Una jornada en el Calcio con… Allegri, Spalletti, Brochi y Lasagna

Allegri Juventus Focus

35ª jornada de la Serie A. El 25 de abril, día festivo en Italia, pues se recuerda la liberación de Milán y Turín del fascismo, medio país festeja el quinto título consecutivo de la Juve. El equipo de Allegri ganó el domingo por 1-2 en Florencia a una Fiorentina con mucha fortuna. Sin jugar su mejor partido aguantó el asalto de su rival, marcó el 1-2 gracias a Morata 50 segundos después del 1-1, Buffon paró un penalti a Kalinic en el 90 y la Fiore envió una pelota a la madera en el 93. Con este resultado, a la Juve le bastaba con el empate del Nápoles en Roma pare ser campeona, y el Nápoles, en el retorno de Higuaín, perdió 1-0 con un gol de Nainggolan en el 89, en una jugada en que dejó un destello Totti. Totti, por cierto, parece que ha convencido a la Roma y renovará una temporada más.

La Juve es campeona de forma merecida, con 25 victorias en las últimas 26 jornadas. Y el Nápoles deberá defender en las últimas tres jornadas la segunda plaza, pues la Roma se pone a solamente dos puntos. Con su victoria, el equipo de Spalletti deja al Inter a 7 puntos, ya sin opciones de jugar la Champions pese a su victoria por 3-1 sobre el Udinese, con dos goles de Jovetic.

Campeones de la Serie A (Foto: Focus Images Ltd)
Campeones de la Serie A (Foto: Focus Images Ltd)

El Milan, en medio de la fiesta Juventina, se llevó sus titulares de prensa pues perdió 2-1 en el campo del colista, el Hellas Verona y ya tiene el Sassuolo a un solo punto en la pugna por acompañar a Inter y Fiorentina a la Europa League. El Sassuolo había ganado 1-3 al Torino en el primer partido del estadio de los granata con el nuevo nombre, Stadio Grande Torino, en recuerdo del equipazo fallecido en Superga en 1949.  La derrota milanista en un estadio maldito para los rossoneri, pues allí han perdido dos ligas pues, mantiene al Sassuolo con muchas opciones de debutar en Europa: deben superar al Milan y que la Juve gane la Copa.  El Verona por cierto, pese a la victoria, ya ha descendido, pues el Carpi ganó por 1-0 al Empoli poco después.

Quedan dos plazas por decidir. El Palermo ganó su primer partido en 14 jornadas en casa de un rival directo, el Frosinone (0-2), con un gol de Gilardino. Palermo, con 32 puntos, y Frosinone, con 30, bajarían y aún se salvaría el Carpi, con 35 puntos.

Y ya respiran tranquilos equipos como el Atalanta, que derrotó 1-0 al Chievo, el Bolonia, que rompió una racha de 11 partidos sin ganar contra el Genoa (2-0) o la Sampdoria, verdugo de la Lazio de Simone Inzaghi (2-1).

Un almuerzo con… Massimiliano Allegri. En octubre, la Juve se encontraba a 11 puntos del liderato. Ocupando la 12ª posición. “Era el momento de cambiar de entrenador, pero confiaron en mí. Los dirigentes y los jugadores”, explicaba Massimiliano Allegri, un entrenador feliz. El toscano ha ganado su segunda liga en la Juve y la tercera liga en las últimas seis temporadas. Suya, con el Milan, fue la última liga antes de los 5 títulos de la Juve. Allegri fue capaz de gestionar bien el legado de Conte y lo mejoró. Y eso que esta temporada firmó el peor inicio de campaña de la Juve y muchos enterraron a la vecchia signora. “Si pensamos en esa situación, aún es más emocionante. Siempre digo que se aprende de las situaciones complicadas”, dice Allegri. En Vinovo, la ciudad deportiva de la Juve, la fiesta estalló. La Juve puede ganar liga y copa por segunda temporada consecutiva, ha ganado 25 de las últimas 26 jornadas, ha permitido que Buffon supere la mejor marca de minutos sin goles en contra de la Serie A y ha callado bocas. Allegri ha gestionado bien el adiós de Pirlo, Vidal o Tevez. Ahora es la Juve de Pogba o Dybala. Ha encontrado soluciones. Ha ganado con orgullo. Y por eso le dedicaremos un especial a la Juve esta semana. ¿Se lo merecen, verdad?

Una comida con… Luciano Spalletti. “Si Totti dice que quiere seguir, le daremos nuestro apoyo”. Cómo cambian las cosas. No hace tanto, Spalletti decía que Totti era un jugador más, que su futuro era incierto. Ahora dice que debería renovar para poder cumplir los 40 años vistiendo la camiseta de su Roma. La guerra civil romana, entre Totti y Spalletti, la gana Totti. En los cuatro últimos partidos, ha entrado de suplente con este botín: tres goles, una asistencia de gol y participación en la jugada del gol de Nainggolan contra el Nápoles. Spalletti lo prefirió a Dzeko, que ni jugó contra los napolitanos (dos cambios fueron por lesión antes, esos de Florenzi y Manolas) y Totti recibió otro baño de amor de la hinchada. Sin jugar bien, la Roma derrotó al Nápoles y aún sueña con quitar a los partenopeos la segunda plaza. Faltan 3 jornadas y andan a dos puntos. Ser segundos implica ir a la fase de grupos de la Champions sin previa. Así que la victoria era vital. Y llegó sin destellos. Sea como sea, Spalletti ha aprendido que no puede tratar a Totti como si fuera un capitán cualquiera. Esta semana el entrenador y el capitán se dejaron sacar una foto juntos, como si fuera la pipa de la Paz. Y después, Totti colaboró para ganar contra el Nápoles. Totti es Roma. Spalletti, no. Y eso tiene su peso.

Una cena con… Christian Brocchi. El Milan arde. Perdió contra el colista, peligra ir a Europa y los hinchas insultaron a Berlusconi. Y todo, con Brocchi incapaz de levantar la moral de un equipo que depende de las paradas de Donnarumma, el mejor a sus 17 años. En los dos últimos partidos, el Milan no ha podido con el Carpi y el Verona, ha visto como Bacca discutía con Brocchi y el entrenador ha modificado medio equipo sin conseguir una mejora. Han jugado jugadores que parecían destinados al olvido, como Mauri, Honda e Menez. O Kucka o Zapata. Y el resultado ha sido un partido horrible de un equipo que en caso de acabar superado por el Sassuolo, se quedaría sin Europa si pierde la final de Coppa contra la Juve. En el Milan, se asume que Brocchi no será el entrenador la próxima temporada. Pero quedar fuera de Europa podría significar cambios aún más profundos. Esos que no se han atacado las últimas temporadas. Y ya sería hora. Como el papel de Galliani. El Milan, ahora mismo, da pena. Y es una lástima. Contra el Verona, contra el colista, encajó 28 disparos en contra. 12 entre los tres palos. Suerte de Donnarumma…

Unas copas con… Kevin Lasagna. El Carpi depende de sí mismo en la lucha en la zona de descenso. Le saca tres puntos al Palermo. Faltan nueve por jugar. Los sicilianos juegan en casa con Sampdoria y Verona. Y visitan a la Fiorentina. El modesto Carpi, en el año de su debut, visita a la Juve ya campeona, recibe a la Lazio y acaba en el campo del Udinese. Nadie daba un duro por el Carpi, equipo de la provincia de Módena que ni puede jugar en su campo. Ese equipo que, según Claudio Lotito, presidente de la Lazio, no interesaba a nadie y sería un desastre si ascendía. Pues bien, después de derrotar al Empoli, se mantiene vivo y fuera de descenso. Y todo gracias al quinto gol de Kevin Lasagna. Y tres de estos goles han dado puntos: el gol del empate en San Siro contra el Inter, el gol de la victoria en el duelo directo contra el Verona y este contra el Empoli. Nada mal en el caso de un jugador que con 19 años jugaba en… ¡Sexta división! En un club llamado Governolese. Después saltó a la cuarta con el Cerea y el Este. Una lesión y ver como clubes como el Mantova decían que no tenía nivel no fueron suficientes para acabar con el sueño de este chico. Finalmente, lo fichó el Carpi de Serie B de forma sorprendente y ahora es uno de los jugadores más amados en un Carpi que ha empatado los dos partidos en el Meazza, contra Inter y Milan, y sueña con una salvación que sería otro cuento de hadas.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*