Una jornada en el Calcio con… Lasagna, Sarri, Mancini, Bacca y Dybala

El Inter de Mancini ganó al Palermo. Foto: Focus Images Ltd.

21ª jornada de la Serie A. Nápoles y Juve se escapan en un duelo precioso. El equipo de Sarri ganó 2-4 en el campo de la Sampdoria con otra exhibición ofensiva y el gol 21 de Higuaín en 21 jornadas. Aunque la Juve aguanta el pulso: 11 victorias consecutivas, con el gol número 12 en liga de Dybala para derrotar a una Roma defensiva y peleona.

Por detrás, el Inter se sigue dejando puntos y sufrió un humillante empate con el modesto Carpi, con gol visitante en el 92 y el Carpi jugando con uno menos. La Fiorentina lo aprovechó, pues derrotó al Torino (2-0) con un golazo de falta de Ilicic y le quita el tercer puesto.

Por detrás, Spalletti suma 1 punto de 6 como entrenador de la Roma, aunque su equipo luchó bastante bien en defensa. En ataque, ni existió. Por fortuna para la Roma, el Milan se dejó puntos en Empoli (2-2), con el equipo toscano enamorando por su rendimiento y su modestia. El Milan, con Bacca en forma, perdió una buena oportunidad de seguir escalando en la tabla.

En el centro de la tabla, el Bolonia defendió su condición de grande de la Emilia-Romaña y le ganó el derbi al Sassuolo por 0-2. El trabajo de Donadoni es bueno y el Bolonia parece destinado a no sufrir. Tampoco debería sufrir el Chievo, aunque la Lazio los barrió del terreno de juego en un segundo tiempo brillante de los romanos: 4-1.

En la parte baja de la tabla, el Hellas Verona sigue sin ganar después de 21 jornadas: 10 empates y 11 derrotas. El Genoa sacó un 1-1 de Verona que hunde más a un Hellas desesperado como colista. Fue una jornada en que los tres equipos en zona de descenso puntuaron, pues el Frosinone empató en casa con el Atalanta (0-0) y el Carpi sorprendió en San Siro al Inter. El Carpi ya suma 3 jornadas puntuando y tiene la salvación a 5 puntos, con la Sampdoria, que parecía renacida con Montella, marcando la frontera superada ya por su vecino, el Genoa. No andan lejos Palermo y Udinese, con el Palermo ganando el duelo directo por 4-1, respirando un poco después de unos días caóticos.

Un almuerzo con… Kevin Lasagna. Con este apellido las bromas no se pueden evitar. El jugador del Carpi marcó en el minuto 92 el gol del empate del modesto club de la Emilia-Romaña, en la primera visita de la entidad a San Siro en partido de liga. Rápidamente, en las redes, aparecieron bromas con una Lasaña indigesta para el Inter. Cosas de la vida, éste fue el primer gol en Serie A de un jugador que con 19 años jugaba en… ¡Sexta división! En un club llamado Governolese. Después saltó a la cuarta con el Cerea y el Este. Una lesión y ver como clubes como el Mantova decían que no tenía nivel no fueron suficientes para acabar con el sueño de este chico. Finalmente, lo fichó el Carpi de Serie B de forma sorprendente y ahora es uno de los jugadores más amados. Este verano, cuando el Carpi ascendió, Lasagna afirmó que su sueño era jugar en San Siro, pues es aficionado… del Inter. Sí, Kevin Lasagna es interista y ha visitado San Siro como hincha. Ahora, lo ha visitado como jugador y le ha metido un gol al club de sus amores. Y lo celebró. ¿Lógico, no? ¡Si hace 4 años jugaba en sexta!

Una comida con… Roberto Mancini y Maurizio Sarri. Finalmente, hicieron las paces. Después del partido de Coppa, cuando el Inter eliminó al Nápoles, los dos se pelearon y Mancini denunció que Sarri lo había llamado “maricón”. Sarri fue sancionado y se generó una campaña contra el veterano entrenador napolitano, que admitió el error y defendió que le salió ese insulto, sin querer ofender a los homosexuales. Parecía imposible que los dos pudieran hacer las paces… pero sí, lo consiguieron los chicos de Le Iene, el programa de humor televisivo parecido al “Caiga quien caiga”. Ese programa que intentó entrar en casa de Marc Márquez y generó una pelea. Los miembros del programa visitaron a Sarri con un premio dedicado a quien mete la pata. “Os esperaba”, dijo Sarri. El entrenador se disculpó otra vez, afirmó que defiende el matrimonio entre homosexuales y que ese insulto le salió pues lo ha escuchado toda la vida. “Sí, es un error”, comentó. Después le hicieron prometer que saldría al campo en el siguiente partido con una bufanda que Mancini siempre lleva, una bufanda con el texto del Padre Nuestro en muchos idiomas. Sarri aceptó y, efectivamente, salió al campo de la Sampdoria con la bufanda. Después del partido, Mancini aplaudió el gesto y bromeó. “Bravo, Sarri. Es un gesto bonito, ahora toca dejar la pelea atrás. Yo no tengo de momento nada de Sarri”, dijo. Y añadió: “Aunque acepto a Higuaín, si me lo presta”. Higuaín ha marcado 21 goles y el Nápoles golea. Y el Inter lo falló todo contra el Carpi. Tanto, que Mancini dijo que “hoy hubiera marcado hasta yo”.

Una cena con…Carlos Bacca. El colombiano ya es un ídolo del Milan. En el campo del Empoli marcó otro gol y ya suma 10. Además, de estos 10 goles, 8 han sido en el primer disparo entre los tres palos. Bacca suele ayudar a los suyos marcado primero… y luego la defensa destroza su trabajo. Sí, en Empoli el Milan se dejó empatar dos puntos y el equipo de Mihajlovic ha sumado 6 puntos de los últimos 12. Bacca, igualmente, es la buena noticia y con 10 goles iguala la cifra que había logrado otro colombiano, Faustino Asprilla con el Parma en la temporada 1993-94. Este verano Bacca y Luiz Adriano fueron los fichajes estrella del Milan en ataque, aunque luego llegó Balotelli. Pues bien, Balotelli ha sufrido lesiones y no tiene protagonismo. Luiz Adriano ha fracasado y ha estado negociando con un club chino para acabar volviendo al Milan cuando el club asumía que ganaba dinero con él. Queda Bacca como referente arriba junto a un Niang que lleva años en el fútbol base rossonero. Si Bacca encuentra un acompañante, el Milan puede aspirar aluchar por ser tercero. Sin ese acompañante, se quedará lejos. Curiosamente, el Milan tiene muchos jugadores ofensivos: Luiz Adriano, Bacca, Niang, Balotelli, Menez, Honda, Boateng, Bonaventura y un El Shaarawy de vuelta. El Shaarawy, Menez y Honda buscan salida. Luiz Adriano, en cambio, duda.

Articulo relacionado: “Las dos caras de la liga italiana“, por Sergio Santomé

Unas copas con… Paulo Dybala. Sí, otra vez. Cómo no. Toda la temporada de copas con Dybala. Ahora mismo, dos argentinos marcan diferencias. Higuaín y Dybala. Detrás tiene dos equipazos, aunque ellos ponen su firma con goles. Dybala sacó la lengua otra vez, celebró su gol a la Roma así y ya suma 12 goles y 6 asistencias esta temporada en Serie A, casi los mismos registros que en su mejor año en Palermo. Y con media liga por delante. O sea, Dybala ha marcado o regalado el gol en el 50% de los goles de la Juve y siempre ha aparecido en esta racha de 11 jornadas seguidas ganando. Si en julio costó 40 millones, ahora ha doblado su precio. En la Juve saben que llegarán ofertas de equipos ricos, aunque la idea es que Dybala no se marche y siga aportando casi tanto como Tévez. Dybala es feliz y todos hablan de él. Además, su primo Lautaro está a prueba en la Juve. Así se siente más acompañado en una Juve que en tres jornadas recibe al Nápoles. Higuaín contra Dybala. Lo que será eso.

Articulo relacionado:Un instante de ludidez de Dybala” por Toni Padilla

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*