Una jornada en el Calcio con… Salah, Icardi, Higuaín y Gilardino

Mauro Icardi (Foto: calciostreaming).

9ª jornada de la Serie A. Por primera vez en dos años, la Roma lidera en solitario la tabla. El equipo de Rudi Garcia ganó el gran partido de la jornada en Florencia con goles de sus flechas africanas, Salah y Gervinho (1-2), provocando la tercera derrota consecutiva de la Fiorentina. La Roma recupera a lesionados y se quitó el mal sabor de boca de ese empate final en Leverkusen con una victoria que le permite liderar la tabla por delante de un grupo de cuatro equipos con 18 puntos.

El Nápoles, por goles, ya es segundo. El equipo de Sarri sigue imparable y con un gol de Higuaín ganó en el campo del Chievo (0-1). Si en las primeras tres jornadas sumó dos puntos, en las últimas seis jornadas ha sumado 16 de 18. La Fiorentina ahora duda, como un Inter incapaz de ganar de nuevo. Los chicos de Mancini empataron en Palermo, con gol de Brozovic y el empate siciliano obra de un viejo goleador como Gilardino (1-1), y han sumado 3 de los últimos 12 puntos posibles, cuando habían ganado los 15 primeros. El otro club con 18 puntos es una Lazio infalible en casa, después de golear al Torino con un Felipe Anderson espectacular (3-0).

Si el Inter duda, el Milan sufre. Con el joven Donnarumma de 16 años en el arco por delante de Diego López, el equipo de Mihajlovic derrotó al Sassuolo por 2-1 con un gol salvador de Luiz Adriano al final. El Sassuolo jugó todo el partido con 10 hombres y aun así empató el partido, provocando los abucheos de la hinchada local. Antes del partido, la afición pidió otra vez con pancartas el despido de Galliani. El Milan, con 13 puntos, aún anda por encima de una Juve en clara recuperación. Con un buen partido de Dybala, derrotó al Atalanta (2-0) y poco a poco, el campeón sube peldaños.

Contenido relacionado: No hay caso Dybala

En la parte baja, se hunde el Hellas Verona. El equipo de Mandorlini aún no ha ganado ni un partido y acabó goleado 4-1 en el campo de una Sampdoria imparable durante el primer tiempo, con Eder, Muriel y Soriano como líderes. En el derbi de la Emilia-Romaña, el Bolonia ganó con un gol en el minuto 90 de Masina al Carpi. El Carpi marcó primero, aunque Lollo fue expulsado y el Bolonia pudo respirar en el estadio de uno de sus eternos rivales, el Módena. Estadio escenario de los partidos del Carpi, equipo de la provincia de Módena. El Frosinone, el otro debutante en la Serie A, también perdió, contra Udinese, con gol de un ex: Lodi (1-0). Este fue el primer triunfo del Udinese en casa con el nuevo estadio remodelado. Ha tardado. El Empoli, en el último partido sin Saponara, demostró la inconstancia del Genoa y lo derrotó por 2-0, escapando de la zona de descenso.

Un almuerzo con… Mohamed Salah. La última temporada Salah era el héroe de la Fiorentina. Jugó partidazos memorables y enamoró con su verticalidad. Después de golear a la Roma en Europa League, colgó un video en las redes con los hinchas de la Fiorentina. Cedido por el Chelsea, Salah parecía destinado a seguir en la Fiore este año, pero el contrato dejaba claro que el jugador podía pedir ir a otro club. Y pidió precisamente eso. En Florencia, pues, esperaban a Salah con aires de guerra porque se marchó cedido a la Roma afirmando que allí podía ganar la liga. El egipcio fue abucheado todo el partido, aunque tardó pocos minutos en marcar el primer gol de un equipo visitante en el Franchi esta temporada en la Serie A. Un golazo que dejó en estado de shock al equipo de Paulo Sousa. Salah no lo celebró, aunque eso cambió poco. Fue más abucheado aún. Al final, la Roma ganó y lidera la tabla. Salah, con 5 goles en 9 jornadas, tenía razón. Tiene más opciones de ganar la liga en la Roma.

Salah jugó en la Fiorentina durante la primera mitad de 2015. Foto: Focus Images Ltd.
Salah jugó en la Fiorentina durante la primera mitad de 2015. Foto: Focus Images Ltd.

Una comida con… Mauro Icardi. El máximo goleador de la última temporada ha perdido el gol. El argentino no marca y el Inter sigue sin encontrar el rumbo después del mazazo que significó esa derrota con la Fiorentina por 1-4. Mancini tiene un problema, ya que dos de sus mejores jugadores ofensivos, Jovetic e Icardi, no funcionan juntos. Los dos, de momento, tienen mejores estadísticas si juegan con Palacio, siempre sacrificado. Icardi, con el brazalete de capitán, parece fuera de forma, perdido. Mancini intenta mover las piezas, pero Icardi toca pocos balones y el Inter sigue siendo uno de los equipos con menos gol, pues ha marcado solamente 9 dianas, tantas como el Carpi. Dos goles más que Higuaín y Eder, los máximos goleadores del torneo ahora, con 7. Por suerte, la defensa aguanta las dudas ofensivas de un equipo que empezó liderado por Jovetic. Y después vive de Brozovic, autor de los dos últimos goles. ¿Dónde está Icardi?

Una cena con… Gonzalo Higuaín. Con 7 goles, el argentino es ahora mismo el máximo anotador de la Serie A.  En el campo del Chievo marcó el único gol, precisamente el estadio y el rival de su primer gol en la Serie A, un agosto del 2013. Higuaín ha explotado este año y afirma, sin tapujos, que le debe mucho al entrenador Maurizio Sarri, quien parece encontrar la forma de sacar el mejor fútbol de sus jugadores. Si en el campo del Midtylland vimos un golazo de Callejón y dos de Gabbiadini, suplente en la liga, en el campo del Chievo golpeó otra vez el Pipita, que también ha marcado en la Europa League. Hace un año, Higuaín había marcado en solamente dos partidos, aunque en uno, contra el Hellas Verona, marcó tres. Ahora decide partidos importantes, como esos de la Juve y la Fiorentina, lidera la tabla goleadora y mantiene vive la ilusión napolitana. ¿Cuál es el techo de este Nápoles?

Gonzalo Higuaín ha arrancado la temporada en un estado de forma pletórico. (Foto: Focus Images Ltd)
Gonzalo Higuaín ha arrancado la temporada pletórico. (Foto: Focus Images Ltd)

Unas copas con… Alberto Gilardino. Las últimas temporadas, en Palermo siempre gozamos con jugadores ofensivos argentinos o uruguayos que el gran público descubre, como Cavani, Pastore, Dybala o Vázquez. Este año Vázquez cumple este perfil, aunque las últimas jornadas pide paso un viejo conocido: Alberto Gilardino. El Palermo es el octavo club italiano del goleador de Biella, una ciudad al norte, en los Alpes, con muchas semanas de nieve. En Palermo, ciudad de sol, Gilardino, con 33 años, ha marcado ya dos goles y se ha ganado su sitio a las órdenes de Iachini, contra el que llegó a jugar en su momento el año 2000. “Me siento bien. Con confianza. El Palermo me ha dado una oportunidad. Primero no estaba en forma y poco a poco, sumo. Mi reto es ayudar”, dice el goleador de forma modesta. Su gol al Inter ha marcado un antes y un después, quizás.

Foto de portada: interstreaming.

Related posts

Deja un comentario

*