Pjanic bianconero

Miralem Pjanic of Bosnia and Herzegovina during the UEFA Euro 2016 Qualifying match at the Cardiff City Stadium, Cardiff
Picture by Mike  Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
10/10/2014

El campeón italiano avanza en la preparación de la próxima temporada. Mientras la mitad de su plantilla participa en la Eurocopa, la dirección deportiva negocia en distintos frentes y este lunes anunció la contratación de Miralem Pjanic para las próximas cinco temporadas. Una vez activada su cláusula de rescisión, la Juventus de Turín desembolsa tan solo 32 millones de euros, puesto que el jugador bosnio renuncia al 20% que le correspondía -negociado como parte de su salario en estos cinco años-. La Roma pierde así a uno de sus mejores futbolistas, con 26 años, por una cifra que, ponderando el estado actual del mercado europeo, no se puede considerar en absoluto desproporcionada.

Giallorosso durante cinco años, bianconero a partir de ahora.

Giuseppe Marotta, director general de la Juve: “La operación Pjanic se cerró gracias al empuje del jugador, que deseaba fichar por la Juventus activando la cláusula de rescisión. El propio Pjanic, para facilitar la operación, decidió renunciar a la parte porcentual que le correspondía. No ha habido una negociación entre los dirigentes de la Roma y la Juventus, tan solo reuniones para concretar el pago de la cláusula.”

Se cumple un lustro del aterrizaje de Miralem en la liga italiana y su mudanza a la ciudad piamontesa de Turín se produce después de su mejor campaña como profesional. Sus primeros dos meses de curso con Rudi García fueron sobresalientes, mientras que en la segunda mitad de la campaña mantuvo sus buenas prestaciones en la mejorada Roma de Luciano Spalletti. A nivel de juego, de regularidad y de producción ofensiva se trata de la mejor tarjeta firmada por el mediocampista balcánico, autor de 12 goles y 13 asistencias esta temporada, siendo junto a Paul Pogba uno de los centrocampistas del año en Italia. La pregunta del millón es si el Calcio llegará a ver juntos al bosnio y al francés, algo que dependerá de las pretensiones de la Juve, de Zinedine Zidane y de la voluntad del jugador. En cualquier caso, la Vecchia Signora no contrata a Miralem Pjanic con la previsión de que reemplace a Pogba si termina haciendo las maletas. Son historias independientes.

Temporada 2015/16 de Pjanic: 12 goles y 13 asistencias en 41 partidos

Pjanic en el 3-5-2

Una de las funciones que tiene reservada Massimiliano Allegri para su nuevo fichaje es la de gobernar el juego justo por delante de los centrales. Ser mediocentro, una demarcación poco habitual en la trayectoria de Pjanic -más mediapunta e interior en Francia, en Italia y con Bosnia-. Claudio Marchisio tomó hace exactamente un año el testigo de Andrea Pirlo, es decir, se adueñó del rol de mediocentro, de ‘regista’ del equipo. Marchisio, de 30 años, se rompió recientemente el ligamento cruzado de la rodilla y no reaparecerá antes de octubre o noviembre, por lo que puede perderse un cuarto, casi un tercio, de la próxima campaña y siempre mantendrá la versatilidad para alternar la posición de mediocentro y la de interior.

mc-pjanic

 

El creativo jugador balcánico debe ayudar a la Juve a ser más cerebral en ataque posicional al mismo tiempo que explota una de las virtudes que diferencian a Miralem: el pase vertical. Responde a un perfil de futbolista que la Juventus no tenía -quizás Hernanes fuese lo más parecido-, porque Pogba es otra cosa, Khedira es otra cosa, Marchisio es otra cosa, Sturaro es otra cosa, Lemina es otra cosa y así sucesivamente. Además, la Juventus de Turín vuelve a presumir de un gran especialista a balón parado en sus filas, faceta en la que el Juventus Stadium tardará en ver algo tan elegante, preciso y eficaz como el golpeo de balón de Andrea Pirlo. No obstante, el dominio de Pjanic en ese apartado se hará notar desde los primeros días.

Pjanic es el jugador con mayor porcentaje de acierto en las faltas directas en las grandes ligas europeas desde 2013.

Llega avalado por sus cifras, las mismas que indican que nadie tuvo un acierto mayor en el lanzamiento de libres directos en las grandes ligas europeas en las últimas tres campañas. Esa precisión en el golpeo de balón es también la que convierte a Miralem en el futbolista que más pases de gol (28) ha dado en la Serie A desde el año 2013.

Entiende Allegri que el abanico de opciones de pase será muy amplio para Pjanic cuando ejerza de mediocentro con la camiseta del campeón italiano. Levantará la cabeza y observará los desmarques de un par de delanteros, también las línea de pase hacia los interiores situados por delante, así como el recorrido profundo de los carrileros por ambos sectores.

Pjanic en el 4-3-1-2

La otra opción que entusiasma a Massimiliano Allegri es la de poder alinear a Miralem Pjanic como mediapunta, demarcación convertida durante el último año en el gran anhelo del técnico de Livorno, como se ha venido informando en ‘MarcadorInt’. Julian Draxler estuvo cerca el pasado verano e Isco Alarcón ha sido uno de los objetos de deseo de la entidad piamontesa. Dada su capacidad para adaptarse a distintos roles a lo largo y ancho de la línea medular, Pjanic no actuará exclusivamente como mediapunta, pero sí será el enlace entre los mediocampistas y los delanteros cuando Allegri recurra al dibujo táctico con el que llegaron hace un año a la final de la Champions: empleando un 4-3-1-2, entonces con Arturo Vidal como enganche por detrás de Morata y Tevez.

No es un futbolista rápido ni fuerte, pero posee ese punto de agilidad en la finta, siempre acompañada de una protección absoluta del esférico, que le permite esquivar contrarios cuando es presionado. Procura no abusar del pase horizontal, verticalizando siempre que la ocasión lo permite. Su visión de juego, su claridad y su precisión para ejecutar marcan la diferencia.

Miralem Pjanic: “Estoy aquí para ganar.”

Vigilar a Pjanic entre líneas, sin perder de vista la movilidad de Dybala o la potencia de Pogba, será un reto mayúsculo para los rivales.

mp-pjanic

 

La operación Pjanic es, por tanto, independiente del futuro de Paul Pogba, ya que la Juventus maneja otros nombres para reemplazar al galo si finalmente se llega a ese escenario no deseado por los turineses.

No necesita la Vecchia Signora mejorar su plantilla para seguir venciendo en Italia, sí para dar el salto definitivo de calidad en Europa. Y ese salto lo tienen que posibilitar futbolistas de primera talla mundial, es decir, que mejoren lo presente o pongan sobre la mesa recursos que no tenía la Juve. Pjanic es un ejemplo de ello, el primero del verano bianconero, que no el último.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*