Modernos, jóvenes y ambiciosos

La Juventus sigue apostando por los jóvenes / Foto: Focus Images Ltd

Algunas cosas diferencian este Scudetto de la Juventus de los cuatro anteriores. En las ediciones previas no había firmado una remontada de esta naturaleza (73 puntos de los últimos 75 posibles) y no había vivido un verano con tantas bajas importantes. Tras jugar la final de la Champions League en Berlin, la Juve asistió a la marcha de Carlos Tevez, Andrea Pirlo y Arturo Vidal. Tres titulares, tres futbolistas repletos de experiencia, calidad y jerarquía dentro del vestuario. La institución asumió esos cambios como un proceso más o menos natural: Pirlo había cumplido 36 años, Tevez había informado al club de su deseo de regresar a Boca Juniors y la oferta de 37 millones de euros (más 3 de bonus) era muy tentadora por un jugador, Arturo Vidal, cuyo rendimiento y estado físico en Turín había decrecido.

La opinión generalizada tanto de la prensa como de la afición apuntaba a una caída inevitable del nivel colectivo de la Juventus. Los dirigentes de la Vecchia Signora se encargaron de dar forma a un equipo lo más competitivo posible. Para ello trabajaron el director general Giuseppe Marotta, el director deportivo Fabio Paratici o el jefe de scouting Javier Ribalta. Un empleado del Manchester City define a la Juve como “el club más europeo de Italia”, siendo esta modernización -en cuanto a estadio y organigrama deportivo- uno de los motivos de su éxito.

Balance del verano de 2015

No todo fueron malas noticias para el campeón de Italia, que resistió antes las distintas propuestas que escuchó por Paul Pogba. Mantener al centrocampista francés -un jugador con mucho más fútbol por delante que Pirlo, Vidal o Tevez, y que sigue aumentando su valor- fue una pequeña victoria para el conjunto turinés.

En el capítulo de bajas, los italianos hicieron caja con algún jugador como Ogbonna que dejó 11 millones de euros en las arcas y vivieron un par de episodios singulares. La falta de sintonía entre la entidad y Kingsley Coman -que reclamaba más minutos e importancia de la que se le podía ofrecer con Dybala, Morata o Mandzukic en el equipo- posibilitó su marcha al Bayern Munich (cedido dos años con opción de compra).

El acuerdo alcanzado para el regreso de Carlos Tevez a Boca Juniors acercó a varios talentos sudamericanos a Turín, ya que la Juve tiene opciones de compra por Rodrigo Bentancur, Adrián Cubas o Franco Cristaldo. El más interesante de los tres es el centrocampista uruguayo Bentancur, sobre quien deben tomar una decisión próximamente. Además, Guido Vadalà está completando su primera campaña en la Juventus Primavera.

Fichajes rentables

Casi todas las contrataciones acometidas por la Juve el pasado verano pueden ser catalogadas como aciertos. El rendimiento sobre el césped habla del acierto que fue contratar a Paulo Dybala por 32 millones de euros (más 8 de bonus) y a Alex Sandro por 26 M € (le quedaba un año de contrato, pero era la forma de adelantarse al Manchester City).

 

Sin haber alcanzado ni siquiera los 1000 minutos de juego como bianconero, Simone Zaza ha sido otra operación rentable. Cumplió un papel necesario en la plantilla, el de cuarto delantero, y dejará beneficios en Turín si llega una oferta que satisfaga a la Vecchia Signora, consciente de que la capacidad adquisitiva y la necesidad de la Premier puede acercar a Zaza al fútbol inglés por 30 millones de euros. El otro ariete firmado en verano, Mario Mandzukic, ha respondido a la altura de lo que uno podía esperar cuando el Atlético de Madrid recibió 19 millones de euros por su traspaso. Buen jugador de equipo, útil y necesario.

A coste cero aterrizaron en Turín futbolistas como Neto y Sami Khedira, así como los cedidos Juan Cuadrado y Mario Lemina. La Juventus obtuvo así la garantía de un buen portero suplente, un campeón del mundo para el rol de interior derecho, un futbolista desequilibrante en la banda derecha y un recambio para la medular. Las cuatro fueron buenas operaciones, especialmente el fichaje de Khedira y la cesión de Cuadrado -que próximamente regresará al Chelsea, donde tiene un contrato que cumplir-.

¿Único fallo bianconero?

La única incorporación juventina con un rendimiento por debajo de lo esperado ha sido Hernanes, demasiado irregular, sin apenas minutos en el rol de mediapunta, empezando con mal pie su etapa en Turín y con escaso protagonismo según avanzó esta campaña. No obstante, tampoco fue un traspaso demasiado costoso, ya que el Inter de Milan recibió 11 millones de euros por el brasileño.

 

Uno de los puntos más conflictivos del próximo mercado de fichajes afecta a Álvaro Morata, cuya continuidad depende de diversos factores. La Juventus quiere que continúe, pero no hay factor más determinante en este caso que la voluntad del jugador. Si no quiere continuar en Italia, el Real Madrid abonará su opción de recompra y, a continuación, el delantero español será traspasado a un club inglés o alemán si en el Bernabéu no le ofrecen un papel importante. Es difícil encontrar a un equipo del Top-10 europeo que no quiera contar con Morata de cara al próximo curso.

Un equipo repleto de jóvenes

Una de las razones del éxito bianconero es la mezcla perfecta entre experiencia (representada por los Buffon, Barzagli, Chiellini, Marchisio y cía) y juventud (en manos de Dybala, Pogba, Morata y cía). Todo ello responde a una planificación ordenada de la entidad, que no pierde de vista nunca los torneos de categorías inferiores -próximamente llegarán a Turín algunas perlas de 18 años- y que domina el mercado nacional como nadie. Así se aseguró los servicios de Simone Zaza, Daniele Rugani, Stefano Sturaro o Rolando Mandragora. Y mantiene su opción de recompra por Domenico Berardi.

Artículo relacionado: “La madurez del regista Mandragora”

Precisamente por Mandragora acordó la Juve el pago de 6 millones de euros al Genoa (y otros 6 por objetivos). El mediocentro italiano, que actualmente alterna la posición de centrocampista con la de central en el Pescara de la Serie B, se incorporará en julio a la disciplina bianconera.

Mandragora: 18 años; Rugani: 21; Dybala y Lemina: 22; Pogba, Sturaro y Morata: 23; Zaza: 24; Alex Sandro: 25.

Daniele Rugani / Foto: Focus Images Ltd
Daniele Rugani / Foto: Focus Images Ltd

“Me quedo aquí”, insistió Massimiliano Allegri la última vez que le preguntaron por su continuidad. Pronto se anunciará su ampliación de contrato con la institución en la que ha ganado ya cuatro títulos en dos temporadas (el quinto puede llegar en la final de Coppa de Italia).

Comparto el proyecto del club porque trabaja bien y construye la plantilla para el futuro. Pogba y Dybala tienen 22-23 años, como Sturaro y Lemina. Alex Sandro tiene 25 y Rugani 21. Es un grupo que ha nacido esta temporada, hay un gran futuro. El club ha hecho un fantástico trabajo con los jóvenes. La Juventus tiene mucho futuro y el próximo año mejoraremos”, prometió Allegri.

La ambición de reinar en Europa

El campeón de Italia no se conforma con establecer esta potente hegemonía en el fútbol italiano. Quiere más. Y ahora asume que está en condiciones de dar ese salto cualitativo para competir permanentemente con los mejores clubes de Europa. La Juve ha alcanzado una final de la Champions y ha puesto contra las cuerdas al Bayern Munich desde que Allegri se sentó en el banquillo. La estabilidad del proyecto, la fiabilidad de los veteranos, el talento de los jóvenes y la mejoría que se puede producir a partir del próximo mercado veraniego son los elementos que generan confianza en la institución, que tiene clara cuál es la mejor arma para que Paulo Dybala y, sobre todo, Paul Pogba sigan en Turín: hacerles ver que el equipo sigue creciendo y está en disposición de luchar por la Copa de Europa.

Paul Pogba (‘La Repubblica’): “Quiero convertirme en una leyenda del fútbol. ¿Arrogancia? No digo que sea el mejor, digo que quiero serlo, quiero hacer historia, convertirme en el mejor centrocampista de siempre. Cuatro ligas no son suficientes para mi ambición. ¿Mi futuro? Quiero vencer al Carpi [el domingo], ganar la Coppa de Italia y después la Eurocopa. ¿Y después seguir con la Juve? Tengo contrato con la Juventus.”

Los protagonistas de este éxito liguero no esconden el objetivo de la Juventus 2016/17. “El próximo año debemos pelear por ganar la Champions League, no solo la Serie A”, observó Massimiliano Allegri después del último encuentro de la Vecchia Signora en Florencia. Y para ello trabajan ya en la dirección deportiva Marotta, Paratici, Ribalta y el resto de dirigentes, para que el modelo siga funcionando, triunfando en Italia y creciendo a nivel europeo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

Deja un comentario

*