Una jornada en el Calcio con… Strootman, Sarri, Berlusconi y Vázquez

Berlusconi anuncia que "volverá a intervenir". Foto: Calciostreaming.

36a jornada de la Serie A. La Juve no se para ni con el título de liga en el saco. Los chicos de Allegri derrotaron al Carpi por 2-0, derrota que iguala las cosas en zona descenso, y la Juve ya suma 16 victorias en la segunda vuelta del campeonato. Antes, solamente el Grande Torino del 1947 y la Juve de Conte del 2014 habían ganado 16 de los 19 partidos de la segunda vuelta. O sea, si la Juve gana una de las dos últimas jornadas, suya será la segunda mejor vuelta de la historia de la Serie A. Contra el Carpi marcaron Zaza, que sigue enfadado con Allegri porque juega poco, y Hernanes. Su primer gol con la Juve. Esta semana le dedicamos un especial a la Juve campeona. Pasear por el libro de las maravillas bianconeras es gratis en este link.

En la lucha por la segunda posición, la Roma ganó por 2-3 al Genoa en un partido loco. Salah marcó el 0-1 y el Genoa, club hermano del Nápoles, reaccionó y se puso 2-1, con el gol número 12 de Pavoletti. Perder era dejar de aspirar a la segunda plaza. Y apareció Totti. A sus 39 años, y aún sin su contrato para la próxima temporada, metió un golazo de falta: 2-2. El Shaarawy marcó el 2-3 y Totti, con 39 años, suma 304 goles, los 4 últimos en las 4 últimas jornadas. Aportando siempre puntos a su Roma. Su leyenda no acaba nunca. Igualmente, la Roma sigue tercera con 74 puntos, dos menos que el Nápoles. Los chicos de Sarri ganaron al Atalanta 2-1 con dos goles de Higuaín (32 en esta Serie A), los primeros después de su famosa sanción. El Nápoles visita el Torino y acaba en casa contra el Frosinone. La Roma juega en casa con el Chievo y acaba en casa del Milan. En juego, ser segundo y jugar directamente fase de grupos de la Champions.

Por detrás, Inter y Fiorentina siguen firmando una segunda vuelta triste. Con la Europa League en el saco, los dos equipos se dejan ir sin alma. El Inter perdió 2-0 con la Lazio de Simone Inzaghi (quinto gol de Klose a sus 37 años y noveno de Candreva) y suma 5 derrotas y 3 empates en 9 partidos fuera de casa en la segunda vuela. La Fiorentina no pasó del 0-0 en el campo del Chievo y ya encadena 10 partidos de los últimos 11 sin ganar. Sousa parece que no seguirá. En el Inter, Mancini, sí.

En pocos meses, Sousa ha pasado de ser indiscutible a temer por su futuro en Florencia. Foto: Focus Images Ltd
En pocos meses, Sousa ha pasado de ser indiscutible a temer por su futuro en Florencia. Foto: Focus Images Ltd

Aunque quien peor anda es el Milan. Llegó a perder 1-3 con el Frosinone, Balotelli falló un penalti y al final los chicos de Brocchi, entre broncas, salvaron un punto: 3-3. Con Brocchi en el banquillo han sumado 5 puntos de 12. Y eso con un calendario fácil: Sampdoria, Carpi, Verona y Frosinone. El Sassuolo derrotó por 1-0 al Hellas Verona, con un gol de Pellegrini, y supera al Milan. Ahora el Sassuolo es sexto. Si acaba en esta posición debutaría en Europa si el Milan pierde la final de Coppa con la Juve. El drama del Milan, en espera de ver si Berlusconi vende el club a empresarios chinos, es total. Y eso, pese a los 16 goles de Bacca. El colombiano ha igualado a Dybala como segundo máximo goleador del torneo, superando a Icardi.

En la zona de descenso, con el Verona ya en la Serie B, el Frosinone plantó cara, aunque ese 3-3 en San Siro los deja a 4 puntos de la salvación con dos jornadas por jugar. Parece, pues, que será una pugna Carpi-Palermo. Uno se hundirá. El Carpi perdió contra la Juve y el Palermo sumó su segunda victoria en dos jornadas contra la Sampdoria (2-0). Ahora se encuentran empatados a puntos (35), a tres de un Udinese que aún no respira tranquilo. Perdió 1-5 con el Torino en casa (Belotti marcó su gol número 12 con el Toro) y si no vigila, puede bajar. La próxima jornada visita el Atalanta y en la última recibe al Carpi en un duelo director que sería, además, el último partido de Di Natale. El descenso arde en el fin de semana del primer ascenso a Serie A, ese del Crotone. Aquí lo contamos. Vale la pena, su historia. Y finalmente, Empoli y Bolonia empataron sin goles, sin nada en juego. Aunque los dos clubes sueñan con retener a sus entrenadores: Giampaolo suena para la sub’21 italiana y Donadoni, para el Milan.

Un almuerzo con…Kevin Strootman. Después de tres operaciones en la rodilla izquierda, el holandés pudo jugar contra el Genoa su primer partido como titular en la Roma desde el 25 de enero del 2015. 90 minutos sobre el campo, a un ritmo bastante bueno. Después de 15 meses sufriendo. O sea, 463 días. Ese día, en enero del 2015 en el campo de la Fiorentina, no pudo acabar el partido por molestias. No parecía nada grave. Aunque en verdad, era otra lesión terrible. La segunda después de esa en 2014 contra el Nápoles. Y en plena recuperación, una tercera operación. Strootman, quien jugó a un nivel muy alto en sus primeros meses en la Roma, ha luchado fuerte para poder volver. Y con su tesón se ha convertido en un héroe del romanismo. Los hinchas han seguido su proceso de recuperación con la etiqueta #dajeKevin (los romanos usan daje como sinónimo de vamos) y ya se emocionaron cuando jugó partidos con el equipo primavera. O sea, con los juveniles. Después, pudo jugar unos minutos en la goleada por 5-0 al Palermo del 12 de febrero. Y finalmente, entre sanciones y lesiones, ha entrando de titular contra el Genoa. Metió la pierna, vio una amarilla y aportó lo suyo en una victoria que permite a la Roma aspirar a ser segunda. Incluso Totti se apuntó a la fiesta con otro gol del capitán.

Las lesiones han marcado el paso de Strootman por la Roma. Foto: calciostreaming.
Las lesiones han marcado el paso de Strootman por la Roma. Foto: calciostreaming.

Una comida con…Silvio Berlusconi. Al descanso del partido con el Frosinone, el Milan perdía 0-2. Y la hinchada de San Siro explotó. Abucheos e insultos para jugadores, Brocchi y dirigentes. El Milan, ahora mismo, se quedaría fuera de Europa. Ha sumado 2 puntos de 9 contra tres rivales en plena lucha por no bajar. Incapaz de derrotar en casa a los dos clubes debutantes este año en la Serie A, los modestos Carpi y Frosinone, el Milan es una sombra. Un club en autrodestrucción. Todos los exjugadores critican a Berlusconi, Galliani y Brocchi. Con Brocchi, el Milan parece aún peor que con Mihajlovic. Ahora mismo, el club debe recuperar la sexta plaza (anda dos puntos por detrás del Sassuolo) o ganar la Copa a la Juve si quiere jugar en Europa. Y todo con Berlusconi negociando con dos grupos chinos. Il cavaliere parece listo para vender 30 años después un club que compró en ruinas. Lo convirtió en el mejor equipo del mundo. Y luego, lo hundió otra vez. En 30 años, solamente en tres temporadas el Milan cerró un ejercicio ganando dinero. Esta temporada ha perdido casi 90 millones. Se calcula que en total, los Berlusconi, a través de Fininvest, se han gastado casi 900 millones en un club que fue la envidia de todos. Pero Berlusconi pensó que era Dios, intocable, y el tiempo ha pasado por encima de la entidad. Ahora es un chiste. Todo, con Berlusconi, parece una caricatura. Su cara operada, su sonrisa falsa, sus mentiras, sus sueño. El Milan necesita un nuevo propietario. Berlusconi ha sido, a la vez, el mejor presidente del club y uno de los peores. Con Berlusconi siempre ha sido así: lo puedes creer al principio, cuando te regala éxitos. Luego te hunde. En la política, la tele o el fútbol, siempre pasó de deslumbrar a ser tan vacío como sus shows televisivos machistas y asquerosos.

Una cena con…Maurizio Sarri. 23 victorias en 36 jornadas, con solamente 7 derrotas. 75 goles marcados y campeones de invierno. El Nápoles no ganará ni un título esta temporada. Aunque vuelve a la Champions. Falta por ver si como segundo o tercero. O sea, si se mete en fase de grupos o le toca un play-off a cara o cruz. Sea como sea, pese a las derrotas de las últimas semanas, el periplo de Maurizio Sarri en el Nápoles merece un monumento. Llegó para ocupar el lugar de un Benítez mediático. Y se ganó el corazón de los hinchas con sus pitillos, chándal y carácter. Antes de la victoria contra el Atalanta (14 victorias, 3 empates y ninguna derrota en San Paolo), el presidente Di Laurentiis publicó un comunicado para desmentir una información que decía que Sarri sería despedido si el Nápoles acaba tercero: “Con Sarri ha empezado un camino muy largo, de años, considerando que ha conseguido dar al equipo un juego bello, divertido, que raramente se puede ver en los estadios”. Nacido en Nápoles aunque criado en la Toscana, Sarri creció como el único hincha del Nápoles en su pueblo, Figline Valdarno. Fue futbolista amateur y acabó trabajando en un banco, mientras dedicaba el tiempo libre a dirigir equipos de novena. Hasta que le dijo a su esposa que dejaba el banco porque quería ser entrenador. Y le salió bien. De la novena hasta la Serie A, categoría en que debutó con 55 años con el Empoli. La próxima temporada, Sarri debutará en la Champions League. De entrenar al Sansovino, Sangiovannese o el Cavriglia, a ilusionar Nápoles con la liga, plantar cara a la Juve y jugar la Champions. ¿Nada mal, verdad?

Maurizio Sarri ha ilusionado Nápoles. Foto: Hellaslive.
Maurizio Sarri ha ilusionado Nápoles. Foto: Hellaslive.

Unas copas con…Franco Vázquez. El italo-argentino marcó uno de los goles de la victoria del Palermo sobre la Sampdoria. Tres meses después, la hinchada siciliana pudo ver una victoria de los suyos en casa. La temporada es un caos, en el club. Zamparini, el presidente, ha cambiado de entrenador 9 veces. A Ballardini lo despidió y lo contrató de nuevo, para ocupar el lugar de Novellino, el entrenador al que sacó del paro después de dos años sin entrenar. Y finalmente, a la segunda, Ballardini parece liderar una reacción: dos victorias consecutivas, 7 puntos de los últimos 9. El Palermo se encuentra empatado con el Carpi. Uno bajaría, el otro no. Y su calendario invita al optimismo: visita un Fiorentina sin nada en juego y acaba con un Verona descendido. Además, ha vuelto el mejor Vázquez. El mudito, ya internacional absoluto italiano, ha marcado 7 goles esta temporada. Y todos, excepto uno al Inter, en partidos en que el Palermo no ha perdido. Contra la Sampdoria fue el mejor, recuperando esa alegría que lo convirtió en el complemento ideal de Dybala en su momento. Juve, Roma o Milan quieren fichar a Vázquez. Y el argentino admite que se larga del club, aunque después del último partido afirmó que “no puedo marchar con un descenso. Me quiero marchar con el Palermo en Serie A”.

Foto de portada: Calciostreaming.

Related posts

Deja un comentario

*