Regalos de Reyes en San Siro

Kaka' (Foto: Focus Images Ltd)

La afición del Milan tuvo su particular regalo de Reyes. De hecho, se podría decir que recibió hasta tres. Del primero tuvo constancia cuando una hora antes del Milan-Atalanta se anunció el once inicial de Massimiliano Allegri, que incluía a Bryan Cristante, el prometedor centrocampista de la cantera rossonera. Cristante, de 18 años, únicamente había disputado cinco minutos en partido oficial con el primer equipo, por lo que este lunes se estrenaba como titular.

Hace dos meses, el pasado 5 de noviembre, Cristante estaba en Barcelona jugando en el Mini Estadi un partido de la fase de grupos de la Youth League. Dani Fernández, que cubrió aquel encuentro, le describía como el MVP de aquel Barça-Milan de categoría juvenil. Ahora Bryan recordará este 6 de enero como el día en el que jugó por primera vez en San Siro con el primer equipo. Lo hizo ocupando la posición de interior derecho, acompañado en el centro del campo por Nigel de Jong (mediocentro) y Antonio Nocerino (interior derecho). No solo se estrenó como goleador con un buen disparo desde la frontal del área, sino que tuvo peso en el partido y no se vio eclipsado por los veteranos del equipo. En el minuto 12, el larguero se cruzó en el camino de un remate suyo en el área. Además, fue el futbolista del Milan que más pases completó (56) en el partido, por encima de cualquier compañero.

El segundo regalo de Reyes fue comprobar que Kaká ha iniciado 2014 igual que acabó el año anterior: a buen nivel y ejerciendo de líder del equipo. Kaká, pasado y presente del Milan; Cristante, presente y futuro del Milan. Kaká anotó esta tarde sus goles número 100 y 101 con la elástica rossonera, mientras que Cristante anotó el primero de su carrera. Afortunados serán en San Siro si la carrera del joven canterano en el Milan es la mitad de exitosa que la del brasileño.

El Milan había sumado 8 de los últimos 27 puntos posibles en 2013.

El Milan no ganaba desde el 1 de diciembre (Foto: Focus Images Ltd)
El Milan no ganaba desde el 1 de diciembre (Foto: Focus Images Ltd)

No obstante, no fue una tarde absolutamente plácida para la parroquia rossonera. El Atalanta reaccionó tras el descanso y durante varios minutos fue muy superior a un Milan que salió con otro rostro en la reanudación. Se juntaron tres elementos que hacían posible la remontada del conjunto bergamasco: un Milan venido a menos con respecto al primer equipo, una zaga en la que Philippe Mexès sufría y la presencia de Germán Denis, Moralez o Bonaventura en el ataque rival. El Atalanta perdonó y el Milan sentenció, por lo que la afición se vuelve a casa con un tercer regalo: la victoria. Debutó Adil Rami en los últimos siete minutos, pero quizás sea demasiado atrevido considerarle el cuarto regalo de Reyes. El Milan está mal, pero no tanto como para considerar la llegada del central francés como algo extraordinario.

Mientras tanto, otro de los regalos navideños del Milan -la contratación de Keisuke Honda– asistió en el palco al triunfo de su nuevo equipo y se espera que pueda debutar el próximo sábado ante el Sassuolo.

Artículo relacionado: Un lugar para Honda

Related posts

Deja un comentario

*