Una jornada en el Calcio con… Gabbiadini, Rudi Garcia, Quagliarella y Mancini

Mancini FOcus

22ª jornada de la Serie A. Fiesta en Nápoles. El equipo de Benítez ganó en el campo del Chievo, con el primer gol de Gabbiadini con los partenopeos. El Nápoles se ilusiona, pues se pone a 4 puntos de la Roma, segunda. Y se ilusiona porque ya le saca +5 puntos a Sampdoria y Lazio. De repente, parece el escenario de la última temporada. La Juve destacada, la Roma segunda y el Nápoles, tercero. ¿Se están definiendo los roles? Aunque la Juve empató en el campo del Udinese y perdió la oportunidad de reforzar aún más su liderato, la Roma parece incapaz de luchar por el título. El equipo de Rudi Garcia ya suma cuatro empates consecutivos. El último contra un Empoli siempre correoso. Y se ahoga en la frustración de no poder dar más de sí. Ahora mismo, debería estar más atenta a su espalda, con el Nápoles, que a la Juve.

En una liga con cierta mediocridad en los equipos grandes, la igualdad nos regala emoción por detrás y permite que equipos que en otras ocasiones se quemarían en el infierno aún aspiren a jugar en Europa. Como el Milan, que ganó su primer partido del año (3-1 al Parma) y sube hasta la octava posición a cinco puntos de la Lazio, cuarta. Y eso que sólo ha ganado 7 partidos en 21 jornadas. Que este Milan paupérrimo aún tenga aspiraciones lo dice todo. Este Milan, por ejemplo, anda por delante de un Inter patético: perdió en Sassuolo, ocupando la 13a posición. Entre la 4ª posición y la 14ª, encontramos 11 equipos separados por 10 puntos. Una mezcla de historias: equipos que mejoran poco a poco, como el Torino, cuentos de hadas como el Sassuolo o un Palermo con Dybala en racha, históricos hundidos como los milaneses o bloques competitivos como Palermo o Genoa. Un poco de todo.

En la lucha por el descenso, vuelve a la vida el Cesena, que ha sumado seis puntos de forma consecutiva cortando las alas de la Lazio. El Chievo no reacciona, el Cagliari vio cortada su reacción en Bérgamo con un golazo de chilena de Pinilla, exjugador de los sardos y el Parma puede ya ser considerado equipo de la Serie B. Los jugadores no cobran y el equipo deambula sin rumbo.

Un desayuno con… Manolo Gabbiadini. Primer gol del delantero con el Nápoles. Después de dejar la Sampdoria y apostar por el equipo de Benítez, el delantero internacional italiano tardó unos partidos en ofrecer una buena actuación. Pero poco a poco, encuentra su sitio y su gol en Verona contra el Chievo permite al Nápoles sumar tres victorias consecutivas. Primer partido de titular en liga, primer gol. Benítez le dio confianza y el delantero responde. “Tener muchas opciones arriba es muy bueno, puedo elegir”, admitía el entrenador español después de conseguir recuperar un proyecto que no inició bien esta temporada. Con un título ganado y aspirando a la segunda posición, el Nápoles también compite en la copa (su rival será el Inter). Con tantos frentes abiertos, Benítez necesitaba refuerzos y Gabbiadini es ideal. Puede jugar en todas las posiciones del ataque, en las dos bandas, por detrás o por delante. Es metódico, escucha y quiere aprender. Ya tiene experiencia pero mucho por mejorar. Y si le toca ser suplente, lo asume. En un equipo con calendario duro y con entrenador amante de las rotaciones, es una pieza ideal para complementar a Callejón o Higuaín. Bienvenido al sur, Manolo.

Roma Rudi Garcia - Focus

Rudi Garcia. Foto: Focus Images Ltd.

Una comida con… Rudi Garcia. Garcia vive días complicados. Después de su primer año en Roma, maravilloso, se ganó al romanismo. En su segundo año, afirmó que la idea era ganar la liga, así que los hinchas esperan justamente eso. Y en este momento, el sueño se convierte en utopía. Los cuatro empates consecutivos penalizan mucho. Si empatar contra equipos como Lazio, Palermo o Fiorentina se puede entender, pinchar en casa contra el Empoli es diferente. Y eso que el equipo toscano es una máquina de competir. Ya forzó la prórroga en el partido de Copa contra la Roma, decidido por un penalti polémico. Ahora mismo, la lucha de la Roma parece ser defender el subcampeonato en plena mala racha. Pierde jugadores claves por lesión como Strootman e Iturbe, expulsan a Manolas y Gervinho no vuelve de la Copa africana. Aunque Garcia no se rinde e insiste: “Estamos vivos en tres competiciones. A 7 del liderato. No se ha visto en muchas ocasiones una Roma así”. La historia no miente, Rudi tiene razón. Aunque los hinchas tampoco mienten. Su entrenador los ilusionó y ahora tienen derecho a la crítica. Una hinchada que despidió a su equipo, humillado en casa por el Bayern, cantando y animando, merece el derecho de la crítica. La polémica incluso ha llegado a las redes, pues la pareja sentimental de Garcia, la periodista de Roma TV Francesca Brienza, pidió a los hinchas que animen y no sean de esos que sólo cantan cuando se gana. A la pobre le llovieron los palos. La Roma juega en Copa esta misma semana. Garcia admite que toca superara muchos problemas y le llega Ibarbo de refuerzo. Veamos si el francés consigue recuperar la mejor versión de la Roma.

Una cena con… Fabio Quagliarella. La Sampdoria llegaba al estadio del Torino con una sonrisa en la cara. Luchando por la tercera posición y con Samuel Eto’o en el banquillo, listo para su debut. Massimo Ferrero, el polifacético propietario de la Samp, bromeaba en el césped y se puso detrás de una cámara de televisión. Poco imaginaba Ferrero que la Sampdoria encajaría la peor derrota de la temporada. El ‘Toro’ de Giampero Ventura le metió un 5-1 a los muchachos de Sinisa Mihajlovic, que ordenó doble sesión de entrenos esta semana como castigo. Fue un baño de los locales. El Toro era el tercero equipo menos goleador de la liga, con 18 goles. Y de repente, metió 5 confirmando su reacción. Encadena 8 jornadas sin perder (su última derrota fue el derbi contra la Juve), con nueve puntos de los últimos nueve ganados. Y todo, con Quagliarella celebrando sus 32 años con tres goles. El delantero napolitano ha dejado de ser ese jugador que sólo metía golazos en sus tiempos de la Sampdoria. Ahora trabaja más, con menos titulares y un club, el Torino, en que se siente protagonista. Trabaja mucho y el premio llegó en forma de tres goles contra su exequipo. El día que la Sampdoria sacaba pecho con un goleador, Eto’o, un viejo conocido les metió tres. Es el segundo triplete de Quaglirella. El primero fue en un Pescara-Juventus del 2010 (1-6). ¡Feliz aniversario, Fabio!

Mancini Inter Focus

Roberto Mancini no ha mejorado el rendimiento del Inter. Foto: Focus Images Ltd.

Unas copas con…Roberto Mancini. En los tres precedentes entre el Inter y el Sassuolo, el global era de 15 goles del Inter y ninguno del equipo de la Emilia Romaña, con un 7-0 en el partido de ida de esta temporada. Pues bien, en el primer duelo entre estos dos clubes con Mancini en el cargo, el Sassuolo ganó 3-1 con goles de su tridente de lujo (Sansone, Zaza y Berardi). Con Mancini, el Inter ha sumado 10 puntos de 30 en juego. El equipo es una sombra, a 24 puntos del líder, la Juventus, peor que en la temporada 2000/01, cuando el Inter de Tardelli se encontraba a 23 puntos del líder, la Roma de Capello, en la misma jornada. A mitad de camino entre la zona de descenso y la zona de Europa League, Mancini presenta peores registros que Mazzarri (la media de puntos con el anterior entrenador era de 1,45, ahora de 1 punto por partido) y eso que han llegado Shaqiri y Podolski. Mancini se lo toma con calma admitiendo “cierta fragilidad” y “que podemos mejorar”. Preguntado sobre las críticas de hinchas y periodistas, replica con frialdad, afirmando que “en Italia solamente importan los resultados, nos toca trabajar”. Como si ver un equipo como el Inter así fuera una cosa normal. Thohir dice que Mancini seguirá incluso si el equipo no se mete en la Europa League. Los hinchas, por su parte, pierden la paciencia y en Parma devolvieron las camisetas que les lanzaron jugadores como Guarín o Icardi. Icardi acabó insultando a los hinchas, aunque se disculpó. Realmente, el Inter hace honor a su himno. Más loco que nunca. Pazza Inter.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*