Un divertido e italiano empate sin goles

Reina Napoli Focus

Una vez discutí con un rapero que había rimado “Calcio” con “catenaccio“. No hace demasiado de esto y recuerdo que argumenté mi posición en base a que en cada jornada se marcaban seguramente más goles en Italia que en Inglaterra o España. Si mi amigo rapero no ha visto el partido entre Inter de Milán y Nápoles pensará lo de siempre: “Bah, 0-0, qué aburrido el fútbol italiano… todo es táctico” . Erróneo.

El partido disputado en el Giuseppe Meazza ha tenido un ritmo altísimo, ha sido un encuentro muy intenso. Por momentos parecía que ambos equipos se estaban jugando la vida, que los tres puntos iban a ser decisivos para conseguir sus objetivos. El del Nápoles, con el tercer puesto prácticamente asegurado, pasa de aquí a siete días por la final de Coppa en Roma. Y el Inter tendrá que verse las caras con el Milan en el Derby della Madonnina la próxima jornada, buscando consolidar su plaza europea.

De Laurentiis-Nápoles-calciostreaming

De Laurentiis. Foto: calciostreaming

El plan de Mazzarri se ha fundamentado en la posesión de la pelota, obligando al Nápoles a permanecer en propio campo. Esta estrategia le ha funcionado bien los primeros quince mintutos, pero que el Napoli no tenga el balón conlleva un riesgo evidente: sus contras rápidas cuando consigue recuperar el esférico. Y eso es lo que ha sucedido.

Inter vs Napoli - Football tactics and formations

 Onces de Inter y Napoli

Los napolitanos despertaron cuando Callejón se vio delante de Handanovic, después de un buen pase de Higuaín, pero el español falló en la definición ante el meta esloveno. Ahí empezó a enloquecer un encuentro que fue de portería a portería durante varios minutos. Los locales aguantaban más la posesión pero el Nápoles acabó haciendo daño a la espalda de los centrales, Campagnaro y Ranocchia, con un Insigne muy participativo en el juego ofensivo.

La dinámica del encuentro pudo haber cambiado por completo cuando Britos hizo falta a Palacio y vio la tarjeta amarilla. El estadio entero solicitó la expulsión ya que el argentino se metía en el área sin oposición alguna y el uruguayo era el último defensor.

Pasada la media hora de juego, los de Rafa Benítez fueron recuperando poder en el centro del campo, sobre todo gracias a un Gökhan Inler imperial en su pelea constante con Cambiasso y Hernanes. El suizo hizo jugar a los suyos en muchos momentos del partido mientras el brasileño Jorginho le cubría las espaldas retrasando unos metros su ubicación habitual.

Con ocasiones pero sin goles se llegó al descanso de un partido vibrante que fue de más a menos y si los delanteros llegan a estar finos de cara a puerta, el marcador hubiera podido llegar a ser abultado. Pero no tuvieron el día y los porteros, en especial Pepe Reina, estuvieron sensacionales.

Mazzarri-Inter-Focus

Mazzarri. Foto: Focus Images Ltd

El dominio del partido en el segundo tiempo fue del Nápoles. Los de Benítez llevaban la iniciativa con posesiones largas. Higuaín se asoció con Insigne y Callejón en incontables ocasiones pero los sureños necesitaban profundidad para abrir el campo y sus laterales no respondieron ante esa necesidad.

“Esta noche hemos estado bien en defensa y en ataque, solo nos ha faltado el gol”, Rafa Benítez.

El gran problema del once del Nápoles ante el Inter fue Dries Mertens. El belga entró como titular en el sitio de Hamsik -con la intención de dar un respiro al eslovaco- pero lo hizo como mediapunta y no como extremo y ahí no se encontró cómodo. Su participación en el juego era mínima y el técnico español decidió cambiarle por Hamsik en el minuto setenta.

La organización defensiva de los locales fue muy meritoria, teniendo en cuenta que se enfrentaban a uno de los mejores ataques de la liga. El juego interista, en su construcción, pasaba por las finas y precisas botas de Kovacic y era el propio joven croata quien buscaba dar el último pase en línea de tres cuartos. Un trabajo que supuestamente debería hacer Hernanes y sin embargo, una vez más, el brasileño estuvo irregular y algo desaparecido.

En el tramo final los equipos volvieron a acudir a la desesperada a por el gol pero ya era tarde. El empate fue el resultado más justo posible, aunque hubiera sido más real un empate con goles viendo las innumerables ocasiones que tuvieron en sus botas los delanteros de los dos equipos.

Gonzalo Higuaín se retiró lesionado del césped tras recibir un golpe en el tobillo derecho después de una entrada de Andreolli, que estuvo muy atento durante todo el partido. El club napolitano ha confirmado que es solo un golpe pero se conocerá el alcance exacto de la lesión en unos días. Será importante conocer si podrá disputar la final de Coppa ante la Fiorentina del sábado que viene en el Olímpico de Roma.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*