Una jornada en el Calcio con… Rudi García, Di Francesco, Castori, Bernardeschi y Zenga

Fiorentina -  Bradley Griffin

12a jornada de la Serie A. Inter y Fiorentina siguen mandando, con sensaciones opuestas. El Inter ganó 0-1 en el campo de un Torino en crisis, con gol de Kondogbia y paradones de Handanovic. Los chicos de Mancini ya suman 7 victorias por 1-0. La Fiorentina, con los mismos puntos, ganó 0-2 a la Sampdoria gustando, atacando y enamorando. Es otra historia.

Los equipos de arriba ganaron todos. En el partido más destacado, la Roma ganó el derbi a la Lazio. Y de forma justa. Fue un derbi raro, sin hinchas en las curvas por las protestas relacionadas con las nuevas propuestas de seguridad. Sobre el césped, la Roma fue mejor; aunque el primer gol fue un penalti de Gentiletti cometido sobre Dzeko fuera del área. El bosnio no falló y pese al disparo de Felipe Anderson al travesaño, la Roma gozó de las mejores ocasiones con contras letales. Gervinho marcó el 2-0 y la mala suerte se cebó con Salah. Cazado por Lulic, estará seis semanas de baja. Por detrás llega un Nápoles imparable. Con otro gol de Higuaín (máximo goleador empatado con Eder), derrotó al Udinese. Y el Pipa ya suma 7 partidos consecutivos marcando en San Paolo. Tremendo.

Sube poco a poco la Juve. Ganó al Empoli (1-3) pese al gol inicial de Maccarone. Marcaron Mandzukic, Evra y Dybala. Y el equipo de Allegri ya es séptimo, con la opción de superar al Milan la próxima jornada si lo derrota. El Milan, después de ganar tres partidos consecutivos, jugó un partido horrible contra el Atalanta en casa (0-0) y solamente las paradas del joven Donnarumma evitaron la debacle. Incluso Berlusconi felicitó a los jugadores del Atalanta personalmente.

El Atalanta sigue en la parte cómoda, como el Palermo, que derrotó al Chievo con gol del eterno Gilardino. Ya suma 3 en liga.

Quinto en la tabla, con 22 puntos, se mete un Sassuolo maravilloso. Con gol de Berardi derrotó por 1-0 al Carpi en el primer derbi de la provincia de Módena en Serie A. Carpi, con 70.000 habitantes y Sassuolo, con 40.000, luchan en Primera mientras el Módena malvive en Serie B. Cosas del fútbol.

En la parte baja, el Carpi se hunde y el Bolonia ha reaccionado con Donadoni. Dos victorias consecutivas, ningún gol en contra y cinco marcados. El 0-2 en Verona les permite respirar, hundiendo a un Verona colista con 6 puntos. No ha ganado ni un partido. Pese a todo, Mandorlini sigue en el cargo. Cae a zona de descenso el Frosinone. Le ganaba 2-1 al Genoa con un gol muy curioso de Blanchard. Perdió el equilibro, acabó sentado en el suelo y así remató de chilena. Diakité marcó el otro de falta, aunque el Genoa, con 10, empató y arañó un punto (2-2).

Un almuerzo con… Rudi Garcia. Cuando el francés llegó a Roma, en verano del 2013, la hinchada de la Lazio vivía en un nube después de ganar la final de copa a la Roma. Ese ha sido el último derbi ganado por la Lazio, pues con Garcia, la Roma ha ganado 3 y ha empatado 2. Y uno de los empates fue ese con dos goles (y selfie) de Totti después de remontar un 2-0. La Roma ha recuperado su posición natural en la ciudad gracias al entrenador francés, aunque este también ha vivido días duros, como las derrotas europeas con Bayern o Fiorentina en casa. Garcia parece tener la capacidad de aprovechar los derbis para controlar la situación. La última temporada, ese 1-2 permitió dejar a la Lazio sin el sueño de ocupar la segunda posición. Ahora, este 2-0 deja a la Lazio lejos, tocada. Garcia ganó el duelo táctico. Sin Pjanic y sin De Rossi, le dio galones a Vainqueur en el centro del campo. Nainggolan, más adelantado, lideró la presión. Y Salah y Gervinho azotaron una defensa asustada. Garcia cierra una semana maravillosa: victoria vital contra el Bayer Leverkusen y victoria en el derbi. Ya son tres en su palmarés.

Rudi Garcia Roma Focus
Rudi García. Foto: Focus Images Ltd.

Una comida con… Eusebio Di Francesco y Fabrizio Castori. Carpi y Sassuolo se encuentran separadas por 35 quilómetros. Carpi, al norte de Módena; Sassuolo, al sur. Juntas, estas dos ciudades no llegan a los 110.00 habitantes, menos que Módena. Y son estas dos urbes las que juegan en Serie A. Aunque no pueden jugar en casa, pues sus estadios son demasiado viejos. Así, el Carpi juega como local en Módena y el Sassuolo, en Reggio Emilia. Aquí se jugó el primer derbi de la provincia de Módena en Serie A, en Reggio Emilia. O sea, fuera de la provincia de Módena. Lo ganó el Sassuolo, en su tercer año en Primera. El equipo propiedad de la marca Mapei trabaja bien y este año aspira a jugar en Europa: ocupa la quinta plaza y gusta. Y todo, en parte gracias a su buen entrenador, Eusebio di Francesco. Di Francesco fue despedido en su primer año en Serie A con el Sassuolo, aunque la directiva, pocas jornadas después, decidió escuchar a los jugadores y los hinchas y lo contrató otra vez. El Carpi, en su primer año en Serie A, sigue los mismos pasos. Despidió a Fabrizio Castori, el entrenador del ascenso, y después de 4 jornadas con Beppe Sannino en el banquillo, han llamado otra vez a Castori. De momento, su retorno no permitió ganar. Castori tiene el objetivo de seguir los pasos de Di Francesco: ascenso, destitución, retorno y salvación. Se pueden dar consejo comiendo en Módena. Una ciudad con maravillosos restaurantes.

Una cena con… Federico Bernardeschi. Preguntado por la victoria de la Fiorentina en el campo de la Sampdoria, Marcelli Lippi dijo que la actuación de Federico Bernardeschi le pareció una locura. A sus 21 años, el genio de la Fiorentina jugó uno de sus mejores en la Serie A. Si, por ejemplo, en Nápoles decepcionó, contra la Sampdoria se salió. Instalado en la banda derecha, a pie cambiado pues es zurdo, rompió siempre que quiso, forzó el penalti y martilleó a Viviano con sus disparos. Viviano, el portero de la Sampdria que admite ser hincha de la Fiorentina, le negó el gol a otro hincha de la Fiorentina. Y ése sí juega en su club. Y de qué forma. Toscano de pura cepa, nacido en Carrarra, tierra de mármol, con 9 años ya fue fichado por la Fiorentina. Y con rapidez ha quemado etapas. Ahora ya disputa muchos partidos de titular y su zurda maravilla. Bernardeschi olvida la lesión que cortó su progresión la última temporada y juega su mejor fútbol desde la cesión del año 2013 al Crotone, en Serie B. Ya de vuelta, marcó en Europa League y este verano le metió dos goles al Barça en un amistoso. Aunque Paulo Sousa pedía más. La idea es exigir a Bernardeschi sacrifico defensivo en las bandas. Le han dado la camiseta número ’10’, aunque le piden defender como un lateral. Así puede crecer. Con galones y sacrificio.

Unas copas con… Walter Zenga. Como portero, lo ganó todo con el Inter. Solamente le faltó la Champions. Como entrenador, Zenga tiene problemas. Se perdió por el fútbol rumano, acabó en el Golfo Pérsico y, de vuelta a la Serie A, ha fracasado en la Sampdoria. Pese a ocupar la décima posición, Massimo Ferrero, su presidente, tiene decidido despedir a Zenga. Después de perder con la Fiorentina, los hinchas pidieron su cabeza. La relación empezó mal, pues el primer partido oficial con la Sampdoria fue esa humillante derrota 0-4 en casa con la Vojvodina en Europa League. Ese día Zenga ya fue increpado. Lo cierto es que el equipo juega mal, no tiene ideas y vive de los goles de Eder. Zenga será despedido tras caer con la Fiorentina. Cosas de la vida, la Fiorentina ahora debe permitir a la Sampdoria fichar a Vincenzo Montella. Como fue su entrenador hasta el pasado julio, deben dar su permiso a la Sampdoria para fichar al delantero. Sí, Montella marcó sus goles con la camiseta de la Sampdoria. Ahora puede volver como entrenador.

Foto de portada: Bradley Griffin.

Related posts

1 comments

Me encantan tus resúmenes de las jornadas de Serie A, Toni. Muy útiles sobre todo si, como es mi caso, no has podido ver nada de fútbol italiano en todo el finde.

Deja un comentario

*