El Benevento: Una historia de brujas en la Serie A

Benevento - kismihok bajo licencia Creative Commons 2.0.

Estos últimos años algunos clubes que nunca habían jugado en Serie A han conseguido llegar a la cima. Algunos, como el Sassuolo, se han quedado. Otros, como Carpi o Frosinone, no. Y esta temporada el Crotone ha conseguido la permanencia en la última jornada. Esta temporada, un histórico, el Hellas Verona, está de vuelta en la Serie A junto a la SPAL de Ferrara, un club que hacía 50 años que no era protagonista. Ya contamos su caso.

El último ascenso ha sido para el Benevento. Un club que antes, jamás jugó en la Serie A. Es más, este era su primer año en la Serie B. Durante toda su historia, este club jugó siempre en la vieja Serie C1, la C2 o categorías regionales. Y en su primer año en la Serie B se ha convertido en el cuarto club de la región de Campania en jugar en la Serie A, junto al Nápoles, la Salernitana y el Avellino. Más de 30 años después, vuelve un derbi campano, un Nápoles-Benevento que se jugó en la 2004/05 cuando el Nápoles fue refundado en Lega Pro.

El Benevento pues, aparece de repente en nuestros mapas. Benevento se encuentra allí donde nadie se fija, mirando desde la distancia. En medio de Italia, entre los dos mares, a mitad de camino entre el Adriático y el Tirreno. En medio de la bota, como un botón. Uno se aleja de Nápoles, pierde de vista el mar, pasa por colinas, montañas, sierras y allí en medio, Benevento. Su pasado atestigua que en esos siglos en los que viajar era lento esta ciudad fue importante porque era tierra de paso. Antes, si querías ir de Nápoles a Bari, era normal dormir en ciudades como Benevento, urbes importantes que fueron arrinconadas cuando con aviones, autopistas y coches, viajar fue más sencillo. Ahora pocos se paran en Benevento, y eso que tiene un pasado esplendoroso, como atestiguan sus maravillosas ruinas romanas. La ciudad quedó condenada a ser una más de esas numerosas ciudades italianas que no aparecen en las grandes rutas turísticas, pese a tener más piezas de museo en sus calles que toda Denver o Phoenix.

Benevento, una ciudad con historia. Foto: Gionatan bajo licencia Creative Commons 2.0.
Benevento, una ciudad con historia. Foto: Gionatan bajo licencia Creative Commons 2.0.

Durante muchos años, Benevento era conocida por sus leyendas sobre brujas. Como sucede en otros lares, existen muchos relatos sobre brujas que llegaron a la zona en tiempos medievales, pasando a formar parte de la identidad local, hasta el punto que una bruja, una strega en italiano, aparece en el escudo del club. Muchas de las leyendas se situan en tiempos normandos, cuando en la alta edad media, nació un Reino en la zona fundado por conquistadores del norte rubios. Era de paganismo y cristianismo, de pelos rubios del norte con morenos del sur. Benevento ha vivido del pasado. Y su fútbol, ni eso.

La historia del club de las brujas era la típica historia de un club italiano. Fundado en 1929, el club se refundó muchas veces. Una de estas refundaciones fue la de la temporada 2004/05, cuando finalmente las cosas empezaron a salir bien. Entonces el equipo bajó de la Serie C1 a la C2, la cuarta categoría del fútbol italiano, y llegó Oreste Vigorito, empresario de la zona que se había convertido en el propietario de la empresa italiana más potente de energía eólica. En 2005 y 2006, con su dinero, el equipo pugnó por el ascenso a Serie B sin suerte. Y finalmente, en 2007, ganó su grupo y ascendió a la Lega Pro. Entonces su reto fue subir por primera vez a la Serie B. Y fue difícil, porque perdió en los play-off de ascenso contra equipos como la Juve Stabia, el Varese, el Lecce o el Crotone. Sí, ese Crotone que también juega en la Serie A ahora.

En la temporada 2014/15, el Como eliminó al club en el último minuto, provocando que se hablara de una maldición. De brujas, claro. Incluso el presidente Vigorito decidió que no podía más. Y cedió su sitio a Fabrizio Pallotta, un empresario relativamente desconocido que subió al Benevento en su primer año. Pallotta es la cara visible de un grupo inversor que, a diferencia de otros sitios, sí es de la ciudad de Benevento. Detrás se esconde la familia Fabbroccini, fundadora en los años 20 de un Banco local que fue importante en el sur de Italia. La Banca Fabbrocini, ejemplo de buena gestión durante décadas, como suele suceder, no era trigo limpio y en 1973 los pillaron defraudando. La familia, pues, perdió su banco, comprado por otro más grande de Turín, aunque los Fabbrocini apostaron por otros sectores y Alfredo Fabbrocini consiguió levantar a los suyos de las sentencias judiciales contra su padre. Invirtió en hoteles, edificios y otros sectores. Y ahora es el propietario del Benevento, cediendo la gestión a Fabrizio Pallotta, el marido de su hija. Pallotta, empresario del sector de la medicina, ha modernizado la gestión de un Bevenento que debutará en Serie A sin miedo.

Su entrenador, curiosamente, es Marco Baroni, defensa en el Nápoles de Maradona. Curiosamente porque muchos hinchas de Benevento, históricamente, han amado al Nápoles. Incluso en el partido contra el Carpi se vieron pancartas de la Peña del Nápoles de Benevento animando al club de la ciudad, todo mezclado. Baroni tiene una idea de juego moderna, fruto de su paso por el fútbol base de la Juve. Forjado en clubes como el Novara, tiene buena fama y ahora sueña con un año entero en la Serie A, en un equipo que se renovará, con muchas cesiones. Como el Crotone, el Bevenento ha acertado pidiendo cesiones, como el citado Puscas y el ghanés Bright Gyamfi (Inter), el ghanés Raman Chibsah (Sassuolo), el portero Alessio Cragno y el centrocampista Marko Pajac (Cagliari), el defensa croata Ricardo Bagadur y Lorenzo Venuti (Fiorentina). El jugador más amado quizás sea el experimentado Fabio Ceravolo, un trotamundos que se ha partido la cara marcando goles con la Ternana o la Reggina.

Una ciudad descubrirá la Serie A y la Serie A descubrirá una ciudad. Y en el sur. Y estas cosas, amigos y amigas, nos gustan. Toda ciudad debería poder contar que una vez fue protagonista.

Foto de portada: kismihok bajo licencia Creative Commons 2.0..

Related posts

8 comments

Me gusta este tipo de artículos hace ver que no todo gira en torno al dinero y que hay historias que aunque no sean un cuento de hadas siempre pueda haber algo que lo sostenga para llegar a donde llego

En principio apoye al frosinone para que volviese a serie A, le cogí cariño al club, al perder este con carpi mi apoyo total al benevento, se me antoja interesante ver clubes como este y el spal en los videojuegos de la próxima temporada. Gracias por estos relatos tan educativos e interesantes

Buen artículo, es interesante ver que hay más apasionados a la Serie A, los hallé de milagro buscando información sobre “Las Brujas” del Benevento.

Deja un comentario

*