Sólo tras los cambios impopulares

Nainggolan Roma Focus

La Juventus ganó media liga este lunes por la noche en Roma. Sacó un empate (1-1) que mantiene la diferencia de nueve puntos entre los dos primeros clasificados de la Serie A, pero seguramente se marche lamentando no haber sentenciado el campeonato de manera definitiva al desaprovechar una ventaja de 0-1 con superioridad numérica a falta de media hora. Sin embargo, en el momento en el que el árbitro señaló el final del partido, las caras de amargura estaban más presentes en las filas locales. Cuando ya se vio perdida, la Roma jugó con la pasión que le había faltado hasta entonces y sin el miedo que le había sobrado. Estuvo todo el primer tiempo pasándose al balón ante una Juventus replegada, sin avanzar en absoluto, sólo provocando sopor entre los espectadores neutrales. Tener tanto la pelota y no hacer nada productivo con ella le generó nerviosismo: cometió errores y fue el líder el que más cerca estuvo de marcar en un par de contragolpes. No extrañó, pues, que el conjunto de Massimiliano Allegri se marchara al descanso pensando que si apretaba un poco más ganaba el partido. Y con esa intención salió tras el intervalo.

ROMA 1-1 JUVENTUS: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Roma vs Juventus - Football tactics and formations

No extrañó, por lo tanto, que el segundo tiempo empezara con una Juventus más ambiciosa. Fruto de sus mayores intenciones ofensivas llegó una acción que parecía determinante para el desenlace del partido y del campeonato. Torosidis obstaculizó a Vidal impidiendo que llegara a un balón al espacio y se fue expulsado por doble amonestación. Carlos Tévez convirtió la falta en el 0-1 y la Juve festejó el tanto como si se tratara del título. Daba una sensación de superioridad insultante, de aquellas que son tan evidentes que se manifiestan a partir de la suficiencia.

LA RECONVERSIÓN DE LA ROMA TRAS LA EXPULSIÓN Y LOS CAMBIOS

Roma vs Juventus - Football tactics and formations

Rudi Garcia debía cambiar algo porque su equipo estaba muerto. Lo hizo. Instauró al joven Florenzi en el lateral derecho para recomponer la línea de cuatro sacrificando a un atacante (Ljajic) y retiró entre abucheos a dos símbolos de la entidad, Francesco Totti y Daniele De Rossi. No eran sustituciones populares, pero sí necesarias. Iturbe y Nainggolan salieron con varias marchas más. Su empeño, su energía, su potencia, su chispa, su determinación… Todo eso cambió el partido. Lo cambió tanto que la Roma no sólo lo empató -tras una falta forzada por Iturbe, servida por Florenzi y rematada por Seydou Keita-. La Roma, con uno menos, pudo ganarlo. Su último cuarto de hora fue, de largo, lo más apasionante que le pasó a la noche. Desacomplejada, se olvidó de la entidad del rival y de su inferioridad numérica. El argentino estuvo cerca de anotar el 2-1 en lo que habría sido un cameo estelar apoteósico. Falló en el remate. El pitido final le entregó a la Juventus una alfombra roja hacia el título, y a Rudi García unos cuantos argumentos para convencer a la opinión pública de que a veces conviene sacrificar a las leyendas.

¿Habrá modificado el partido ante la Roma la cuota de la Juventus como campeona de la Champions League en las casas de apuestas? ¡Consulta aquí las cuotas actualizadas!

Foto de portada: Focus Images Ltd.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*