Una jornada en el Calcio: Prandelli, Malesani, Benítez y Donadoni

Roberto Donadoni. Autor: Steindy (talk)

26 jornadas del Calcio. La Juve ganará la liga. Ya le saca 11 puntos a la Roma, aunque los romanos tengan un partido menos. Ganará la liga porque es el mejor equipo, el mejor proyecto y la mejor plantilla. Ganará la liga porque juega mejor la mayor parte de los partidos. Ganará la liga ya que gana los partidos parejos en el juego (como el derbi de Turín). Y porque gana también cuando el rival juega mejor, como este fin de semana. El Milan fue mejor durante muchas fases del partido, pero la Juve golpeó con certeza. Incluso Buffon admitió que su equipo fue afortunado. Décimo a 34 puntos del liderato17 de la tercera plaza, el Milan puede parecer hundido, pero se encuentra a 5 puntos de la zona que da el billete para la Europa League y, como se vio contra el Atlético y la Juve, Seedorf ha mejorado cosas. El holandés aún puede salvar un poco los muebles.

La Roma pinchó contra el Inter, ese equipo símbolo de la inconstancia. Sin Pjanic ni Totti, la Roma juega poco, aunque se pasea en su ruta hacia la segunda posición. Nápoles y Fiorentina no dejan de perder puntos (el Nápoles empató en Livorno y la Fiore perdió en casa con la Lazio), permitiendo que los napolitanos sean terceros con comodidad. Sin Borja Valero (la hinchada entró 10 minutos tarde al estadio protestando por la sanción de 4 partidos al español y cuando llegó a la grada su equipo ya perdía por 0-1), la Fiorentina puede perder el tren de la Champions.

Y la lucha por jugar en Europa nos da emoción. El Inter tiene a un solo punto al Verona y a este maravilloso Parma que ya encadena 14 partidos sin perder. Lazio y Milan no se rinden. Y ojo que el Inter, convertido en el Rey de los empates, pierde a Juan Jesús y Samuel en defensa. Mazzarri tiene trabajo por delante.

Roberto Donadoni. Autor: Steindy (talk) Donadoni vive un gran momento en el Parma. Foto: Steindy (talk).

Un almuerzo con… Cesare Prandelli. Tomar un café con Prandelli siempre debe ser un placer. Es un tipo de fútbol. Ya sea en su zona natal, esos pueblos lombardos donde la niebla manda cuando entras en el bar, o cerca de la sede de la Federación, entre carreteras toscanas. El estilo Prandelli tiene cosas maravillosas. Ha dejado fuera de la convocatoria del España-Italia a De Rossi por pegar un puñetazo a Icardi en el Roma-Inter. El árbitro no lo vio, de Rossi acabó el partido y la Federación decidirá si lo sanciona mirando las imágenes televisivas. Pero Prandelli lo ha dejado fuera de la lista, pues rompe con el código ético que ha impuesto. Gustará su estilo o no, pero Prandelli intenta mejorar la imagen del fútbol italiano. Así, De Rossi no va convocado y Berardi, el pequeño genio del Sasssuolo, se cae de la lista de la selección sub’21 por dar un codazo en el Sassuolo-Parma. Podríamos pensar que Prandelli cuida los detalles. Bueno, los debe cuidar. Pero comete errores. Por ejemplo, no usar el teléfono. El seleccionador no ha llamado a Antonio Conte para preguntar por el estado de Chiellini. El central toscano lleva tres semanas entre algodones, sin jugar por unas molestias. Y Prandelli lo convoca sin hablar con la Juve. A Conte, cómo no, no le ha gustado. Prandellista como soy, no puedo dejar de dar la razón en esto a Conte. Un café con el seleccionador sería ideal. Para hablar de la convocatoria del argentino Paletta, de Immobile, de Chiellini, de De Rossi. Una delicia de café, vamos.

Una comida con… Alberto Malesani. Muchos dicen que en esta vida es importante tener tu estilo. O sea, ganar con estilo. Y perder con estilo. Si el barco se hunde, te pones las mejores galas, suena la orquesta, y parece un final más digno. Italia tiene estilo. Mucho. Otra cosa es que te guste ese estilo. Me gusta el estilo de Prandelli de castigar a los jugadores violentos, pero no entiendo la nueva tendencia italiana en el arte de gestionar los equipos. Se ha puesto de moda estos últimos años destituir a un entrenador, fichar a otro y, dos meses después, contratar otra vez al primero. Este trending topic de los banquillos ha llegado al Sassuolo. Eusebio Di Francesco, el entrenador del ascenso del pequeño equipo de la Emilia-Romagna, fue destituido. Se fichó al expresivo Alberto Malesani. Y después de cinco derrotas que han dejado al Sassuolo colista, se ficha otra vez Di Francesco. La experiencia de Malesani ha durado cinco semanas, más o menos. No ha sumado ni un punto. Di Francesco vuelve al club y el equipo tiene los mismos puntos que tenía cuando lo destituyeron: 17. Pero ahora es colista y el agua les llega al cuello. Su primer reto: sumar en el derbi contra el Bolonia. Squinzi, el propietario del equipo, había admitido que soñaba con fichar Inzaghi como entrenador, pero el Milan no le dio permiso. Así que fichó Malesani y le regaló un equipo nuevo: en enero llegaron 12 jugadores, muchos cedidos. El calendario no era sencillo, cierto (Inter, Napoli, Lazio, Parma…), pero Malesani no ha sumado ni un puntito. Ojo con su récord, por cierto. Su último partido en Serie A ganado fue en diciembre del 2011. Desde entonces, 12 partidos con 3 equipos diferentes (Genoa, Palermo y Sassuolo), sin ganar ni uno. Su único consuelo, igualar el récord de Carlo Mazzone: 11 equipos diferentes entrenados en la Serie A. Aunque lejos quedan los años que parecía un entrenador de éxito, como cuando ganó tres títulos con el Parma en 1999.

Una cena con… Rafa Benítez. “Estoy decepcionado con todos”. Así de contundente se mostró Rafa Benítez después del 1-1 de su Nápoles en el campo del Livorno. Benítez considera que los suyos se han dejado 20 puntos contra equipos menores (podemos dudar de poner en la lista al Parma) y estos tropezones alejan a su equipo de la segunda posición. Benítez no encuentra la tecla de la constancia. Su equipo encadena buenos partidos con decepciones. Le falta la regularidad que tanto gusta al entrenador español. Muchos le preguntan si una de les razones es el cansancio, pues el Nápoles juega en tres frentes. Benítez no busca excusas aunque afirma que “mejor cansados que ver las finales por televisión”. Otros le preguntan si el equipo depende demasiado de Higuaín (no jugó por sanción en Livorno), y Benítez dice que no. Contra el Livorno, Reina falló en el gol toscano y luego el equipo no generó peligro. Muchos tienen la sensación que este Nápoles podría ser segundo sin estos tropezones extraños. Esta semana, dos. El lunes contra el Genoa y el domingo contra el Livorno. Benítez vive en una montaña rusa.

Unas copas con… Roberto Donadoni. Ni el Parma de los años 90, ese que ganaba títulos europeos, copas y enamoraba, encadenó 14 partidos consecutivos sin perder. Renacido después de caer al pozo de la Serie B, el Parma sueña de nuevo. Sus cimientos no se basan en el dinero de Parmalat, se basan en una gestión más modesta, pero meditada. El joven presidente Tommaso Ghirardi (de 38 años) acertó con Donadoni, y el ex seleccionador italiano se siente feliz otra vez. El Parma sueña con romper una racha de 6 temporadas fuera de Europa con un entrenador que siempre pide más. Después de ganar el derbi contra el Sassuolo, afirmó que no estaba feliz. Que se podía jugar mejor y que se sufrió de forma innecesaria en algunos momentos. Justo la temporada que se ha celebrado el centenario del club (fundado en diciembre del 1913), el Parma se siente importante otra vez. Los próximos 6 partidos pueden determinar la suerte del equipo: Verona, Milan, Genoa, Juventus, Lazio y Nápoles.

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

4 comments

Me parece interesante el código de ética que intenta aplicar Prandelli, a pesar de ser debatible a veces. El año pasado Balotelli fue sancionado por ofender al arbitro tras el Milan-Napoli pero Prandelli le citó con la selección argumentando que no debería pagar dos veces. Y en la Euro 2012, Bonucci fue convocado aunque estaba en situación similar a Criscito que fue descartado. No lo sé, me da que si ésta fuera la convocatoria para el Mundial, no dejaria de fuera a De Rossi por el puñetazo…

Más bien creo que hace algo similar a Del Bosque: un amistoso de enjundia, contra un rival fuerte, y qué mejor que probar jugadores no habituales para saber con quién puede contar realmente.
Imagino que en una hipotética lista definitiva, no faltarían los juventinos Buffon, Chiellini, Barzagli, Bonucci, Pirlo y Marchisio, la columna vertebral de la Azzurra. También considero fijos a Motta, De Rossi y Montolivo en la medular, y a Balotelli en la delantera.
En cuanto al resto, faltaría por completar el centro de la defensa (Astori-Ogbonna) y los carriles (Abate, Maggio, Criscito, De Sciglio, Giaccherini), hay que tener en cuenta a Verratti en el mediocampo, y en ataque sólo veo indiscutible, dependiendo de si llega y cómo lo hace, a Rossi (Cerci, Osvaldo, Borini, Insigne, y hasta Di Natale están ahí).

No puedo creer que Italia necesite citar a Paletta. Basta de payasadas por favor. Paletta es argentino no italiano. No hay ningún central nacional mejor que el ex Banfield? Seguramente sí.

Para empezar, los 4 de la Juve: Chiellini, Barzagli, Bonucci y Ogbonna. También Astori (llama la atención que no esté ya en un grande italiano), y bueno, antes que con Paletta contaría con Ranocchia.

Deja un comentario

*