Una jornada en el Calcio con… Verde, Icardi, Diamanti y Galliani

Mauro Icardi (Foto: calciostreaming).

22ª jornada de la Serie A. La Roma salvó una pelota de partido. El sábado la Juventus no falló contra el Milan en un partido por momentos igualado, aunque siempre dio la sensación que la Juve lo ganaría cuando quisiera. El Milan, convertido en un bloque modesto, se dejó el alma y, con eso, sólo consiguió dar emoción. Un mundo separa ahora mismo a los dos proyectos. La Juve sumó tres puntos y podía sentenciar la liga si la Roma, en crisis, fallaba. Y pese a las ausencias de jugadores claves, la Roma ganó en Cagliari y se mantiene 7 puntos por detrás de la Juve. Además, mantiene a raya al Nápoles, que ganó 3-1 al Udinese con el segundo gol en dos partidos de Gabbiadini.

Artículo relacionado: El Milán quiere y no puede

Por detrás del Nápoles se vive ese caos entre muchos clubes que pugnan por ir a Europa. La Sampdoria se sigue dejando puntos, en esta ocasión con un Sassuolo siempre duro (1-1). La Fiorentina, con el primer gol de Diamanti, sumó tres puntos vitales contra el Atalanta y empata con la Sampdoria. Por detrás llega como una bala el Torino, encadenando 10 jornadas sin perder. El Torino ya ha ganado 4 partidos consecutivos y de repente es aspirante a repetir en Europa, con un Quagliarella en racha, que marcó otra vez, en esta ocasión contra un Verona gris. Gris, como el Milan, siempre hundido y superado en la table por el Inter, que ganó otro partido interesante al Palermo. Fue, quizás, el mejor partido del Inter de Mancini, con Brozovic gustando e Icardi marcando. El Inter sabe que si pilla una buena racha se puede meter en la lucha por ser tercero o cuarto. Así que Mancini respira.

Y en la lucha por no bajar, en espera del Parma-Chievo pospuesto al miércoles por la nieve, el Empoli por fin ganó. El equipo toscano venía de sumar muchos empates de mérito, pero le faltaba ganar un partido. Y lo ganó, rompiendo el sueño del Cesena que venía de ganar dos partidos consecutivos, pero se quedará en las catacumbas con el corazón roto.

Mancini - Inter - Calcio MercatoMancini respira en el Inter (Foto: Calciostreaming)

Un desayuno con… Daniele Verde. La Roma ganó en Cagliari, rompiendo una racha horrible de resultados, pese a las bajas de medio equipo. Contra las cuerdas, el equipo de Rudi Garcia encontró un héroe en la figura de Daniele Verde, jugador de 18 años del juvenil. Precisamente estos días se disputa el célebre torneo juvenil de Viareggio y la Roma, entrenada por el padre de Daniele de Rossi, juega sin Verde, su estrella. Un chico napolitano de 18 años que ya debutó en Primera en el campo del Palermo. La Roma lo descubrió antes que el Nápoles o la Juve, lo llevó a Trigoria y un tal Vincenzo Montella decidió que podía jugar de extremo derecho o de interior, pues había fichado como lateral. Con un físico compacto y visión de juego, en el Primavera ha jugado en muchas ocasiones de organizador, por detrás los puntas. Verde reparte asistencias con delicadeza y aguanta las cargas con el balón con carácter. En Cagliari, le dio una asistencia genial a Ljajic en el 0-1 y se llevó todos los aplausos. Al final del partido, por primera vez, fue perseguido por los periodistas. Y cuando le preguntaron por su ídolo, se le escapó que es Cristiano. Calló unos segundos… y añadió: “Y Totti, claro”. Su compañero de equipo. Mas allá de la victoria en tierras sardas, gozar con los detalles de Verde fue la mejor noticia en semana para la hinchada romanista. Verde y saber que Gervinho volverá con una Copa, contento. Veremos si con el retorno de los titulares, Verde juega más con Daniele De Rossi o trabaja con su padre.

Una comida con… Mauro Icardi. Los jugadores del Inter salieron al césped y en la grada, sin una entrada buena, vieron una pancarta: “El trabajo y el respeto no pueden faltar nunca. Ahora poned cojones y empezad a luchar”. El Inter cerraba la jornada contra el Palermo, ocupando la 14ª posición. Y los hinchas tenían ganar de ajusticiar a los dos jugadores que en Sassuolo se insultaron con aficionados cuando estos ni quisieron las camisetas que les habían lanzado: Guarín e Icardi. Pues Guarín marcó un gol e Icardi, dos. Aunque Dybala dejó grandes detalles, Icardi le ganó el duelo de jóvenes delanteros argentinos. Pero su caso no se cierra. Icardi parece destinado a vivir en medio de casos confusos, ya sea fuera o dentro del campo. Aunque metió dos goles, uno precioso, el delantero decidió no celebrar ninguno, como hacía Balotelli, con la cabeza gacha. Luego, no quiso hablar con la prensa. Mancini no le dio importancia, afirmando que la herida de su discusión con los hinchas en Reggio Emilia, después del Sassuolo-Inter, aún no había cerrado. Y que ya cerraría. Más le vale a Mancini y al Inter. Con sus 13 goles, uno menos que Tévez, el goleador ahora mismo sigue marcando más diferencias que Shaqiri o Podolski.

Una cena con… Alessandro Diamanti. El genio de Prato está de vuelta. Después de un año en la liga china, Diamanti ha vuelto a la Serie A. “Añoraba el campeonato”, dijo Diamanti, fichado por la Fiorentina. Tiene sentido que vuelva a casa y lo fiche la Fiorentina, pues Prato está muy cerca, aunque en Italia pocos kilómetros pueden separar mundos. Y como toda la gente de Prato, nacer en esta ciudad no te convierten en florentino. Diamanti se formó en el Prato, es hincha del Prato y cantó sus primeros goles allí con el alma. Luego le tocó salir si quería crecer como jugador y ha jugado en dos equipos rivales de la Fiorentina, como son Livorno y Bolonia. Precisamente hace un año, de penalti, había marcado su último gol en la Serie A, con el Bolonia contra la Sampdoria. Su último gol antes de la aventura china, fichaje que significó medio descenso del Bolonia. Diamanti ha vuelto en forma. En su segundo partido enamoró. El Atalante plantaba cara al equipo de Montella y Diamanti jugó un segundo tiempo magnífico, chutando, driblando, gustando. Metió un gol y casi mete dos más. Y fue una pesadilla para la defensa lombarda. Diamanti ha vuelto. Y la Fiorentina, poco a poco, recupera la sonrisa.

Galliani Milan - calciostreamingAdriano Galliani (Foto: Calciostreaming)

Unas copas con… Adriano Galliani. En cada jornada siempre tenemos alguna historia carnavalesca, cómica, casi ridícula. Pura comedia del arte. Galliani, peso pesado del Milan, vive días complicados. Ha visto pancartas en San Siro pidiendo que después de más de 30 años se marche y aguanta gracias al apoyo de su amigo Silvio Berlusconi, aunque su enemiga sea Bárbara. Hija de Berlusconi. Culpado por muchos, pues se afirma que su época ya pasó, Galliani sigue viviendo los partidos como un hincha y en el campo de la Juve la lio. Galliani interpretó que el primer gol local, de Tévez, era en fuera de juego. Así que ha iniciado una cruzada con la intención de demostrar que el gol no era legal. Aunque parece que era legal. Galliani afirmó delante la prensa que provocaría un incendio en la liga (usó la expresión putiferio) pues según contó, la Juve es el único club de la Serie A que produce la señal de los partidos en su estadio. Galliani afirmó que por eso no se ofreció una repetición buena del supuesto fuera de juego. Se mostró una, con una línea marcada entre Tevez y Zaccardo. Aunque no sirvió de nada. Es más, el Milan colgó en su Twitter oficial la imagen de esa línea afirmando que “no nos parece que las lineas sean paralelas”. O sea, insinuando que la señal televisiva, supuestamente juventina, las modificó. La Juve se ha defendido con un comunicado acusando a Galliani de ser “farsesco” y recordando que la Liga italiana elige al editor de las imágenes de cada partido. Galliani sigue afirmando que era fuera de juego, que no se mostró bien en la tele y que el sistema, del que él forma parte con cargo importante en la Federación, ayuda a la Juve. “La Juve hace lo que quiere. El Milan pedirá que la próxima temporada los regidores de la señal en todos los campos sean independientes a los clubes y las cadenas que compran los derechos”, afirma el último comunicado del club. Galliani está en todas. Mientras su club se hunde deportivamente.

Foto de portada: interstreaming

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*