Una jornada en el calcio con… Tévez, Ventura, Inzaghi y Podolski

Tévez Juventus Focus

25a jornada de la Serie A. La Juve tiene medio título en el saco. Salió de Roma con el colchón de 9 puntos, después de empatar un partido que parecía ganado cuando, en dos minutos, Torosidis fue expulsado y Tévez marcó un golazo de falta. Al final, la Roma encadenó su sexto empate en casa consecutivo, aunque salvó un punto y su orgullo consiguiendo las tablas con 10 futbolistas sobre el terreno de juego. La liga se tiñe de blanco y negro pero la Roma evitó la humillación. No fue un duelo atractivo. Otra vez, un partido grande estuvo dominado por el ruido, las faltas, los nervios. Sin la pausa de Pirlo, Totti ejerció más de hincha que de jugador. La Roma, es más, mejoró sin Totti y De Rossi sobre el césped. En algunos momentos, la pasión mata la cordura. En Italia lo saben bastante bien.

ANÁLISIS DEL ROMA 1-1 JUVENTUS

Por detrás de la Roma, Rafa Benítez salió muy enfadado del campo del Torino. Se escapó una oportunidad de oro de perseguir la segunda posición contra un rival más cansado por su actuación europea. El batacazo napolitano, por culpa de otro gol de Glik, uno de los defensas más goleadores, no fue desaprovechado por la Lazio y la Fiorentina. Los dos equipos, en un gran momento, le muerden el cogote al Nápoles. Y los dos juegan semifinales de Copa, ojo. La Lazio ganó con más facilidad de la esperada un duelo complicado en el campo del Sassuolo (0-3) y la Fiorentina, con rotaciones y otro gol de Salah, le paró los pies al Inter (0-1). Por detrás, en espera del partido del Genoa, si se juega, contra un Parma camino de la desaparición, reaccionó la Sampdoria después de seis partidos pinchando en Bérgamo (1-2) y el Toro, en plena racha, avanza con paso firme. Otra cosa es el desastre milanés. Ya hablaremos de eso.

En la la lucha por evitar el descenso, ponemos un ladrillo más en nuestro monumento al Empoli de Maurizio Sarri. Sacó un punto de Palermo y suma 15 empates en 25 partidos. Con un colchón de 8 puntos sobre las posiciones críticas, el club toscano ha empatado este año en Nápoles, Roma, Florencia, Génova, Palermo y San Siro contra el Milan. Ojo con eso. Respira el Hellas Verona con otro gol de Luca Toni y sufren el Cagliari, el Atalanta y un Udinese en muy mala racha. Solo ha ganado un partido en dos meses y perdió contra un maravilloso Cesena. Con una plantilla limitada, el Cesena no se rinde y sumó su cuarta victoria en el torneo. Ahora se encuentra a 4 puntos de la salvación gracias al cuarto gol esta temporada del catalán Alex Rodríguez. Estará bonita la lucha abajo. Faltan por decidir los dos clubes que acompañarán al Parma, que sigue disputando su partido en los despachos. Ya son dos jornadas sin jugar y va camino de quedar expulsado del torneo. Sin dinero, sin alma, sin nada. Incluso su presidente, el tipo que vende humo y no paga, vio como la polícia le incautaba el coche por no pagar las multas. Terrible.

Allegri Juventus  Calcio MercatoAllegri. Foto: Calcio Mercato.

Un desayuno con…Carlitos Tévez. Carlitos se gana el cielo con poco. Una falta, una broma, un gol, un baile, un intento de hablar en italiano sin atino. El Roma-Juve, como tantos partidos importantes de la Serie A, no fue una maravilla. Pocas ocasiones, muchas faltas. Tévez disparó una sola vez entre los tres palos. Y metió un golazo. Sin Pirlo, el máximo golejador de la Serie A envió la pelota a la escuadra y por momentos, pareció decidir el partido. El argentino celebró el gol debajo la zona de los hinchas juventinos. Ese carácter ganador que enamora. Esa forma de luchar y gritar. La Juve lidera la tabla. Y con este gol, el exjugador de Boca lidera otra vez en solitario la tabla de máximos goleadores. Por detrás, Icardi, Dybala y Higuaín. Todos, argentinos. El gol, en la Serie A, habla lunfardo. Baila cumbia, como le gusta a Carlitos. El Apache puede estar jugando sus últimos partidos en la Serie A, la tierra lo llama. Y quiere marchar por la puerta grande.

Una comida con… Filippo Inzaghi. Si la liga hubiera empezado el 1 de enero, el Milan estaría un punto por encima del descenso. Dicen que Stendhal, en Italia, acabó desmayado con una sobredosis de belleza. Seguramente, el escritor francés hubiera caído de culo, desmayado por tanta fealdad en el Chievo-Milan. El partido fue horrible. Fue la nada. En el fútbol, el escudo juega, y no es lo mismo ver al Milan jugar ese partido que ver al Catanzaro o el Pro Patria. La incapacidad del Milan de aportar algo positivo, de trasmitir buenas sensaciones, asusta. Leer el listín telefónico de Shanghai, si existe, seguramente es más divertido que ver algunos partidos de este Milan. Lejos de todo, en el centro de la tabla, el equipo deja pasar trenes. Si hubiera ganado los últimos tres partidos contra Empoli, Cesena y Chievo, el equipo de Inzaghi sería séptimo, a cinco puntos de la cuarta posición. Pero este equipo, contra estos rivales, solamente ha sumado 5 puntos de 9. Berlusconi y Galliani, convertidos en dos viejecitos conspiradores, se miraron decepcionados. No han ocultado su insatisfacción por lo que vieron. Algunos jugadores parecen no creer más en el proyecto de Inzaghi. Al entrenador le piden, como mínimo, jugar la Europa League. Ahora, la última posición europea se encuentra a 8 puntos. Así que los periodistas con más contactos en las oficinas del Milan cuentan que el próximo partido contra el Verona puede ser definitivo. Si fallan, Inzaghi puede caer. Cuentan que en las salas del palacio de Arcore, residencia de Berlusconi, se defendía a Inzaghi admitiendo la mediocridad de la plantilla. Cuentan que Berlusconi dijo, defendiendo a su pupilo, que este equipo solamente puede aspirar a jugar la Europa League. Ese es lo mínimo que se espera de él. Y no está cumpliendo.

Milan Inzaghi 2 -  Amil DelicInzaghi. Foto: Amil Delic.

Una cena con… Giampero Ventura. Toca cenar con Giampero. El hombre de la semana. El Torino se convirtió en el primer equipo italiana que gana en Bilbao y sueña en Europa. Acumulaban 20 años de descensos y campos de Serie B, de derbis perdidos y estadios fríos. Y de repente, el Torino gana duelos europeos. ¿Quién se acuerda ahora de Immobile y Cerci? Se lloraba su ausencia y el Torino ha encontrado soluciones. Y todo, con este viejo lobo, Ventura, en el banquillo. El entrenador más veterano de la Serie A, hincha de la Sampdoria, donde jugó y entrenó por primera vez a los juveniles un lejano 1976 se ha roto la espalda en diferentes clubes y ahora disfruta cada momento en el Torino. Ojo con los datos. El Toro es el mejor equipo de la Serie A este 2015. Encadena 12 partidos de liga sin perder (el último fue ese derbi con la Juve decidido por Pirlo en el minuto 94) y entre los meses de diciembre, enero y febrero solamente ha cedido un partido entre tres competiciones, contra la Lazio en la Copa. Pese al cansancio por el partidazo de San Mamés, el Torino pudo derrotar al Nápoles, que sí pudo apostar por las rotaciones el último jueves, con otro gol de Glik, en capitán goleador. “Esta ha sido mi mejor semana como entrenador del Torino”, dice Ventura. Como buen genovés, Ventura ha visitado mil puertos. Y uno sueña con cenar con él. O algo mejor, sueña con poder presumir de haber vivido en Génova, en Florencia (cuando entrenó a la Pistoiese), Venecia, Cagliari, Lecce, Nápoles, Pisa, Messina, Verona, Bari y Turín. Nada mal. De su mano, los hinchas del Torino se sienten por fin protagonistas. Cierto, el Zenit es favorito. ¿Y qué más da?

Unas copa con… Lucas Podolski. Si alguien puede entender al Milan, es el Inter. Una epidemia de mediocridad ha invadido al ciudad y el Inter no mejora. Aunque los interistas, algo es algo, aún juegan en Europa. Contra la Fiorentina, el Inter volvió a ser un equipo sin alma. Rompió su pequeña racha de dos victorias consecutivas y se alejó un poco de Europa. Mancini reparte minutos entre los jugadores y reparte papelitos con órdenes, una de las imagines de su reinado. Contra esta Fiorentina renacida apostó por Podolski arriba con Icardi. Durante el segundo tiempo, el alemán fue sustituido y San Siro, este estadio que aclamó alemanes vestidos de azul y negro en los 90, abucheó al campeón del Mundo. En 8 partidos de Serie A y dos de Copa, Podolski aún no ha marcado. Ha dado una asistencia y no ha aportado demasiado. Si Brozovic y Shaqiri han aportado muchas cosas, Podolski ha roto el corazón del interismo. Contra la Fiorentina no disparó a puerta, perdió 13 pelotas y falló en casi todas las jugadas. Cierto es que en el último partido, la apuesta de Mancini no fue la mejor. Con la llegada del entrenador, algunos jugadores han crecido, como Guarín e Icardi. Otros, como Kovacic, se han perdido. Contra la Fiorentina, Kovacic y Podolski fueron dos sombras, dos almas perdidas.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Se busca entrenador decente para el Milan. El entrenador que ha tenido mejor plantel y esta teniendo peores resultado. Punto.

El listín telefónico de Shangai jajaja, grande Toni. Me da pena por Pippo, me encantaba como jugador, pero creo que su tiempo terminó en Milan terminó ya.

Deja un comentario

*