Un tridente ganador

Estadio El Teniente - Benjamín Mejías Valencia bajo licencia creative commons 2.0

Que Brasil se proclame campeón de un Sudamericano Sub-17 es más frecuente que ver a cualquier otro país celebrando ese título. De hecho, la selección brasileña ha conquistado 12 de las 17 ediciones disputadas del torneo. El último éxito se produjo anoche al imponerse por 5-0 a Chile en el broche final a este torneo celebrado en Chile durante casi un mes. 7 victorias, 2 empates, ninguna derrota, 24 goles a favor y 3 en contra son los sobresalientes registros de un equipo que, sostenido por su destacado tridente ofensivo, dominó el Sudamericano Sub-17 de principio a fin. El trío lo componen Vinicius Junior, Lincoln y Paulinho. Brasil ha contado con el mejor futbolista del campeonato (Vinicius Jr), con el máximo asistente (Alan), con el máximo goleador (Vinicius Jr) y con el segundo máximo anotador (Lincoln). Su próximo gran examen estará el próximo mes de octubre en el Mundial Sub-17 que acogerá India. Hasta entonces, más de un club importante de Europa le dará vueltas a lo que sus ojeadores han visto en este Sudamericano Sub-17 que aumenta el status de Vinicius Junior (Flamengo) como uno de los juveniles más prometedores del panorama mundial.

Once tipo de Brasil durante el Sudamericano Sub-17:

brasil

Vinicius Junior (2000 / Flamengo)

Pese a sus 16 años, lo cierto es que Vinicius Junior ya llegaba a este Sudamericano Sub-17 con muchas expectativas creadas a su alrededor después de su gran Copa Sao Paulo de Juniors en el mes de enero. Juega como extremo izquierdo en un 4-3-3 (ahí empiezan algunas de las comparaciones con Neymar), es diestro, muy habilidoso y con mucho gol. Su facilidad goleadora tiene mucho que ver fundamentalmente con la superioridad técnica y física que tiene con respecto a los rivales. En este Sudamericano Sub-17 se pudo comprobar varias veces el temor que tenían algunos equipos rivales a dejar a Vinicius Jr en situaciones de uno contra uno frente al lateral derecho de turno. Llama la atención su combinación de agilidad, velocidad, técnica, manejo de ambas piernas y gol. Hace mucho daño tanto en el uno contra uno como buscando la pelota con desmarques a la espalda de la defensa. Su conducción de balón y su regate causan estragos. Busca el balón permanentemente y recibe muchas faltas. Quizás la mayor crítica que se le puede hacer a su juego es que a veces podría jugar algo más simple, más sencillo, sin tanto adorno o floritura; o un cierto individualismo. No obstante, son tan solo 16 años a sus espaldas. El mejor del torneo.

Lincoln (2000 / Flamengo)

Compañero de Vinicius Junior también a nivel de clubes, puesto que ambos militan en la cantera del Flamengo, detalle que se nota en el entendimiento que desarrollan sobre el terreno de juego. Lincoln es el ‘9’ indiscutible de esta Sub-17 brasileña a la que aporta su notable juego de espaldas a portería. Alto, fuerte y con buena capacidad de salto para dominar el remate por alto. Lincoln confirmó durante el torneo que sabe jugar con criterio el esférico fuera del área y asociarse bien con futbolistas más habilidosos como Paulinho, Alan y Vinicius Jr. Sus 5 goles anotados convirtieron al ariete del Flamengo en el segundo máximo realizador del campeonato.

Paulinho (2000 / Vasco da Gama)

Poco o nada tienen que ver sus características con las del conocido Paulinho que pasó hace unos años por el Corinthians y por el Tottenham inglés. Este Paulinho es un extremo derecho de los que se sienten cómodos pegados a la línea de cal y que también intercambió su posición durante algunos partidos con Vinicius Jr. Veloz, con facilidad para el regate y buen disparo desde media distancia con el pie derecho, como demostró con un golazo desde 25 metros en la primera fase en el 1-0 contra Venezuela. Además, en Brasil también destacó el papel de Weverson como lateral izquierdo o el de Alan cerca de la mediapunta. Weverson es un lateral zurdo con mucha potencia y proyección ofensiva: por su banda y con sus internadas llegaron varios goles del conjunto brasileño. Por su parte, Alan, con el ’10’ a la espalda, se encargaba de ocupar la zona de interior izquierdo aunque con tendencia a moverse hacia la mediapunta. Bajito, con muy buen nivel técnico y gran peligro en la ejecución de jugadas de estrategia. Alan fue una pieza importante a la hora de bajar a recibir el balón con la finalidad de crear juego y distribuir el balón en Brasil. Vinicius Junior, Lincoln y Paulinho. Tres jóvenes promesas brasileñas que ahora deben seguir trabajando y evolucionando.

Foto de portada: Estadio El Teniente – Benjamín Mejías Valencia bajo licencia creative commons 2.0

Related posts

Deja un comentario

*