Una jornada en el Calcio con… Rudi García, Vincenzo Montella, Daniel Ciofani y Pepe Reina

Rudi Garcia Roma - MarcadorINt

14ª jornada de la Serie A. La euforia invade cada calle de Nápoles. Por primera vez en 25 años, su club lidera en solitario la tabla después de su victoria contra un muy buen Inter (2-1). Higuaín, con 12 tantos, lidera la tabla de goleadores y es el alma de un equipo maravilloso. La última vez que el club lideró la tabla, Maradona jugaba. Ahora, con un entrenador poco mediático como Sarri y mucho trabajo, el Nápoles sueña. El Inter llegaba como líder y se marcha con la cabeza alta, pese a jugar con 10 muchos minutos por la roja a Nagatomo. Los dos palos en el último minuto casi le dan un punto a los chicos de Mancini. La Serie A está muy igualada. Preciosa.

Igualmente, el gran ganador de la jornada es otra vez la Juve. Todos los primeros clasificados, excepto el Nápoles, pincharon. Así que la Juve ya es quinta, a 7 puntos del liderato, después de golear en Palermo (0-3). Mandzukic marcó otra vez, así que Allegri poco a poco afila sus armas ofensivas. La Juve ha sumado los últimos 12 puntos, sus goleadores marcan y el inicio nefasto parece un recuerdo lejano.

La Fiorentina sumó otro empate en el campo de un Sassuolo siempre luchador (1-1) y la Roma se pegó un trompazo. Otro, después de la humillación en Barcelona. El Atalanta ganó 0-2 a un equipo que vive un momento complicado. Ni sirve saber que la Lazio anda peor: perdió con un Empoli batallador (1-0) y ha sumado 1 de los últimos 15 puntos. A la Lazio le anularon dos goles a Klose, uno de ellos legal, aunque eso no evitó otra bronca de los hinchas a sus jugadores. Incluso les mostraron pancartas amenazando con visitas a los locales nocturnos si siguen saliendo…

El Milan por su parte, vivió su partido más cómodo del año y con buenos minutos de Niang y Bonaventura le metió 4-1 a una Sampdoria sin alma pese al cambio de entrenador. Mihajlovic apostó por un 4-4-2 sin Luiz Adriano y funcionó.

En la parte baja el Bolonia encajó la primera derrota con Donadoni en el banquillo contra el Torino (2-0). El Frosinone lo aprovecha para salir del descenso después de un triunfo vital contra un Hellas Verona hundido (3-2). Colista sin victorias, el Verona parece destinado a despedir a Mandorlini. Además, el Carpi sumó su segunda victoria, la primera fuera de casa en el campo del Genoa (1-2), hundiendo más al Verona. Se acerca a la zona peligrosa el otro equipo veronés, el Chievo, después de su derrota con el Udinese (2-3). El Udinese celebró la victoria en la autopista con los hinchas desplazados, comiendo en un área de servicio, aunque le queda poco tiempo de descanso: esta semana tenemos Coppa.

Un almuerzo con… Rudi García. La Roma depende de sí misma para llegar a octavos de la Champions. Si gana al BATE en casa, se mete. Y pese a eso, el ambiente es horrible. Parecía que las cosas funcionaban después de derrotar al Bayer, ganar el derbi a la Lazio y llegar a la segunda posición, pero en Roma se pasa del cielo al infierno en una semana. El empate con el Bolonia, la derrota en Barcelona y la victoria del Atalanta en el Olímpico (0-2) han cambiado de nuevo el estado anímico del club. García fue abucheado. Los jugadores, también. Ni las lesiones justifican el mal partido en defensa, con el Papu Gomez destrozando la zaga romana una y otra vez. El nombre de Di Francesco, entrenador del Sassuolo, suena como futurible si García no reacciona. Será clave superar la fase de grupos de la Champions. Y no pinchar en liga, si se puede. Roma vuelve a ser gris.

Una comida con… Vincenzo Montella. Montella, aunque no pudo completar su obra, se ganó en la Fiorentina fama de ser un entrenador ofensivo, atractivo. Su equipo compitió, llegó a unas semifinales europeas e ilusionó a su hinchada. Montella, en el paro desde junio, ha fichado como técnico de la Sampdoria después del desastre de Zenga. En el primer partido, su Sampdoria perdió 1-0. Nadie lo criticó: pocos días de trabajo. Pues bien, el segundo partido, contra el Milan en San Siro, fue peor incluso que los partidos con Zenga. La Sampdoria fue una caricatura sin alma, destrozada por un Milan en crecimiento. La cara de Montella fue un poema. El centro del campo, con Ivan, un chaval eslovaco, fracasó. La defensa, un desastre. Fernando, fichado del Shakhtar, no aparece. Y Muriel es una sombra. Solamente Eder y Soriano aportan cosas en un proyecto sin rumbo. Montella fue amado como jugador en la Sampdoria, así que los hinchas están listos para dejarse llevar por el nuevo entrenador. De momento los dos primeros partidos han provocado un corte de digestión.

Una cena con… Daniel Ciofani. Daniel y Matteo Ciofani, hermanos, lloraron emocionados cuando Italia ganó el Mundial del 2006. Daniel, con 21 años, era delantero y su ídolo era Luca Toni. Físicamente se le parece un poco. Aunque él jugaba en la cuarta italiana, en el Celano. En 2013, los hermanos Ciofani ficharon por el Frosinone. Entonces este club jugaba en la Lega Pro, pero la idea era subir ese año. Y si, subieron el verano del 2014, con Daniel marcando goles y Matteo en el centro de la defensa. Y en 2015, otro ascenso, a la Serie A. Con 30 años y ya como uno de los capitanes, Daniel Ciofani llegaba a la Serie A por primera vez. Y aunque le costó, ya suma 3 goles. Contra el Verona marcó dos, su primera ‘dopietta’. “He marcado delante de mi ídolo Luca Toni”, dijo emocionado. Cómo no, le pidió la camiseta y se sacó una foto, aunque Toni, triste pues su Verona es colista, no estaba para fiestas. El Frosinone ha ganado 4 de sus 7 partidos en casa y sueña con evitar el descenso cuando pocos le daban opciones a los dos clubes debutantes: Frosinone y Carpi. Pues bien, en la misma jornada, los dos ganaron. Y el Carpi, después de destituir y fichar otra vez a Castori, también quiere dar guerra.

Unas copas con… Pepe Reina. En la última jugada del Nápoles-Inter, Reina sacó una mano maravillosa que evitó el gol del empate interista. Reina vive una segunda juventud en una ciudad que lo ama. Los camareros cuentan anécdotas de un tipo chistoso, que se deja fotografiar, firma autógrafos y saca sonrisas a los compañeros de clase de sus hijos. Es titular indiscutible con Sarri y sus paradas evitaron que el Inter puntuara en San Paolo. Ahora mismo, Nápoles vive en un estado de locura inédito. Una euforia invade las calles. El speaker, famoso por la forma de cantar los goles, se tomó la libertad de cantar la parada de Reina como un gol con el partido acabado. El Nápoles ha sumado 29 de los últimos 33 puntos derrotando a Fiorentina, Lazio, Juve e Inter. Y ganando 0-4 al Milan. En espera del duelo con la Roma, el Nápoles gana los duelos directos, aunque en la segunda vuelta le tocará viajar a los estadios más complicados sin el calor de San Paolo. Reina, igualmente, se siente listo. Es el portero del líder. Y si Higuaín es el máximo goleador, Pepe es el portero menos goleado empatado con Handanovic: 9 goles en contra. Y algunos palos salvadores.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*