Una transición tras Pirlo

Marchisio juventus focus

En Italia emplean el término ‘regista’ para referirse a la figura del mediocentro organizador. Y no ha habido mejor ejemplo de ‘regista’ en el fútbol de ese país que Andrea Pirlo, alguien a quien perfectamente se puede catalogar como uno de los mejores mediocentros que ha conocido este deporte en las últimas décadas. En particular, el fútbol italiano de este siglo XXI no se puede entender sin la relevancia adquirida por este centrocampista de movimientos lentos, físico no muy privilegiado, pero con una inteligencia para jugar a este deporte y con una calidad técnica muy por encima de la media.

El mejor Milan de este siglo contaba con Pirlo como figura clave, del mismo modo que Andrea influyó en el crecimiento de la Juve en el periodo 2011-15 y participó en la conquista del campeonato del mundo en 2006. Ha dado tanto Pirlo al fútbol italiano que este estará eternamente agradecido al futbolista nacido en la provincia de Brescia en 1979. Son ya 36 primaveras a sus espaldas, muchas tardes de cátedras en el césped y de ‘Pirlazos’ desde la frontal del área. Se ha ganado este retiro dorado que ahora comenzará a disfrutar junto a su familia en una gran urbe como Nueva York. Pirlo y su familia disfrutarán del encanto de Nueva York, mientras que los aficionados de la MLS lo harán viendo juntos, con la camiseta del mismo equipo, a Pirlo, Frank Lampard o David Villa. El New York City es la nueva casa de Andrea Pirlo.

Juventus v FC Barcelona UEFA Champions League

Andrea Pirlo ha militado cuatro temporadas en Turín (Foto: Focus Images Ltd)

El adiós de leyendas de la talla de Andrea puede generar un vacío muy difícil de cubrir. En su selección, el heredero está claro que será Marco Verratti. En su último club, la Juventus de Turín, el nuevo regista del equipo se llama Claudio Marchisio, cuyo contrato ha sido renovado este lunes hasta el año 2019 -y su ficha ha sido mejorada-.

Ahora bien, una cosa es que vaya a ser su heredero en cuanto a su posición en el campo y otra bien distinta es que se le vaya a pedir, que no es el caso, que haga de Pirlo. Sencillamente porque Pirlo solo ha habido, hay y habrá uno. A Claudio se le pide seguir siendo Marchisio, que no es poco, sobre todo en lo que se refiere a un último curso 2014/15 brillante por su parte, quizás la mejor campaña de su trayectoria como profesional.

La cantidad de partidos y de minutos que ha afrontado en las últimas campañas ocupando ya en numerosas ocasiones el rol de mediocentro posicional, de ‘5’, de regista del equipo, aporta una tranquilidad a la Vecchia Signora: sabe que Marchisio, pese a tener como hábitat natural una demarcación más de interior, puede desempeñar ese rol. No es Pirlo, ni nunca lo será, pero la escasez de mediocentros puros de primera categoría -los que hay están casi todos bien atados por otros grandes del continente- hace que Marchisio sea una opción convincente para la transición posterior al ‘Pirlismo’. Forma parte de la casa desde que accedió a la cantera bianconera hace algo más de veinte años (en 1993), es absolutamente idolatrado por los tifosi, conoce a la perfección el funcionamiento táctico y las interioridades del conjunto liderado por Massimiliano Allegri desde hace un año, y tiene multitud de virtudes para ajustarse a las demandas de ese rol: orden táctico, intensidad, distribución de balón, un nivel técnico algo infravalorado, recorrido, despliegue físico y un espíritu fantástico.

En su intento de alzarse con el quinto Scudetto consecutivo y de volver a luchar por la Champions League, el mediocampo de Allegri se construirá a partir del equilibrio que ofrezca Marchisio como ancla, como eje del equipo, escoltado por un par de interiores: Paul Pogba si continúa, Arturo Vidal, Sami Khedira y demás opciones.

Andrea Agnelli, presidente de la Juventus de Turín: “El papel de Claudio Marchisio será determinante en el vestuario para contar a los recién llegados qué es la Juventus.”

“Su futuro es el de jugar justo por delante de la defensa”, insistía Allegri hace un par de semanas. Claudio firma el (mejor) contrato de su vida, con el club de su vida: 3,6 millones de euros netos por temporada, más bonus, con una duración de cinco temporadas. El matrimonio Juventus-Marchisio se extiende ahora hasta el año 2019. Forma parte de la transición bianconera tras Pirlo. Cuando finalice ese contrato en 2019, Claudio acumulará un total de 26 años perteneciendo a la Vecchia Signora.

Marchisio - Pirlo - Juventus

Andrea Pirlo, 36 años, ya no volverá a lanzar faltas con la elástica de la Juventus (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

De las últimas dos grandes Juventus que recuerdo, tengo en mente grandísimos jugadores como Del Piero, Nedved, Zidane, Tevez, Pogba, Vidal…, pero si hablamos de las dos piezas clave, los que movían todo, está claro que Dechamps y Pirlo son irrepetibles. Por eso, y viendo el tipo de jugadores que, salvando distancias y características, eran, tengo muchas dudas sobre el papel de Marchisio en ese aspecto. También es cierto que Pirlo esta temporada ya no lo jugó todo y a la Juve le ha ido más que bien…

Varios de los mejores partidos de la Juve esta temporada han sido sin que Pirlo fuese uno de los más destacados: los dos contra el Real Madrid, el 0-3 en Dortmund, la victoria de Coppa en Florencia, encuentros en liga, etc. De hecho, Marchisio, a diferencia de Pirlo, jugó papeles más relevantes esos días (en Dortmund y Florencia especialmente).

A día de hoy, creo que con la marcha de Pirlo perdemos más nosotros, los espectadores, que la Juve.

Con la baja de Pirlo gana la Juve. Es difciil, por ejemplo, dejar a Pirlo de suplente en una final de Champions(cuando el equipo necesitaba que fuera suplente).

Deja un comentario

*