Una jornada en el Calcio con… Biglia, Eto’o, Luca Toni, Icardi y Donadoni

Mauro Icardi (Foto: calciostreaming).

26ª jornada de la Serie A. ‘Tuttosport’, el periódico deportivo con sede en Turín, salió este lunes a la calle afirmando que la Juventus podía ganar la liga hoy, después de otro empate de la Roma. Y la Juve ganó, sentenciando una liga ya media sentenciada después del empate en el Olímpico. Un solitario gol de Pogba en los últimos minutos rompió la resistencia del Sassuolo, permitió olvidar un poco la derrota en Copa contra la Fiorentina y confirmó que esta Serie A la miramos en blanco y negro. La Juve es muy superior y Allegri, en su primer año en Turín, ha conseguido cerrar bocas, gestionando bien la ausencia de Conte. Por monentos, este Juve nos ha gustado. Esta semana, no. Contra el Sassuolo jugó mal, pero Pogba dio la cara con un golazo.

Por detrás, la Roma pinchó contra el Chievo y Rudi Garcia, después de 8 empates en 9 partidos, escucha críticas que ya piden su cabeza. El francés dice que se queda, que le gusta Roma y cree en este proyecto, vivo en Europa League y segundo en la Serie A. Segundos pues los romanistas no dejan de empatar, pero el Nápoles no puede dejar de fallar en su lucha por ser segundo. El equipo de Benítez se había puesto a dos puntos de los romanistas dominando al Inter en un buen partido, y, de repente, el equipo se perdió permitiendo la reacción interista. Los goles de Palacio e Icardi dejan al Nápoles a cuatro de la Roma… y en la cuarta posición, pues la Lazio derrotó a la Fiorentina y ya suma los mismos puntos que el Nápoles. La Fiore ha visto cortada su buena racha después de su maravillosa victoria contra la Juve en la Copa, y queda quinta con 42 puntos, los mismos que la Sampdoria. Más atrás, Genoa y Torino se alejan. El Genoa empató en Empoli y el Torino perdió su primer partido en meses contra el Udinese. A Torino y Fiorentina les peso un calendario muy duro. Y de repente, la Lazio, con buen juego y sacrificio, aspira incluso a la segunda posición.

En la lucha por evitar el descenso, Zola perdió el cargo en Cagliari y puede volver Zeman. Los sardos, derrotados por la Sampdoria, no salen de descenso. Los presiona un Cesena luchador (empate con el Palermo) y no tienen lejos a un Atalanta que no pudo pasar del 0-0 contra el Parma en el primer partido de los chicos de Donadoni en semanas. Empoli, Hellas Verona y Chievo sacaron buenos puntos contra Genoa, Milan y Roma. Y respiran tranquillos.

Biglia Argentina Lazio - Focus Biglia participó en el pasado Mundial con Argentina. Foto: Focus Images Ltd.

Un almuerzo con… Lucas Biglia. La última derrota de la Fiore había sido un 6 de enero. Y de repente, la Lazio le ha metido un 4-0. El equipo de Pioli suma 4 victorias consecutivas y sueña con jugar la Champions. Ya ha empatado al Nápoles y se ha sacado de encima el reto de la Fiorentina con una goleada que da alas al equipo romano. Biglia metió el primero y antes del descanso estuvo a punto de marcar dos goles más. El argentino, exjugador del Anderlecht, ha encontrado su sitio en un equipo donde se valora su carácter, su garra y las llegadas al área rival como en la jugada del primer gol. Pioli ha elegido un equipo equilibrado, con talento y valor, una plantilla capaz de superar lesiones y malas rachas. Biglia se siente a gusto, se ha consolidado y con su gol ha abierto el camino de una victoria que altera el guión. Tanto hablar del Nápoles persiguiendo a la Roma, y han atrapado al Nápoles por detrás.

Una comida con… Samuel Eto’o. La Sampdoria ha reaccionado. Después de una mala racha, ha encadenado dos victorias consecutivas y se acerca a Europa otra vez. Los genoveses derrotaron al Cagliari, Zola perdió el cargo y Eto’o marcó su primer gol con la Sampdoria. Un golazo. Mihajlovic y Eto’o tienen un carácter similar. Por eso no ha sido fácil su relación. El camerunés fue aparatado, casi sancionado y dejado en el banquillo en sus primeras semanas. Que si no trabajaba bien, que si se largó de un entrenamiento, que si su estado de forma era malo… al final, llegó ese gol, ese grito de Marassi coreando su nombre. Ese misil a la escuadra de Brkic. Por fin, Génova descubrió todo el potencial de Eto’o, como showman y goleador. En el mismo partido, marcó, celebró el gol con la cámara de un fotógrafo y paró el juego para atarlas botas del portero rival, Brkic. Eto’o y Mihajlovic quizás no pueden ser buenos amigos, aunque nadie puede negar que el camerunés encaja a la perfección en un club presidido por Massimo Ferrero, el gran showman de los palcos. Bienvenidos al show.

Una cena con… Luca Toni y Mauro Icardi. Fue la jornada de los ‘cucchiao’. Luca Toni marcó el suyo contra el Milan, en el empate del Hellas Verona en San Siro (2-2). Toni comentó que uno de sus sueños antes de colgar las botas era marcar un penalti así. Sueño cumplido del veterano delantero, compañero de Inzaghi en esta Italia campeona del Mundo en 2006. “Lo he visto 10 años más viejo”, dijo Toni. Por momentos pareció que Berlusconi se cargaría a Inzaghi, aunque al final mantiene el cargo con la obligación de acabar séptimo. Si un penalti a lo Panenka fue clave en un 2-2 del Milan, otro penalti a lo Panenka fue decisivo en el 2-2 del Inter. El empate del Milan deja muy tocado a Inzaghi. El 2-2 da alas a Mancini, pues su Inter reaccionó cuando perdía por 2-0 en el campo del Nápoles. Cómo no, los goles fueron argentinos. Al gol de Higuaín, respondieron Palacio e Icardi. Y el penalti de Icardi, en el 85, con muchos láser en la cara, fue estéticamente delicioso. Icardi va sobrado de carácter. Por momentos, tiene demadiado. Y en otros momentos, ese carácter nos regala maravillas. Milan e Inter siguen dejándose puntos. Aunque las sensaciones interistas fueron mejores. Y Toni e Icardi siguen marcando goles. A lo suyo.

Unas copas con… Roberto Donadoni. Después de tres semanas sin jugar, el Parma saltó al terreno de juego. Con el club cerca de desaparecer, la Serie A decidió, de forma sorprendente, garantizar la superivencia de la entidad hasta finales de temporada. Solamente el Cesena votó en contra, pues su presidente, con cierta lógica, considera que los otros clubes no deben buscar dinero para poder salvar una entidad mal gestionada. A los otros clubes quizás les pesó el miedo a una posible demanda de las televisiones con derechos, que pagaron millones para poder dar 10 partidos y ahora solamente podían dar 9. Así que el Parma, colista y hundido, volvió a jugar y los futbolistas de Donadoni se dejaron el alma arañando un empate contra el Atalanta. Los hinchas se pasaron el partido insultando al anterior propietario, Ghirari, y al nuevo, Manenti. El tipo que no paga salarios acudió de forma provocadora al estadio, viendo como los jugadores defendían la camiseta con orgullo. Lección de dignidad de Donadoni, el entrenador que la temporada anterior clasificó al equipo para jugar la UEFA y que esta se ha quedado, sin cobrar, perdiendo jugadores e intentado hablar de fútbol. “No jugamos por caridad, jugamos por este grupo, estos hinchas y los que creen en nosotros”, dijo. Puesto a bajar, algunos jugadores del Parma han elegido caer luchando.

Foto de portada: interstreaming.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*