Una jornada en el Calcio con…Insigne, El Shaarawy, Pellissier y Tévez

Juventus Tévez Focus

11ª jornada de la Serie A. La intensidad de la jornada casi marea. De repente, por todo el territorio, no dejaron de llegar noticias significativas, en una explosión de emotividad puramente italiana. En Milan la gente se tira de los pelos. Antes del derbi de la próxima jornada, los dos gigantes milaneses siguen en plena crisis de identidad. El Milan empató en el campo de la Sampdoria, en un resultado positivo, aunque sumado a los anteriores resbalones no sirve de tanto. El Inter, peor. Sigue sin ganar y en cuatro días ha sumado dos empates: en Saint-Étienne y en casa contra el Verona. En 11 jornadas, el Inter de Mazzari vive a 12 puntos de la Juventus. El Milan, a 11 puntos. Demasiados. El Milan respiró un poco con una buena actuación de El Shaarawy. El delantero marcó por fin en su Liguria natal e Inzaghi no tiene tantos problemas como un Mazzarri que se queda solo y puede ser destituido si no gana el derbi. Incluso se afirma que no llegará al derbi. Veremos.

Juventus Llorente FocusFernando Llorente fue titular con la Juventus (Foto: Focus Images Ltd)

Uno de los ganadores de la jornada es, otra vez, un Nápoles que ha recuperado la calma. Le ganó a un rival directo como la Fiorentina por 0-1, encadenando en pocos días grandes resultados contra grandes equipos, como son la Fiorentina y la Roma. El Nápoles ya ocupa la tercera posición, ya que ni Sampdoria, Milan, Inter, Fiorentina, Udinese, Verona, Lazio y Genoa ganaron: de los primeros 11 clasificados, sólo ganaron tres: el Nápoles y los dos de siempre: Juventus y Roma. Y de qué forma. La Juventus destrozó al Parma en una exhibición de juego: 7-0. Llorente,Tévez y Morata le bailaron al equipo de Donadoni, roto por la ambición de los delanteros españoles, la magia del argentino y la verticalidad de Lichtsteinter. Fue un baño descomunal, humillante, con Tévez firmado un gol antológico. Aunque la Roma aguantó la presión y le ganó 3-0 al Torino. El equipo de García sigue a 3 puntos y, además, volvió a los terrenos de juego Strootman. Y si está fino, es un jugador vital.

En la zona baja, respiraron Chievo y un Empoli que le rompió la buena racha de resultados a la Lazio. Y respiraron con goles de dos viejos rockeros: Pellissier en el chievo y Maccarone en el Empoli.

Un desayuno con…Lorenzo Insigne. El Nápoles ha trabajado duro hasta recuperar un ritmo competitivo ideal. Su última derrota en la Serie A fue en 21 de setiembre en el campo del Udinese. Luego, cinco victorias y tres empates, con victorias vitales contra Roma y Fiorentina en una semana. Instalado en la tercera posición y con seguridad defensiva, el Nápoles sentía que todo le sonreía otra vez. Que se recuperaban las sensaciones y se aspiraba a perseguir a Roma y Juventus. Todo era bonito, hasta que se rompió Insigne. El único napolitano del equipo, abucheado en su momento, estaba jugando su mejor fútbol. Contra la Roma se vistió de mago, apareciendo en todos sitios. Pero en el campo de la Fiorentina se rompió. Sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y ha sido operado en Roma. En principio, Benítez pierde a su jugador entre cuatro y seis meses. El riesgo de que la temporada de Insigne se acabara este fin de semana, pues, es real. Sin Insigne, Benítez pierde capacidad de rotación arriba, aunque con Mertens, Higuaín, Callejón y Hamsik en forma tiene pólvora.

Insigne Napoli FocusInsigne se ha lesionado (Foto: Focus Images Ltd)

Una comida con…Stephan El Shaarawy. Y el faraón gritó. Un grito de alegría, de rabia, de liberación. El último gol en la Serie A del delantero de madre italiana y padre egipcio fue el 24 de febrero del 2013 en un derbi contra el Inter. Si último gol oficial, el 24 de agosto del 2013 contra PSV. En la tierra dónde nació, la Liguria, el Savona, El Shaarawy rescató y lideró a los pupilos de Inzaghi en un estadio muy complicado como el de la Sampdoria. Un 2-2 que mejora un poco las cosas después de unas semanas complicadas. En el Milan, la sensación es clara: si El Shaarawy está fino, el Milan muerde. Aunque el delantero es un cristal de Bohemia: precioso aunque frágil. Las lesiones lo mortifican, lo mantiene crucificado en la cruz de la enfermería. En su debut esta temporada, brilló contra la Lazio. Contra el Verona ofreció destellos. Y contra la Sampdoria, más. Inzaghi parece proteger al delantero, como si sufriera por su físico. Suma menos minutos que Honda o Menez. Inzaghi busca el equilibrio entre sus jugadores ofensivos y el seleccionador, Conte, lo observa todo. Presente en el estadio el día del Sampdoria-Milan, ha admitido que puede usarlo en diferentes posiciones de la delantera o el centro del campo. Nos iríamos a comer bien en esos restaurantes perdidos en la costa de la Liguria. Y que el faraón nos cuente. Se viene el derbi milanés, marca de nuevo, puede volver a la selección…¿Está por fin de vuelta?

Una cena con Sergio Pellissier. Un año después, Pellissier marcó otra vez. Dos goles del delantero le dieron al Chievo una victoria vital contra el Cesena. Pellissier, con ese apellido francés, es de Aosta, esa región perdida en los Alpes, destino turístico maravilloso, templo del montañismo, con una cultura propia tan influenciada por la lengua francesa que la italiana. Allí, en una de las pocas regiones italianas que nunca han visto un partido de la Serie A, nació Pellissier, que se largó a Turín buscando goles. El año 2000 llegó al Chievo y ahora es el máximo goleador en la historia del club veronés. Historia del club, Pellissier casi se marcha del Chievo este verano, con 35 años, por divergencias con la directiva y el entrenador Eugenio Corini. Al final se quedó y no jugaba. Con Corini, Pellissier sólo jugó unos minutos en la derrota con la Sampdoria. Con la llegada de Rolando Maran, el nuevo entrenador, Pellissier ha jugado tres partidos de cuatro, todos como suplente. Y contra el Cesena marcó los dos goles liberadores. El Chievo no sale de la zona de descenso, aunque rompe una mala racha de resultados (su única victoria fue en Nápoles en la segunda jornada) y recupera al viejo goleador, al viejo capitán.

Unas copas con….Carlitos Tévez. Claro, unas copas. Toda la noche si quiere. Con el gol maradonesco, ronaldesco, que marcó, podemos cantar toda la noche. La Juventus fue la gran protagonista de la jornada y el ‘Apache’ se llevó los titulares con un gol maravilloso en jugada individual, burlando rivales, con fuerza, y dejando seco un defensa con un toque de balón delicado. La misma semana que vuelve a la selección, Tévez lo celebró con un partidazo, encontrando su espacio en una delantera que baila a su ritmo. Ya sea con Llorente o Morata, Tévez brilla y con el nuevo módulo táctico de Allegri (un 4-2-3-1) se siente más cómodo. Después de seis partidos sin marcar, el argentino bailó cumbia, como le gusta, contra el Parma y empató con Callejón como máximo goleador de la Serie A, con 8 goles en 10 partidos. Después de unas jornadas con dudas, la Juve ha recuperado la capacidad de asustar. Y Tévez disfruta. Tengo la sensación de que si Tévez disfruta en un campo, los rivales pueden temblar. Esperamos que no temblemos tomando copas con él.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

Pues yo los he visto varias veces y se anulan. Es más creo que hay mala onda. Obviamente son dos jugadores similares, tanto en técnica como en protagonismo, y cuando hay dos protagonistas alguien tiene que ceder, y ese no será Tévez, ante el idolatrado Messi. Por algo Sabella no lo llamaba al Apache. Veremos ahora cómo Martino soluciona ese problema, teniendo además a Agüero e Higuaín.

Yo tambien recuerdo haberlos visto juntos.
Creo que este es otro Tevez, mas maduro y este nuevo Tevez sera interesante de verlo con Messi.

Me interesa más la posibilidad de ver a Argentina jugando con Banega en posiciones atrasadas, dando salida a la bola. Un medio con Masche, Banega y Di María estaría muy, muy bien para la albiceleste, con Enzo como recambio de lujo.
En defensa hay más opciones, y polémicas, pero bueno, si de mí dependiera, en condiciones normales los 4 centrales serían Garay, Fazio, Musacchio y Otamendi, y los carriles serían para Rojo, Zabaleta y Ansaldi.
Por tanto, queda hueco arriba para todos los cracks: Messi, Tévez, Higuain y Agüero, a los que sumaría a Lavezzi.
Los 3 metas serían Romero, Rulli y Caballero (aquí soy subjetivo).
Quedarían 4 puestos por cubrir, y bueno… por completar… Gago, Biglia, Gaitán y un defensa a elegir.

Deja un comentario

*