que Sergej había sido uno de los peores del campo. Pensé que no lo había escuchado bien y le pregunté otra vez. “¿Estamos hablando del mismo Niza-Lazio que yo vi?” Y me respondió “Sí, fue uno de los peores en el campo. (…) Tenemos una responsabilidad por el futuro del fútbol serbio, y Sergej es uno de esos muchachos que deberían traer mucha alegría a la nación” Slavisa Kokeza, presidente de la federación serbia.

Foto de portada: Edu Ferrer Alcover/MarcadorInt

Related posts

2 comments

Serbia jugó prácticamente todo la eliminatoria con linea de tres defensores y dos carrileros. Con dos mediapuntas y un delantero centro (Mitrovic). Milinkovic-Savic calza en una de las dos posiciones del mediocampo, que fueron dominadas por Matic y Milivojevic durante la eliminatoria. Claro, todo esto se puede venir abajo dependiendo de los planes del nuevo entrenador, pero las opciones son muy favorables para Sergej, que competirá contra Gudelj, Fejsa o Maksimovic.

Creo que es obvio que no tiene el nivel de Pogba (aunque esté rindiendo mucho mejor), pero creo que no es solo superior al francés en el juego aéreo. Yo diría que es superior al francés a nivel defensivo en general. Y eso le da más posibilidades que al francés de jugar tanto delante de los centrales como de centrocampista puro.

Deja un comentario

*