Una jornada en el Calcio: Lodi, Fiorentina, Benítez…y Miccoli

Lodi: (Foto Sicilia Today)

Tercera jornada del Calcio. El Inter le aguantó la mirada a la Juventus, a la Fiorentina lo miró un tuerto y el Nápoles ganó crédito. Verona y Livorno, recién ascendidos, sonríen a diferencia del modesto Sassuolo. De repente, en vísperas del debut en la Champions, el Milan casi duda más que el Inter. Italia siempre deja historias interesantes, arriba y abajo, en la Serie A o la Serie B, donde Gattuso ha sumado los últimos 6 puntos y respira en Palermo. Muchas cosas. Nos quedamos con cuatro.

Un desayuno con… Francesco Lodi. Con casi 30 años, Lodi disfruta del fútbol. Le costó llegar a la Serie A, pero lo descubrimos en Catania, donde destiló talento. Ahora lo vemos en el Genoa, equipo que había firmado un inicio de temporada horrible: dos derrotas y eliminado de la Copa por el Spezia. Y de repente, el Genoa gana el derbi genovés por 0-3 contra la Sampdoria, con golazo de falta de este zurdo lleno de talento que sueña con ser internacional. Un derbi genovés es especial. Nadie ha dormido, unos con pesadillas, otros borrachos de euforia. Un derbi lo puede modificar todo y de repente Lodi, Gilardino y Antonini le han dado su apoyo al técnico, Liverani.

Una comida con …..Andrea della ValleEn la Toscana se come bien, así que sería una buena idea acompañar al presidente de la Fiorentina. Seguro que tiene una mesa reservada en un buen restaurante. Della Valle cargó contra el árbitro del partido contra el Cagliari, partido que su Fiorentina empató. Polémico, el presidente de la Fiore ya cargó contra los arbitrajes cuando el Milan dejó fuera de la Champions a su equipo, y este año no quiere ver de nuevo fantasmas. Ha trabajado duro para construir un equipo que pinta bien, juega como los ángeles y tiene ambición. Y de repente, todo se tuerce: lesión de Mario Gómez (tres meses KO), de Cuadrado, roja a Pizarro y un penalti en el 92 que ni te pitan. ¿A qué aspira tu Fiorentina, Andrea? Yo la veo metida en Champions, la verdad.

Una cena con….Rafa Benítez. Cuentan que la pizza nació en Nápoles. Sería ideal encontrar una mesa escondida, así los hinchas nos dejarían en paz. Rafa descubre que en Nápoles la pasión no descansa y si pisas la calle te saltan al cuello. Y más con el Nápoles líder, jugando bien y listo para el debut en la Champions. Aurelio Di Laurentiis, el presidé (como lo llaman los napolitanos) admite su excitación antes del duelo con un Borussia Dortmund al que admira. Una prueba dura para el proyecto de Benítez. El Nápoles, en espera del Parma-Roma, suma 9 de 9, Callejón y Higuaín marcan, el equipo domina y defiende cada día mejor. Con un entrenador enfermo de fútbol como Rafa, en Nápoles se sueña. Y con razón.

Unas copas con…Fabrizio Miccoli. Qué descenso a los infiernos, el suyo. Ese cuerpo bajito, casi rechoncho, está lleno de talento. Ídolo en Palermo, Miccoli fue linchado públicamente cuando se descubrió que se reunía con mafiosos y se burlaba de los jueces asesinados por la cosa nostra. Linchamiento justo, pues. Miccoli lloró, pidió perdón y buscó refugio en casa. Hincha del Lecce, nunca había jugado en el club de su tierra. Este verano llegó al Lecce para liderar el renacer de este club, hundido en el equivalente de la Segunda B. El año pasado el ascenso se escapó después del play-off contra el Carpi y este empezó peor: tres derrotas en tres partidos, la última en Benevento por 4-1. Los únicos tres goles del equipo por cierto, de Miccoli. Sí, me tomaría unas copas con él por el precioso centro de Lecce. Cómo coño has llegado aquí, Fab. Qué demonios tenías en la cabeza cuando te subías a los coches de esos mafiosos. Explícame qué sientes con la camiseta de tu Lecce.

Foto de portada: Sicilia Today

Related posts

Deja un comentario

*