Una jornada en el Calcio con… Honda, Callejón, Quagliarella y Rafa Márquez

Séptima jornada de la Serie A. Primer tropiezo de la Juve. Si antes de la jornada de partidos de selecciones los juventinos se sentían omnipotentes, el empate en el estadio del Sassuolo ha sido un baño de realidad. Sólo una jornada después de derrotar a la Roma en un partido que aún provoca declaraciones de unos y otros, la Roma ha recuperado terreno: goleó sin problemas al Chievo y se pone a un punto. Y todo gracias al gol de Zaza, gracias al Sassuolo. Cosas de la vida, Allegri, que entrenó al Sassuolo en la Serie C, perdió la temporada pasada contra este equipo con el Milan y ahora empató con la Juve. Por detrás, precisamente el Milan recupera la sonrisa después de ganar en el estadio del Verona, campo maldito para los rossoneri, pues allí perdieron ligas y fueron derrotados en muchas ocasiones. Los chicos de Inzaghi se ponen cuartos por detrás de la Sampdoria. Una Sampdoria que aún no ha perdido después de siete partidos, aunque empató 2-2 en el estadio del Cagliari en un duelo entre el maestro Zeman y el alumno Mihajlovic. “No les ganamos, le pago una cena a Zeman”, dijo el entrenador de los genoveses.

Los otros aspirantes a las primeras posiciones se siguen dejando puntos. El Inter y el Nápoles aburrieron por momentos, después se animaron y al final marcaron cuatro goles en 11 minutos para empatar 2-2 en San Siro. La Fiorentina, con Borja Valero suplente, fue derrotada por la Lazio en casa (0-2) y el Udinese perdió su segundo partido de la temporada. Los dos, en Turín. Primero contra la Juve y ahora con un Torino que ha recuperado el olfato goleador gracias a Quagliarella. En la zona baja, se hunde el Parma. Derrotado en Bérgamo, ya ha perdido seis partidos. Y Donadoni, héroe hace poco, tiembla pues la hinchada parmesana exigió poder hablar con los jugadores… y no de muy buenas maneras. Si pierde el cargo, no será el primero en ser despedido. Este honor se lo ganó Eugenio Corini, del Chievo. En su lugar llega Rolando Maran.

Italy Training Zaza anotó el gol que hizo dejarse puntos a la Juve. Foto: Focus Images Ltd.

Un almuerzo con… Keisuke Honda. Con seis goles en siete jornadas, Keisuke Honda está cerrando la boca de todos esos que criticaron su rendimiento la última temporada. En Verona marcó dos más y demostró una gran capacidad de adaptación al 4-3-3 de Inzaghi. El japonés le pone las cosas complicadas a su entrenador, pues jugar como titular en el Milan anda caro: Menez, Torres, Honda, El Shaarawy… Él, con su frialdad en la zona mixta y su carácter en el césped, ha pasado de ser insultado en tertulias de nivel bajo de televisiones lombardas a ser elevado a los altares. Pocas frases resumen de forma más clara el sentimiento de los hinchas del Milan con Honda que lo que dijo Adriano Galliani. “Se adapta bien al 4-3-3, sistema que le gusta al presidente Berlusconi. Berlusconi está muy contento. Torres necesita tiempo, El Shaarawy es perfecto y Honda es un extremo súper. Lo que pasa con Honda es que la temporada anterior fichamos al jugador y nos enviaron a su hermano. Reclamamos y ahora tenemos al hermano bueno”, comentó bromeando. Ignoro cómo se lo puede tomar Honda, así que tomaríamos un almuerzo con él. Por si le sacamos algo…

Una comida con… José Callejón. El jugador de Motril es ahora mismo el máximo goleador de la Serie A con seis goles, los mismos que Tévez y Honda. Contra el Inter, en un partido muy caliente por las cuentas pendientes de los entrenadores (Mazzarri trabajó en el Nápoles y Benítez en el Inter), Callejón fue un incordio. Cuando el partido no tenía ritmo, daba latigazos. Cuando se rompió, fue el más listo. Le sacó los colores a Vidic, encontró espacios, disparó y no se quedó quieto ni un segundo. Además, empieza a crear automatismos con David López, autor de la asistencia del 1-2. El partido explotó al final y se volvió un correcalles. Y Callejón demostró la constancia necesaria para aparecer en diferentes escenarios. Con la camiseta del Nápoles marca un gol cada dos partidos. Es intocable y le da vida a un equipo que, poco a poco, mejora. La pregunta, sin duda, es si recibirá la llamada de Del Bosque. Si no llega, curaremos penas con un buen pescado en alguna isla cercana a Nápoles…

Una cena con… Fabio Quagliarella. Los datos son evidentes: de los cinco goles en Serie A del Torino, cuatro los ha metido Quagliarella. Sin Cerci e Immobile, el Torino empezó la temporada sin encontrar el camino de la portería rival. Se empató, perdió… sufrió contra el RNK Split en Europa y finalmente fue Quagliarella, un fichaje que no todos los hinchas del Torino aplaudieron pues llegaba de la Juve, quien encontró el camino. Veterano, más maduro, Quagliarella siempre será la historia de lo que pudo ser. Dejó destellos, jugó grandes temporadas, pero nunca fue la gran estrella en un gran equipo. En la Juve no defraudó, cierto, aunque tampoco la rompió. El mejor Quagliarella fue ese del Udinese y por eso este fin de semana el delantero no quiso celebrar el gol contra su ex equipo, por respeto.”Siempre lo tendré en mi corazón”, dijo. De momento, después de cruzar la calle y llegar de la Juve al Torino, Quagliarella parece encontrarse cómodo. “¿La Juve? Nada que reprochar. Ellos tienen muchos delanteros. Me siento bien aquí en el Torino”, declaró.

Unas copas con… Rafa Márquez. El veterano defensa mexicano acabó expulsado contra el Milan y ya puede contar que ha visto la roja en todos los equipos de su carrera, que no son pocos. La aventura italiana del jugador de Michoacán está siendo extraña. Alterna buenos partidos con errores garrafales. Buenas y malas noticias. Márquez disfruta de sus días en Verona y lo vemos colgando fotos en las redes sociales por Venecia con su esposa. Y el Hellas admite que fichar al central fue un buen negocio, pues ha subido las vendas un 20% la venda de productos sólo gracias a la fama de Márquez. De repente, el Hellas Verona vende en México. Aunque el rendimiento no sea el mejor. Contra el Genoa no funcionó y contra el Milan acabó expulsado. Márquez abandonó el León aceptando la oferta veronesa pues veía claro, después del Mundial, que aún tenía nivel para jugar en Europa. Y el Verona, con un buen bloque, aspira a poder luchar por jugar en Europa. Pero la aventura no ha empezado del todo bien. Aunque si las cosas no funcionan, siempre se puede esconder en una gondola con su esposa… y eso no es un mal refugio. Cuando se retire, Márquez mirará atrás y recordará que vivió en Mónaco, Barcelona, Nueva York y Verona gracias al fútbol. Envidia sana le tenemos.

Foto de portada: Kate_Lokteva.

Related posts

2 comments

Tony Padilla, la nota es demasiado dura contra Rafael Márquez para no haber visto el partido, pues él no fue quien anotó un autogol en el partido contra el Milan sino Rafael Marques (el otro defensa central que es brasileño).

José María Callejón BUENO ha venido siendo un jugador consistente desde la temporada 2010-11 y hasta en momentos en donde el equipo no le ayuda. Así como esta Hamsik, así como es Higuaín, así como es la defensa Napolitana y Callejón la sigue rompiendo.

Que Del Bosque deje de estar llamando a El Haddadi y a Pedro (Sobre todo Pedro, que lleva una temporada y contando jugando mal) y que llame a Callejón que se lo merece.

Deja un comentario

*