Necesitan a Mauro y a Stevan

El Inter de Mancini ganó al Palermo. Foto: Focus Images Ltd.

Analizamos en el mes de julio algunas de las claves del Inter de Milan, según se estaba desarrollando entonces su verano. Varias de las premisas identificadas entonces se mantienen, mientras que otras se han alterado. Los de Roberto Mancini han protagonizado un inicio liguero con dos etapas fácilmente distinguibles: 5 triunfos consecutivos para comenzar (todos por la mínima y con tan solo 6 goles anotados) y ahora 4 jornadas seguidas sin vencer. La del Inter es la defensa menos goleada de la Serie A y, al mismo tiempo, el conjunto nerazzurro es uno de los menos anotadores del campeonato.

Mancini dio continuidad en el Stadio Renzo Barbera de Palermo (1-1) al 4-4-2, un esquema con el que sitúa a Ivan Perisic como volante izquierdo y a Fredy Guarín en el otro flanco. De ese modo, el croata Perisic actúa a pie cambiado y con tendencia a irse hacia dentro. Tampoco el colombiano Guarín es un especialista de banda, por lo que solo las incorporaciones de los laterales (Yuto Nagatomo y Alex Telles) ofrecen profundidad por fuera y combaten el embudo de dimensiones considerables que genera el Inter de Milan por dentro.

Al Inter le falta fútbol, creación, capacidad pasadora, imaginación, o como cada uno lo quiera llamar, en el medio. Las características de Gary Medel y Geoffrey Kondogbia poco o nada tienen que ver con las del organizador clásico, esa figura de la que el Inter se despidió en los últimos días del mes de agosto cuando Mateo Kovavic recaló en el Real Madrid y Hernanes en la Juventus de Turín.

El Inter cuenta con mucho poderío físico, pero escasa creación en la medular. Dispone de una sólida pareja de centrales, la que componen Jeison Murillo y Joao Miranda, dos de las piezas más destacadas en este arranque de curso. La última característica básica que se presupone en este Inter de Mancini es que sea un equipo con pegada y con buenos registros goleadores, algo en lo que está fallando.

Disposición táctica inicial frente al Palermo (1-1):

Inter de Milan - Football tactics and formations

No habla bien del juego ofensivo del Inter que en 9 jornadas solo haya sido capaz de firmar 9 goles, siendo especialmente señaladas en Italia las dificultades de Mauro Icardi, que quiere repetir como máximo goleador del campeonato, para ver portería. Icardi solo ha hecho 2 goles en 8 partidos, Stevan Jovetic acumula ya 5 encuentros sin hacer tantos y Perisic anotó en Palermo su segundo gol en 8 citas de la Serie A.

Mejorarán los resultados del Inter cuando sus atacantes alcancen unos registros goleadores a la altura de lo que se espera de ellos. Uno puede esperar una mejoría en esa faceta y para ello solo, entre comillas, necesitan que Mauro y Stevan hagan goles con regularidad.

Lo extraño sería asistir esta temporada a una progresión del Inter en lo que a la construcción del juego se refiere: porque para eso se requiere un perfil de centrocampista inexistente en la plantilla nerazzurra.

 

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*